Los nuevos positivos en Navarra vuelven a superar los 400 en una jornada con dos muertos y 25 ingresos

Se detecta un repunte en residencias de Navarra y un empeoramiento de la gravedad de los contagiados

05.11.2020 | 01:09
Datos de coronavirus en Navarra este 5 de noviembre

Los nuevos positivos de covid-19 detectados en Navarra volvieron a rebasar el miércoles la barrera de los 400, hasta 420, tras los 340 comunicados en la jornada anterior, según los datos facilitados por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN). Se realizaron 4.359 pruebas de PCR y antígenos, que suponen una tasa de positividad de 9,6%, medio punto más que la del 3 de noviembre.

En la jornada de ayer son relevantes los 39 casos registrados en el municipio de Viana, donde se detectó un brote en la residencia de mayores. Rochapea y Txantrea, con 15 y 14 casos, le siguen en la lista, con Ribaforada de nuevo marcando cifras elevadas, 14. 11 zonas básicas y municipios sumaron 10 o más nuevos casos:




Desde el punto de vista epidemiológico, de evolución de la pandemia, el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra indica que ayer se produjeron en Navarra 25 nuevos ingresos relacionados con esta enfermedad, uno de ellos en la UCI, y se han registrado dos fallecimientos correspondientes a un hombre de 63 años y a una mujer de 89. El número total de muertes por esta causa se sitúa, por tanto, en 739.



Por zonas, en Pamplona y Comarca se registra el 51% de los positivos, el área de Estella tiene el 18%, y a la de Tudela pertenecen el 11% de los casos. El resto de positivos (20%) se reparten por otras zonas de Navarra.

En cuanto a la distribución de los casos registrados por franjas de edad, el grupo mayoritario es el de 30 a 44 años, con un 23%, seguido del de 45 a 59 años, con un 21%. A continuación, se sitúa el grupo de menores de 15, con un 19%; el de mayores de 75 años, con un 14%; el de 60 a 75, con el 10%; y, por último se encuentra el de 15 a 29 años, con el 13%. La edad media de los nuevos casos se sitúa en los 42,3 años. Respecto al género, el 53% de los casos son mujeres y el 47%, hombres.



Desde la perspectiva de la ocupación hospitalaria, según informa el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O), tras el balance de ingresos y altas, 420 personas permanecen ingresadas con y por COVID-19 (4 más que ayer), 61 de las cuales se encuentran en puestos UCI (una más que ayer) y otras 69 en hospitalización domiciliaria (uno más). Los demás, 290 pacientes, están en planta. Todas estas personas dieron positivo en una prueba PCR, sea esta infección o no el motivo de su ingreso hospitalario, y ocupan espacios COVID-19.

Sumando los positivos registrados de ayer, y tras la nueva actualización de datos realizada este miércoles por el Ministerio de Sanidad, la incidencia acumulada de infecciones por el virus, según los reportes diarios, se sitúa en Navarra en 35.210.




Se estabilizan los nuevos contagios y las hospitalizaciones pero crecen los ingresos en UCI y los fallecimientos. El informe epidemiológico de la semana pasada –entre el 26 de octubre y el 1 de noviembre– evidencia que, al menos en esos siete días, el virus ha ralentizado su ascenso, por lo que baja la cifra total de hospitalizaciones, aunque también detecta casos de covid-19 más graves que se han traducido en un incremento de los ingresos en UCI y de fallecidos, y el informe apunta como causa de ello al desplazamiento de los contagios hacia grupos de mayor edad. De hecho, la semana pasada se detectaron 373 positivos de personas mayores de 75 años, lo que supone un aumento del 44% de esta franja de edad con respecto a la semana anterior. Sobre ello ha tenido que ver un nuevo repunte experimentado en residencias, con 88 casos confirmados.

Así, los casos han descendido en el grupo de 15 a 34 años (-10%), se han mantenido sin cambios en menores de 15 años y en el grupo de 35 a 54 años, y han aumentado un 7% en los de 55 a 74 años. "Estos aumentos resultan preocupantes por su posible repercusión en casos graves y en mortalidad", apunta el informe.

El 67%, sintomáticos Entre los casos confirmados desde el 28 de septiembre han empeorado los indicadores de gravedad de los mismos: el 67% fueron sintomáticos, el 6,2% requirió ingreso hospitalario, 6,3 de cada 1.000 ingresó en la UCI y 8,3 de cada 1.000 falleció. Por ello, mientras que en la semana pasada se mantuvieron los contagios y descendieron ligeramente las hospitalizaciones –252, frente a las 264 de la semana anterior–, los ingresos en UCI ascendieron a 29, con un aumento respecto a los 24 de la semana previa, y las defunciones a 35, frente a las 31 de la semana anterior.

El aumento de la incidencia en personas de avanzada edad es un factor más que apunta a que en las próximas semanas se van a incrementar los ingresos y también las defunciones. Según los datos del informe epidemiológico, el porcentaje de positivos que requieren hospitalización es del 22,9% entre los 75 y los 84 años. El porcentaje se dispara al 32,4% en mayores de 85 años. En el caso del porcentaje de fallecimientos, en la primera franja de edad es del 4% y, en mayores de 85, del 17,4%.

La consejera Induráin ya lo expuso el martes en rueda de prensa: detrás de los contagios de mayores están los brotes familiares y de confianza, ya que en los domicilios se juntan personas de diferentes edades. Por tanto, se puede decir que, en gran medida, a las personas mayores las están contagiando sus familiares y/o allegados. De hecho, la semana pasada aumentó la transmisión en el domicilio –y eso que entró en vigor la limitación de las reuniones a convivientes–, que supone el 44% de los casos. Entre familiares y amigos albergan el 62% de los nuevos contagios.

Confinamiento: eficaz El informe epidemiológico concluye con una serie de interpretaciones y recomendaciones, entre las que se incluye la de aumentar las medidas preventivas en los próximos meses. A este respecto, sostiene que el confinamiento domiciliario se ha demostrado eficaz para frenar al virus, pero con costes sociales y económicos muy elevados. En cambio, las medidas tomadas hasta ahora, menos drásticas, "tienen un efecto modulador de la transmisión, aunque pueden ser insuficientes si los niveles de transmisión son altos".

Conclusión del informe

Transmisión estabilizada. La transmisión y los ingresos por covid-19 se han estabilizado en Navarra y los ingresos en UCI y defunciones han aumentado.

Aumento de casos en mayores. Se observa un desplazamiento de los contagios hacia grupos de mayor edad, lo que podría aumentar los ingresos y defunciones en los próximos días.

Ambiente de confianza. Más de la mitad de los contagios se han producido entre convivientes, familiares y amigos.

Cómo extinguir la transmisión. La transmisión se extinguiría si se consigue que los contactos estrechos de cada persona fueran sólo los convivientes. Si cada miembro de un domicilio evita ser contacto estrecho de personas externas, sería poco probable que la infección entrase en el domicilio.