Navarra valora positivamente la bajada de las tasas universitarias

El consejero Cigudosa ha votado a favor del retorno progresivo a las tasas del curso 2011-2012 durante la Conferencia General de Política Universitaria

27.05.2020 | 19:38
Juan Cruz Cigudosa, consejero de Universidad, Innovación y Transformación Digital.

El consejero de Universidad, Innovación y Transformación Digital, Juan Cruz Cigudosa, ha valorado positivamente la bajada de tasas universitarias acordada durante la Conferencia General de Política Universitaria mantenida este miércoles.

En la sesión, desarrollada de manera telemática entre las distintas comunidades y el ministro de Universidades, Manuel Castells, se ha establecido que las tasas de primera matrícula en los estudios de grado regresen a los precios vigentes durante el curso 2011-2012. Una decisión que ha sido apoyada por la Comunidad foral.

"Este acuerdo supone un gran esfuerzo presupuestario y refleja el compromiso del Gobierno de Navarra para que esta pandemia afecte lo menos posible en el acceso a la Universidad", ha destacado Cigudosa a través de un comunicado.

Según ha explicado, en Navarra esta medida se implantará de forma progresiva durante los tres próximos años con el fin de "hacer más llevadero ese esfuerzo, que supone cerca de medio millón de euros".

"Valoramos la medida de forma positiva para mejorar el binomio tasas/becas en Navarra: se trata de dotarnos un sistema de ayudas que asegurarán que la crisis no deje sin recursos económicos a nadie que quiera acceder a la universidad", ha apuntado el consejero, quien ha recordado que esta propuesta "estaba ya recogida" en el acuerdo de acuerdo de gobierno suscrito por los partidos que sustentan el Ejecutivo foral.

En este sentido, ha destacado que el Gobierno de Navarra se encuentra "alineado" con el Ejecutivo central "para salir juntos de la crisis, potenciando el conocimiento como la mejor herramienta de cambio económico y social".

Esta medida se suma al plan de choque elaborado por el propio departamento, que busca "asegurar el papel de la universidad como ascensor social" y que contempla, entre otros aspectos, ayudas de emergencia social para la comunidad universitaria y una revisión del sistema de becas.