Navarra obliga a usar mascarilla desde el viernes a mayores de 12 años: la multa por no llevar, 100 euros

Será obligatorio en la vía pública y en espacios al aire libre; en espacios cerrados de uso público donde haya otras personas y en todo transporte público privado

15.07.2020 | 11:20
Navarra obliga a usar mascarilla desde el viernes a mayores de 12 años: la multa por no llevar, 100 euros

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha dictado una orden foral por la que se declara como obligatorio el uso de la mascarilla para las personas a partir de doce años de edad aunque se cumpla la distancia de seguridad de 1,5 metros. La orden foral entrará en vigor a las 00.00 horas del viernes, 17 de julio, y la multa a quien no la lleve, con carácter general, será de 100 euros. CONSULTE AQUÍ LA ORDEN FORAL*

En concreto, el uso de la mascarilla será obligatorio en la vía pública y en espacios al aire libre; en espacios cerrados de uso público o que se encuentren abiertos al público y se pueda concurrir en el mismo espacio con otras personas; y en todo tipo de transporte público privado, excepto cuando los ocupantes sean convivientes en el mismo domicilio.

EXCEPCIONES DE USO

Se exceptúa el uso de mascarilla en el momento en que se esté consumiendo alimentos y bebidas y/o en actividades que puedan resultar incompatibles con su uso; durante el ejercicio de la actividad deportiva, siempre que se pueda garantizar la distancia de seguridad interpersonal (se utilizará la mascarilla durante todo el tiempo de circulación entre espacios comunes en instalaciones o centros deportivos) y durante el momento de baño en piscinas u otros lugares habilitados para el baño.

También queda exceptuado el uso de mascarilla en los centros de trabajo de titularidad pública y privada, siempre y cuando se pueda garantizar la distancia interpersonal de seguridad de 1,5 metros entre los trabajadores.

Igualmente, no será obligatoria la mascarilla en el caso de personas que presenten algún tipo de dificultad respiratoria que pueda verse agravada con el uso de la mascarilla y en personas que por su situación de dependencia o discapacidad no dispongan de autonomía para quitarse la mascarilla o personas con alteraciones conductuales que hagan viable su utilización. Tampoco será obligatoria en situaciones de fuerza mayor.

Una residente protegida con mascarilla de la 'Casa de Misericordia' habla con un familiar en el exterior. EP

REUNIONES FAMILIARES

Por otro lado, la orden foral recomienda el uso de mascarilla en espacios abiertos o cerrados, de carácter privado, cuando se celebren reuniones de personas procedentes de diferentes núcleos familiares, a pesar de que se pueda garantizar la distancia de seguridad.

Además, la obligatoriedad se extiende al uso adecuado de la mascarilla, de forma que debe cubrir desde parte del tabique nasal hasta el mentón, incluido.
 
La consejera de Salud explica en la orden foral que "la detección de varios brotes de casos positivos y el incremento de casos detectados de personas asintomáticas obliga a reforzar las condiciones de uso de las medidas de protección y, específicamente, el uso de la mascarilla en la vía pública, espacios al aire libre y espacios cerrados de uso público o que se encuentren abiertos al público, independientemente de si se cumple o no la distancia interpersonal de seguridad en estos espacios".
 
La orden foral prevé que el uso de mascarillas en los centros escolares de Navarra se regirá por las disposiciones específicas que se dicten al efecto, "en función de la situación epidemiológica del momento".
 
Además, se establece que corresponden a los ayuntamientos y a la Administración de Navarra, en el ámbito de sus respectivas competencias, las funciones de vigilancia, inspección y control de las medidas establecidas en la orden foral. Los posibles incumplimientos se sancionarán de conformidad con la ley general de Salud Pública.
 
Asimismo, se prevé que los titulares de los establecimientos, espacios o locales garantizarán el cumplimiento de esta obligación en dichos locales.
 
Se realizará una campaña informativa por parte de las autoridades sanitarias y órganos competentes en la vigilancia, inspección y control de las obligaciones de la ciudadanía en el uso de mascarillas.


