Desplome de la actividad judicial en Navarra por la alerta sanitaria

Los lanzamientos practicados descendieron un 93,2% en la Comunidad foral en el segundo trimestre de 2020 - Entre abril y junio se registraron 6 frente a los 88 del mismo periodo del año anterior

25.09.2020 | 11:34
Vista de la Sala 102 del Palacio de Justicia, vacía.

La actividad de los órganos judiciales de Navarra sufrió un importantísimo descenso durante el segundo trimestre de 2020, el más afectado por la situación sanitaria causada por el COVID-19. La suspensión de los plazos procesales como consecuencia de la declaración del estado de alarma el 14 de marzo supuso la completa paralización de la actividad jurisdiccional en toda España, a excepción de los servicios esenciales, y la desescalada se realizó en distintas fases, de forma paulatina y escalonada.

Las medidas asociadas al estado de alarma a consecuencia del COVID tuvieron un profundo efecto en la actividad de los órganos judiciales navarros durante el segundo trimestre de 2020. El mayor impacto se observó en los lanzamientos. El número de lanzamientos practicados en el segundo trimestre de 2020 (6) fue un 93,2 % inferior al del mismo trimestre de 2019, cuando se llevaron a cabo 88, según el informe "Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales" que la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial ha hecho público hoy.

En los meses de abril, mayo y junio de 2020 se registró un descenso del 71% en los procedimientos derivados de ejecuciones hipotecarias (desahucios), ya que se instaron 4 frente a los 14 del mismo periodo del año anterior.

Asimismo, en los lanzamientos derivados de la LAU por el impago de alquileres se produjo un decremento del 97,2%, al contabilizar solo 2 frente a los 71 realizados en el segundo trimestre de 2019.

El número de concursos de empresas presentados en el segundo trimestre de este año descendió un 8,3% respecto al mismo periodo del año anterior (11 frente a 12). Por el contrario, en esos tres meses aumentaron los concursos de personas naturales no empresarias —16 frente a 5—, lo que supone un incremento del 54,2%.

Según este informe, en los juzgados y tribunales navarros se ha producido asimismo una disminución del 11% de los monitorios, procedimientos que sirven para reclamar deudas dinerarias líquidas, determinadas, vencidas y exigibles, e incluyen las cantidades debidas en concepto de gastos comunes de comunidades de propietarios de inmuebles urbanos.

En total, en el segundo trimestre de 2020 se han incoado 1.206 monitorios frente a los 1.355 registrados entre abril y junio de 2019.

Los despidos descienden un 21,7%


El número de demandas por despido presentadas en el segundo trimestre de este año fue de 209, 58 menos —267— que las registradas en el mismo periodo de 2019, es decir, una reducción del 21,7%.

Asimismo, los juzgados de lo Social recibieron en el segundo trimestre 236 reclamaciones de cantidad, 100 menos que en el año anterior (336).

La Ley 5/2018, de 11 de junio, de modificación de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, en relación a la ocupación ilegal de viviendas ha modificado el artículo 250.1.4º de la Ley de enjuiciamiento Civil. Desde el tercer trimestre de 2018, se dispone de información estadística de los juicios verbales posesorios por ocupación ilegal de viviendas para los casos en los que los propietarios sean personas físicas, entidades sin ánimo de lucro o entidades públicas poseedoras de vivienda social.

En Navarra, en el segundo trimestre de 2020, han ingresado 3, se han resuelto 2 y 10 se encuentran en trámite.