El Parlamento foral rechaza los disturbios ocurridos en Alsasua

Bildu considera “lamentable” lo sucedido, pero denuncia su instrumentalización política

15.09.2020 | 00:46
Un bombero trata de sofocar el fuego de un contenedor ardiendo en Altsasu.

pamplona – La Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra aprobó ayer lunes una declaración institucional para rechazar los disturbios registrados el pasado fin de semana en Altsasu y realizar un llamamiento a la "responsabilidad individual" de la ciudadanía ante la pandemia de covid-19.

La declaración fue presentada por PSN, Geroa Bai y Podemos y recabó el apoyo de Navarra Suma e Izquierda-Ezkerra, mientras que EH Bildu se abstuvo en el primer punto y votó a favor del segundo.

Así, en el primer punto del texto, la Cámara foral rechaza los disturbios sucedidos en la madrugada del día 13 de septiembre en la localidad del Alsasua, así como "cualquier expresión violenta similar que provoque daños materiales y personales".

Asimismo, el Parlamento de Navarra reitera por unanimidad "el llamamiento a la responsabilidad individual del conjunto de la ciudadanía para respetar las medidas sanitarias que se van dictando por las autoridades, con el fin de hacer frente a la pandemia del covid-19 y a la grave crisis sanitaria que estamos viviendo".

En declaraciones a los periodistas tras la Mesa y Junta de Portavoces de la Cámara, el parlamentario de Navarra Suma Carlos Pérez-Nievas considera que Alsasua "tiene un problema de violencia que tiene que afrontar". Pérez-Nievas dirigió parte de sus críticas al alcalde de la localidad, Javier Ollo, por haberse "mantenido en silencio" durante el fin de semana. En su opinión, "el alcalde tiene que ser valiente, dar un paso al frente porque Alsasua está en los medios de comunicación por la violencia". A juicio del ayer portavoz de Navarra Suma, formación sin concejales en esta localidad, Alsasua tiene un problema que tiene que resolver" y reclamó "afrontarlo de manera contundente". Horas más tarde, el propio alcalde de Altsasu, haciéndose eco de un tuit del Parlamento de Navarra sobre el rechazo de los disturbios acaecidos, tuiteaba: "Ante unos hechos absolutamente inadmisibles, yo como Alcalde y la sociedad alsasuarra sentimos verdadera vergüenza e indignación".

Dentro de la ronda de los distintos portavoces en el Parlamento, el del PSN, Ramón Alzórriz, pidió "responsabilidad y compromiso" con las medidas sanitarias y también ha expresó su "apoyo explícito" a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad que "son los garantes de que se cumplan las medidas que este Gobierno dicta en beneficio del conjunto de la sociedad".

Por parte de Geroa Bai, Uxue Barkos rechazó los disturbios producidos, llamó a la responsabilidad al conjunto de la población y remarcado que "en este momento el seguimiento y las medidas excepcionales que están solicitando las autoridades sanitarias son absolutamente fundamentales".

En representación de EH Bildu, Adolfo Araiz se mostró sorprendido de que se haya presentado una declaración sobre lo ocurrido cuando "a lo largo del verano hemos visto con distintos niveles de intensidad que también se han producido incidentes". A su juicio "se ha tratado nuevamente de poner el fondo en una población que no se merece esto". Subrayó Araiz que la coalición abertzale "no comparte" este tipo de situaciones, que "nos parecen lamentables", y remarcó que "la situación del covid no está para tonterías y "no se puede jugar con la salud de la colectividad". "Nos parece lamentable, pero en otras localidades también ha habido incidentes y nadie ha traído declaraciones", agregó. Por último, Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, rechazó "cualquier tipo de disturbios", pero reclamó también que se deje de "intentar sacar rédito" de una situación así. "Ya vale de utilizar a la población de Alsasua, y de que Alsasua sea noticia".