Las obras de la plaza de Coscolín comenzarán en la primavera de 2021

Se crearán 24 viviendas, 22 plazas de garaje, locales comerciales y una plaza de 1.000 m2, con una inversión de casi 8,4 millones de euros

26.11.2020 | 12:33
El proyecto de remodelación del Horno de Coscolín

tudela – Las obras de Urbanización y construcción de 24 viviendas y 22 plazas de garaje en la futura plaza en torno al antiguo horno de Coscolín comenzarán en la primavera de 2021. Así lo anunció ayer el consejero de Ordenación Territorial, José María Aierdi, en la presentación del convenio que ha firmado con el Ayuntamiento de Tudela y que el pleno del próximo lunes deberá rubricar.

Según los cálculos que presentaron en rueda de prensa, la fase 1, en la que se construirán seis viviendas, se encuentra ya tramitándose y solo espera los últimos permisos para poder empezar los trabajos. Por otra parte, para la fase 2, según explicó Alberto Bayona, director gerente de Nasuvinsa, se entregará el proyecto la próxima semana de cara a obtener la licencia de obras. Dentro de estos plazos, se espera que en enero de 2021 se haga la firma y se comience ya con la expropiación".





Bayona destacó el hecho de que, por primera vez, "vayan a convivir las viviendas de compra venta con las de alquiler. En cada portal se mezclarán como proyecto de integración, en un proyecto ilusionante".

El vicepresidente y consejero, recordó que el proyecto llevaba aparcado más de 20 años hasta que el anterior Ejecutivo lo recuperó y firmó el acuerdo con el anterior alcalde, Eneko Larrarte, que ahora se verá hecho realidad. "Es muy importante porque este proyecto reactivará una zona que era un agujero negro en el centro de la ciudad, clave para regenerar el Casco Antiguo. Es un esfuerzo económico importante pero el impulso de recuperación será grande".

el proyecto Por su parte, Curro Blasco, ganador con el proyecto Sopas de Pan para reurbanizar esta zona y crear una plaza paralela a la plaza Vieja, destacó que "solo con la voluntad de las administraciones se podía acometer una reurbanización de esta envergadura. Es un proyecto que estuvo más de 20 años encima de las mesas y que por fin cristaliza". Para Blasco, ésta es una apuesta "más urbana que arquitectónica, que se apoya en la construcción de vivienda pero que también tendrá árboles de gran porte (que no existen en el Casco Antiguo) y aparcamientos".

Las obras tendrán complicaciones dado que es más que previsible que aparezcan restos arqueológicos (a pocos metros estaba la gran mezquita de Tudela) y ha supuesto una "compleja gestión de los inmuebles dado que en algunos no se ha podido localizar a los propietarios y se ha tenido que cambiar la forma de expropiación".

Para el arquitecto tudelano la elaboración del proyecto y la forma de dar respuesta al hueco que existía en la zona "ha sido muy estudiado, con volumetría que responde a los trazados de las calles con la importancia de los aleros, grandes ventanas y una lectura vertical de los huecos, manteniendo un respeto por el entorno y por la catedral. De hecho se pretende más integrarse que destacar". Además se ha reducido el gasto energético al mínimo, "es casi passive house", explicó.

El proyecto cuenta con distintas alturas por lo que se construirá un ascensor urbano para cubrir la diferencia entre la cota de la plaza Vieja y la de la calle Pontarrón.

El proyecto va a suponer una inversión de casi 8 millones para el Gobierno de Navarra, entre los 6,9 millones del proyecto y las edificaciones y con otros 750.000 euros para la adquisición de suelo e inmuebles. Por su parte, el Consistorio tudelano asumirá el coste de urbanización de la plazuela de Coscolín, en torno a los 400.000 euros.

en corto

Viviendas. El plan contempla la construcción de cuatro edificios alrededor de la plaza de Coscolín con un total de 24 viviendas –al 50% entre compraventa y alquiler público-, locales de uso comercial o dotacional en planta baja y un parking subterráneo de 22 plazas de garaje. Los bloques de viviendas albergarán apartamentos de una o dos habitaciones, idóneos para personas jóvenes, lo que ayudará a dinamizar en entorno

Nueva plaza. La obra creará una nueva plazuela en torno al Horno de Coscolín con alrededor de 1.000 m2 de espacio público, que estará conectada con el resto del Casco Antiguo a través de cuatro pasajes peatonales, con acceso desde la Plaza Vieja y las calles Portarrón, San Antón y Mediavilla.

la frase

José Mª Aierdi "Es una de las principales inversiones del Gobierno en materia de urbanismo en Tudela en las últimas décadas"