La ansiada desescalada activa el consumo pese a los límites de aforo y las dudas

Navarra apela a la responsabilidad en la apertura general del comercio pequeño

12.05.2020 | 00:43
La lencería Medina, de la calle Mayor de Pamplona, con la clienta Txuri y la dependienta Mirentxu, en la tarde de ayer.

PAMPLONa – La fase 1 de la empinada desescalada que se avecina vio la luz ayer en Navarra con ansia entre los consumidores, que activaron el comercio pequeño y de barrio. La actividad tuvo una apertura generalizada pese a los límites de aforo y las incertidumbres y dudas en cuanto a los accesos y protocolos de higiene. No hay franjas horarias para acudir a los establecimientos o a las terrazas hosteleras. El Gobierno foral hizo ayer un nuevo llamamiento a la responsabilidad ciudadana para cumplir con las medidas de desinfección e higiene, que son cruciales para la buena senda de los navarros durante esta fase y que se pueda ir ascendiendo. El comercio textil deja a su clientela probarse la ropa siempre y cuando se desinfecten las manos y cumplan con la oportuna limpieza. La hostelería, que abrió en un porcentaje residual del 10%, respondió ante una clientela deseosa de reencontrarse con amistades, familias, copas, tazas y cocina variada.

Fue una reapertura comercial, en el camino hacia esa nueva normalidad, con "buenas sensaciones" y con la percepción de que los clientes tenían "ganas" de acudir a los establecimientos a realizar sus compras, según las asociaciones del sector. En Pamplona, la imagen de ayer fue de "despertar" y "nada tenía que ver con el panorama que teníamos estos dos meses atrás con el cierre total de los establecimientos", destacó Carlos Albillo, gerente de la Asociación de Comercio, Hostelería y Servicios del Casco Antiguo de Pamplona. Albillo señaló que la apertura de comercios fue "mayoritaria" y señaló que en algunas tiendas las ventas habían ido de forma paulatina y en otras francamente bien". Resaltó que "no ha habido ningún problema de aglomeración de público y que los clientes cumplieron con las normas en todo momento". La gerente de la Asociación Ensanche Área Comercial, María Jesús Alonso, destacó la apertura generalizada de comercios y que había "más movimiento por ejemplo en droguerías o ferreterías" que en textil. Resaltó que los comerciantes tenían "muchas ganas" de que llegara el momento de poder reabrir sus establecimientos y subrayó que "están preparados para vender y transmitir al cliente que somos locales seguros y lo podemos demostrar". En este sentido, explicó que se ha repartido a los establecimientos asociados unos carteles identificativos para que el cliente sepa que "somos seguros" y que "se han adoptado todas las medidas que marcan las instituciones". "Si sale algún nuevo decreto que nos obligue a más medidas, también lo haremos", garantizó.