Encuentro multilateral sobre temporeros agrarios


Más allá de esta medida concreta, el Gobierno de Navarra va a abrir un proceso de revisión del grado de aplicación y la actualización de la actual normativa aprobada con el paso a la llamada "nueva normalidad" a finales de junio desde el prisma de la actual situación epidemiológica y teniendo en cuenta los parámetros expuestos en el Consejo Interterritorial sobre la respuesta temprana a los brotes. Estas cuestiones, así como otras novedosas como intentar garantizar la trazabilidad de las y los participantes en distintos eventos o actividades para mejorar la eficacia en el rastreo de contactos, serán objeto de normativas de inferior rango en los próximos días.

La trazabilidad es también un elemento contemplando dentro de otro tema incluido en la agenda del Gobierno para anticiparse y prevenir posibles brotes a la vista de lo sucedido en Lleida y Huesca. Se trata de minimizar los riesgos en torno a la actividad laboral y condiciones de alojamiento de personal que trabaja en las diversas temporadas de recolección de productos agrícolas. En este sentido, recientemente se celebró una reunión entre los servicios de salud pública de Navarra, Euskadi y La Rioja para compartir información. Esta misma semana, el Departamento de Salud ha liderado otro encuentro en Navarra en el que han participado organizaciones como UAGN, EHNE, CCOO, UCAN, AN o ALINAR, así como responsables del Ejecutivo foral en las áreas de Salud, Derechos Sociales, Administración Local, Políticas Migratorias, y Desarrollo Rural y Medio Ambiente, además de la Federación Navarra de Municipios y Concejos. Por último, cabe indicar que hoy el director general de Salud, Carlos Artundo, y su homólogo de Agricultura, Ignacio Gil, participan en un consejo interterritorial para abordar también este asunto a nivel estatal. Los resultados y medidas a tomar serán tratados por el Ejecutivo y las partes implicadas antes de final de mes, dado que en agosto empieza la campaña agraria.


Navarra, tercera comunidad que más PRC hace por 1.000 habitantes


La capacidad de Salud Pública y del sistema asistencial para poder adelantarse y manejar posibles brotes son, junto a la situación epidemiológica, los tres parámetros que se incluyen en el "Plan de Respuesta Temprana en un escenario de control de la pandemia del COVID-19", trasladado esta semana por el Ministerio de Sanidad a todas las comunidades autónomas, y que también está siendo estudiado por el Gobierno de Navarra para una posterior aprobación en el Consejo Interterritorial.

Este documento establece una serie de valoraciones de riesgo y un menú de respuestas proporcionadas a cada posible escenario en función de la situación de cada comunidad. Navarra, que viene de unas semanas con una situación compleja en algunos momentos por el repunte de casos y varios brotes que están siendo controlados, cuenta con el plan de contingencia solicitado y ha reforzado el equipo de rastreo de contactos, que ha pasado de 21 a 31 personas.

Navarra también se ha situado ya como la tercera comunidad autónoma que realiza más PCR con una tasa de 131 por 1.000 habitantes, en un tramo similar a La Rioja y Asturias. El ranking lo encabeza la Comunidad Autónoma Vasca. Los indicadores, tanto de reservas estratégicas de materiales como mascarillas (en muchos casos hay para más de 3 meses) o la capacidad de incrementar puestos convencionales o de UCI (se ha triplicado el número de respiradores) también son elementos que en esta evaluación se tendrán en cuenta.

Hasta la actualidad la fluctuación de casos y brotes no se han traducido en una tensión en el sistema sanitario hospitalario, al tratarse de casos leves o asintomáticos que no precisan de ingresos y de detectan a tiempo. Lo que sí se prevé es reforzar la comunicación y sensibilización a población en general, especialmente al público joven, ya que la gran mayoría de los contagios se están produciendo en el ámbito de relaciones familiares y sociales (es decir, no en el ámbito sanitario, sociosanitario y laboral) con una bajada de la edad media, hasta el punto de que durante la pasada semana un de cada tres contagios eran de persona de entre 20 y 30 años.

Los consejos sobre el correcto uso de la mascarilla también serán objeto de información y divulgación para garantizar su eficacia como barrera de transmisión.

*La Orden Foral indica por error que el uso de mascarillas será obligatorio a partir de 6 años, cuando es a partir de 12.