alerta sanitaria

La fortaleza del rastreo en Navarra

Los positivos de los que se desconoce el vínculo son uno de cada tres y están por debajo de la media estatal (38%)

14.10.2020 | 01:21
Imagen de los rastreadores ubicados en Refena. Foto: Javier Bergasa

pamplona – Cuanto más se estreche el cerco sobre el virus, cuanto más localizado esté el punto en el que ha hecho diana, el embate del coronavirus será menos complicado de doblegar.

De ahí, que una de las fortalezas de Navarra para afrontar esta pandemia sea precisamente su labor de cerco al virus. Así lo destacó ayer el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una entrevista en la Cadena Ser en la que glosó la gran capacidad del sistema sanitario navarro para rastrear y localizar el origen de los casos positivos.

La apuesta por la detección rápida del virus y la búsqueda intensa de los contactos estrechos para acotar los brotes ha sido una de las puntas de lanza del departamento de Salud del Gobierno foral para hacer frente a la pandemia. Illa lo tuvo en cuenta ayer para referirse precisamente a la Comunidad Foral: "Es verdad que Navarra tiene una incidencia acumulada muy alta, pero el 70% de los casos de allí tienen trazabilidad, es decir sabemos por qué se ha contagiado alguien y dónde se ha contagiado y esto permite actuar mucho más rápido quirúrgicamente", enfatizó ayer Illa, destacando el sistema de rastreadores que se ha impulsado desde el Gobierno foral.

En la rueda de prensa del miércoles pasado, la directora gerente del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, Marian Nuin, ya destacó que los casos de origen desconocido, es decir, a los que no se les podía atribuir un vínculo con un brote, ascendían al 30% en Navarra. De hecho, desgranó que habían bajado hasta el 28% en el mes de octubre, tras haber representado el 29% en septiembre y el 30% en agosto, por lo que cuanto más bajo sea dicho percentil más facilidades habrá para atajar la transmisión del virus. De hecho, Nuin afirmó que dicho porcentaje de conocimiento del vínculo de los casos "es un indicador de estabilidad del sistema a pesar de que tengamos una mayor incidencia de los casos".

por debajo de la media estatal En el último informe de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Renave) del Instituto de Salud Carlos III se constata en torno a este indicador Navarra ha acumulado un total de 5.328 casos de infección por Covid-19 sin contacto conocido con brotes u otros contactos estrechos. Esa cifra supone el 35,6% de los contagiados que entre el 10 de mayo y el pasado 7 de octubre se notificaron en Navarra. Como queda dicho, el éxito en la búsqueda de casos por parte de los rastreadores ha posibilitado que Navarra mejore dicho dato global en los últimos meses y que solo sean 3 de cada 10 los casos a los que no se les atribuye vinculación con otros detectados con anterioridad. Esta cifra está muy por debajo, lo cual como manifestó el ministro es un signo de fortaleza para el sistema sanitario navarro, de la media del Estado, donde no se conoce el vínculo del 38,7% de los positivos. De hecho, en comunidades como Galicia, hasta el 62% de los infectados no se sabe realmente dónde han resultado contagiados. En Navarra, además, se identifica una media de tres contactos por cada caso, con máximos de 5 personas.

LOS DATOS

Lo que dice el último informe epidemiológico: el contagio se produce en entornos de confianza. En la semana del 28 de septiembre al 4 de octubre el informe epidemiológica que redacta el Instituto de Salud Pública de Navarra –se trata del último informe disponible de este tipo– se confirmaron 2.000 casos por PCR o antígeno (303 por

100.000 habitantes). En el 42% de los casos la transmisión ocurrió en el domicilio y otros muchos casos ocurrieron en el contexto de reuniones familiares y de amigos, lo que indica que muchos de los contagios ocurren en entornos de "confianza". El ámbito laboral y escolar se asoció con el 7% de los contagios.

El 71% eran contactos o positivos. De los positivos anteriormente citados en el informe referidos a la primera semana de octubre, el 66% de estos nuevos casos eran sintomáticos y el 71% habían sido contactos de otros casos confirmados. Es decir, solo del 29% no se conoce el origen.