Brote en Tudela: las tres residencias aíslan a sus mayores del exterior

Las 350 personas que viven en ellas no podrán recibir visitas ni salir fuera de sus instalaciones

10.07.2020 | 12:31
Un grupo de personas esperan en el exterior del Hospital Reina Sofía a ser llamados para realizarles las pruebas PCR
El brote de COVID-19 detectado en Tudela a raíz de una boda suma ocho nuevos casos, uno de ellos en un centro de personas con discapacidad, por lo que ascienden a 31 los positivos confirmados, según ha informado la consejera de Salud, Santos Indurain.
 
La consejera ha dado a conocer estos datos en declaraciones a los medios de comunicación en el Hospital Reina Sofía de Tudela, al término de una reunión con el equipo sanitario de esta área de salud.
 
La cifra de casos podría aumentar en las próximas horas puesto que se continúan realizando pruebas durante todo el día de hoy, ha añadido la consejera.
 
Además de este brote, el Gobierno de Navarra comunicó este jueves la existencia de otro en ese caso en Pamplona con cinco personas afectadas de un mismo entorno familiar.
 

Residencias confinadas

Las tres residencia de mayores de Tudela han decidido asilarse del exterior tras el brote de coronavirus detectado entre los asistentes a una boda, por lo que las 350 personas que viven en ellas no podrán recibir visitas ni salir fuera de sus instalaciones.

Así lo ha anunciado esta mañana el alcalde Alejandro Toquero, tras contactar con los responsables de los tres centros y decidir aplicar a Nuesta Señora de Gracia y Torre Monreal lo que ya ayer decidió la Casa de Misericordia.

"Lo hacemos por seguridad, para adelantarnos a posibles acontecimientos", ha dicho en unas declaraciones a los medios de comunicación en las que ha subrayado que "tenemos que proteger a los mayores porque son la gente más vulnerable" y "adelantarnos es vital".

Toquero ha señalado además que esta mañana se reunirá en el Ayuntamiento con la consejera de Salud, Santos Induráin, con quien analizará los últimos datos del brote y las posibles medidas a tomar "siempre en coordinación" para intentar evitar su expansión.

Aunque el alcalde ha indicado que corresponde a las autoridades sanitarias ofrecer los datos sobre la evolución del brote, sí ha comentado que los conocidos ayer por la tarde, con 23 personas infectadas, se corresponden a la jornada del miércoles y desde entones se ha seguido realizando pruebas PCR a los contactos y a "contactos de contactos", por lo que "los positivos seguramente crecerán".

"Se están analizando desde el paciente cero todos los contactos" y "haciendo un recorrido por los espacios" en los que estuvieron los invitados de la boda, ha explicado, y ha agradecido la actitud de dos bares que, aunque sus trabajadores han dado negativo, han decidido voluntariamente cerrar y desinfectar los locales.

Por eso ha pedido a la ciudadanía que no haga caso de rumores ni bulos que circulan por las redes sociales y que como referencia tomen únicamente la información oficial que proporcionan el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Tudela.

"Pondremos todos los recursos necesarios para frenar cuanto antes este rebrote, pero también necesitamos de la responsabilidad de los ciudadanos, que no se relajen y no olviden cómo estábamos confinados hace dos meses", ha instado Toquero.

Y ha defendido el uso de la mascarilla "sí o sí para el bien de todos, en recintos interiores y en el exterior", el mantenimiento de las medidas de higiene y la distancia social, y acudir con rapidez a los centros sanitarios si se tiene algún síntoma compatible con coronavirus,.

Una "responsabilidad" que espera especialmente en las próximas fechas, cuando Tudela no podrá celebrar sus fiestas patronales.

De hecho ha subrayado que el Ayuntamiento, a fin de evitar aglomeraciones, no va a permitir sacar a la calle música ni barras, ningún acto de ocupación de la vía publica, ni tampoco la ampliación de terrazas ni horarios a los establecimientos de hostelería.