Una empresa navarra, uno de los principales focos de coronavirus en Marruecos

El Ministerio de Salud marroquí cierra aldeas y poblados de la zona donde opera Natberri, dedicada a la fruta y que concentra 103 casos

20.06.2020 | 16:41
Vecinos de Raban pasean por las calles de la ciudad con mascarilla

El Ministerio de Salud marroquí ha informado de que el foco más grave de coronavirus aparecido en el país se concentra en dos empresas españolas de tratamiento de fresas y otras frutas, ambas situadas en una región agrícola situada entre Larache y Rabat. Según sus datos, solo en la planta de la empresa sevillana Frigodar han aparecido 457 casos positivos, mientras que en la de la navarra Natberry ascienden a 103.

El Ministerio marroquí ha cerrado por completo los accesos a varias aldeas y poblados de la región frutícola donde operan Frigodar y Natberry, salvo casos de extrema necesidad, y esto precisamente en el día en que se anunciaba el paso de la mayor parte del país a medidas de desconfinamiento.

La empresa sevillana Frigodar, en cuyas instalaciones en Marruecos se han detectado casos positivos de coronavirus, ha decidido el cierre preventivo en lo que queda de año de la actividad mientras aguarda conocer los datos oficiales en torno al número de trabajadores contagiados.

El consejero delegado de la empresa, Jerónimo Díaz, ha explicado a Efe que la empresa ha decidido no seguir este año con las campañas agrícolas previstas con la idea de retomar la actividad en febrero de 2021, mientras están a la espera de conocer los datos del número de afectados.

Díaz ha indicado que la campaña comenzó con normalidad y mayores medidas de seguridad, y que no fue hasta que se acercó su conclusión cuando se reportaron los primeros casos positivos en la zona.

El pasado 12 de junio les informaron de que en un pueblo cercano "había casos positivos, y que uno de los positivos era un chófer de una empresa que se dedica a llevar trabajadores de un sitio a otro, que además venía a nuestra fábrica, con lo que se paró la entrada de este señor y todo el personal que tuvo contacto con él".

El pasado lunes, ha proseguido, se envió un correo al personal avisando que había que parar la actividad para priorizar la seguridad de los trabajadores, todo ello sin saber con exactitud cuántos empleados se habían sometido a los test: "Hay quien dice que 1.038 y otros 1.070".

El consejero delegado ha recordado que, para hacerlo, insistieron "en llamar a todo el personal a la vez, algo arriesgado, porque era meter a 1.000 personas en un sitio en el que no coinciden, porque hay turnos de mañana, tarde y noche". Por ahora en la empresa no tienen comunicación oficial de los casos reales.

noticias de noticiasdenavarra