alerta sanitaria

Ponen en marcha un proyecto que mide la inflamación de la vía respiratoria por COVID-19

Ha surgido mediante la colaboración de la UPNA, el CHN y Navarrabiomed

13.05.2020 | 02:03
De izq a dcha. Fco. Javier Arregui, Juan María Pérez, Ignacio Matías y Leyre Ruete.

PAMPLONA – La empresa Eversens de base tecnológica en la UPNA, en colaboración con el Complejo Hospitalario de Navarra y Navarrabiomed, ha puesto recientemente en marcha el proyecto COVNO, que busca medir la inflamación de la vía respiratoria mediante el análisis del aire exhalado. La iniciativa, que resultó premiada en los Premios Innovación y Emprendimiento contra la COVID-19, emplea la tecnología evernoa como marcador de diagnóstico, pronóstico y respuesta al tratamiento en la enfermedad del coronavirus.

Según explicó Leyre Ruete Ibarrola, investigadora de la UPNA y socia fundadora de Eversens, "la idea del proyecto es utilizar los biomarcadores en aire exhalado para medir de forma indirecta esta inflamación y proporcionar la información al profesional sanitario". Sobre el procedimiento aclaró que la prueba que se realiza "es similar a una alcoholimetría; es decir, es necesario exhalar en el dispositivo y este realiza de forma automática el análisis de la muestra".

uso en el punto de atención Una de las principales ventajas de esta tecnología es que al tratarse de dispositivos para su uso en el punto de atención, no es necesario desplazar el paciente a otra sala ni es preciso manipular en laboratorio una muestra potencialmente peligrosa. Además, la técnica no es invasiva y es inocua para al paciente.

Eversens trabaja ahora en la adecuación del sistema neumático para que pueda ser usado de forma segura por pacientes con COVID-19. Los resultados preliminares han sido positivos y se está finalizando la verificación y validación para usar el dispositivo con las adaptaciones realizadas.

Posteriormente, una vez realizado el estudio, llegará la fase de análisis de resultados, donde se verá la utilidad del uso del análisis de la respiración. La última parte del proyecto será la difusión y transferencia de los resultados, ya que el objetivo es que el mayor número de profesionales sanitarios y, por lo tanto, de pacientes de la COVID-19 puedan beneficiarse de los resultados del proyecto.