Borrado de archivos en las dependencias policiales

Un informe refleja que se eliminaron imágenes de los móviles de los investigados con los aparatos custodiados

25.10.2020 | 01:37

pamplona – Una agresión sexual denunciada, un policía juzgado por avisar a su cuñado y el presunto sabotaje de toda la investigación policial, que puede tener importantes implicaciones en la cúpula de la Policía Judicial, han salpicado uno de los asuntos más turbios que ha visto la Justicia navarra en los últimos años. La acusación particular recuerda además, de cara a las sospechas que se ciernen sobre el agente acusado, que en un informe de Asuntos Internos de la Policía Nacional, realizado para investigar la eliminación de dos fotografías en el móvil del detenido cuñado del policía, se registró la eliminación de muchos más archivos cuando el teléfono se encontraba requisado en dependencias de la Policía Nacional en Pamplona. Así, en enero de 2017, en las horas previas a que el teléfono fuera enviado a Madrid para hacer la extracción de sus datos, se eliminaron cerca de 40 archivos creados en diciembre de 2016. Y más de un año más tarde, el mismo día que se eliminaron esas dos fotografías, el 15 de marzo de 2018, se eliminaron también más de 10 archivos de imagen y sonido creados en fechas similares.