alerta sanitaria

Las 71 residencias geriátricas de Navarra suman 316 fallecidos en un mes

Los muertos por coronavirus o con síntomas de padecer la enfermedad alcanzan los 214

10.04.2020 | 00:37
Un usuario de Amma Oblatas toma el aire en el interior de la residencia.

pamplona – El número de fallecidos en residencias de mayores a causa del coronavirus se eleva en Navarra a 214 personas en el último mes, un cifra que contiene 102 muertes más que la facilitada por Derechos Sociales hace tres días –cuando se contabilizaban 112 decesos– y que responde a un cambio en la nueva metodología de recuento de fallecidos, ya que hasta ahora muchas de las residencias solo reportaban las muertes de casos que habían dado positivos y no los que habían fallecido con síntomas.

En total, los 71 centros residenciales de ancianos de Navarra han contabilizado 316 muertes entre el 8 de marzo y el 8 de abril, de las que 214 estarían relacionadas con el COVID-19 –71 corresponden a personas que habían dado positivo y 143 a casos con síntomas compatibles pero a los que no se les habría realizado la prueba– y 102 habrían fallecido por otras causas.

Los datos fueron ofrecidos ayer en rueda de prensa por la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, que explicó que el miércoles, tras una nueva orden ministerial del Ministerio de Sanidad, se ha cambiado "parcialmente" los datos que se piden a las residencias. De esta manera, según la nueva metodología de recuento, prosiguió Maeztu, ahora se contabilizan los fallecidos con positivo confirmado y aquellos que presentan síntomas.

En concreto, estos datos se enviarán al Ministerio dos días a la semana e incluyen información de todos los centros residenciales de Derechos Sociales (mayores, discapacidad, menores y exclusión social).

En cuanto a la incidencia del virus en las residencias de ancianos, los casos positivos ascienden a 448 personas, sobre un total de 5.835 usuarios. De ellas, 56 están hospitalizadas y 392 cursan la enfermedad en las propias residencias. Asimismo, son 366 personas las que presentan síntomas compatibles con el COVID-19 y las bajas de profesionales ascienden a 397, en un sector con una plantilla de en torno a 4.000 personas. En el cómputo global, se han realizado 841 pruebas de coronavirus en estas residencias de las que el 69,92% han resultado positivas.

Como dato positivo, en este momento, un 49,3% de las residencias de mayores no registra ningún caso confirmado de coronavirus ni sospechoso.

Otros centros Por otra parte, en los centros de discapacidad, los positivos confirmados ascienden a 96 personas de un total de 1.025 plazas. De ellas, 16 están hospitalizadas y 80 permanecen en las residencias. Asimismo, son once las personas que presentan síntomas compatibles con la enfermedad y que están sin confirmación. En cuanto a las personas fallecidas desde el 8 de marzo, son cuatro y todas ellas con COVID-19 confirmado. En este sector, el personal de baja asciende a 86 profesionales. Cabe señalar que en el 73,5% de los centros no hay ningún caso positivo ni sospechoso.

Sobre los 70 centros de menores, Maeztu señaló que del total de 519 plazas, hay dos casos de coronavirus, uno de ellos confirmado y el otro con síntomas. Por su parte, en el único centro residencial de exclusión social no hay ninguno.

En breve

El 70% de las pruebas dan positivo. En el cómputo global, se han realizado 841 pruebas de coronavirus en estas residencias de las que el 69,92% han resultado positivas. Seguirán los test. La consejera Carmen Maeztu recordó que se han intensificado las medidas de prevención en las residencias con distintas acciones, entre ellas la realización de test de coronavirus, una línea de trabajo que va a continuar hasta alcanzar al 100% de los usuarios con síntomas.Monitorización de centros. Desde el comienzo de la pandemia, Derechos Sociales puso en marcha un dispositivo de seguimiento de las residencias para conocer en cada momento la situación y las necesidades de cada centro y así tomar decisiones.

Mismas medidas para los casos posibles. Maeztu remarcó que tanto a las personas que han dado positivo como a las que presentan síntomas, se les vienen aplicando las mismas medias de prevención, establecidas en el protocolo dictado por Salud y Derechos Sociales.