Restaurado el mosaico romano hallado en el yacimiento de El Villar de Ablitas

La campaña arqueológica de 2020 se ha centrado en la intervención en esta pieza, única completa descubierta en Navarra en los últimos 25 años

04.01.2021 | 12:05
Varios momentos de los trabajos de restauración del mosaico de Ablitas.

La restauración del mosaico descubierto en el yacimiento arqueológico de la villa romana de El Villar (Ablitas), único completo descubierto en Navarra en los últimos 25 años, se da por finalizada, tras la campaña de restauración realizada el pasado año en la que han participado el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento ribero.

Desde el año 2010 se han realizado campañas anuales de excavación en esta villa. Los restos descubiertos corresponden a una residencia rural de tipo señorial de grandes dimensiones, cuya importancia se explica por la cercanía a la calzada que unía Tarragona con Astorga.


El director general de Cultura - Institución Príncipe de Viana con autoridades de Abllitas y personal que ha trabajado en la restauración.

En 2018, la Dirección General de Cultura - Institución Príncipe de Viana acometió la protección de las excavaciones, con la construcción de una cubierta de 768 m2, dirigida a resguardar las estructuras arqueológicas del encharcamiento y la exposición al sol y el viento. Esta actuación conllevó una inversión total de 205.017 euros. Paralelamente, se llevó a cabo el vallado completo del yacimiento, cuyos terrenos son propiedad del Ayuntamiento de Ablitas.

El director general de Cultura, Ignacio Apezteguía, ha visitado el yacimiento en compañía de representantes municipales, personal técnico del Servicio de Patrimonio Histórico y responsables de los trabajos de restauración y consolidación del yacimiento.

INTERVENCIONES EN 2020

En esta campaña de 2020, se ha trabajado en el mosaico de la estancia nº 19, el único completo descubierto en los últimos 25 años en Navarra, que presenta una singular planta octogonal y motivos geométricos, según ha informado el Gobierno.

Excavado en 2017, se trata de un pavimento de 23,5 m2 de teselas o dados de piedra tricolor (blanco, negro y rojo), que se adorna con círculos secantes y cruces en el centro. Muchas de estas cruces están formadas por teselas de pirita, lo que le confería a este suelo un lujoso, aunque falso, aspecto dorado.

Tras la eliminación de la tierra y depósitos superficiales, como punto de partida se ha analizado la composición de las teselas y de los materiales aglutinantes, se ha consolidado la pared perimetral de la estancia, se han fijado las zonas desprendidas y se han rellenado las lagunas con mortero de cal hidráulica.

El trabajo más laborioso ha sido, ha añadido el Ejecutivo, la retirada manual, mediante escalpelo y bisturí, de las concreciones calcáreas que velaban la coloración. Los trabajos dirigidos por la restauradora Berta Balduz, han corrido a cargo de la empresa Artus restauración, S.L. y han conllevado una inversión de unos 25.000 euros.

OTROS TRABAJOS

A lo largo de estos años se han restaurado y tratado las piezas depositadas en el almacén de arqueología. La pieza más destacada del yacimiento es un pequeño Cupido o Erote descubierto en la campaña de 2013. También, si bien cabe destacar algunos fragmentos de cerámica de 'terra sigilata', dos monedas de aleación de cobre y un colgante de azabache.

Para completar la actuación se ha realizado un mapeado de detalle a partir de un levantamiento tridimensional. Finalmente, el mosaico ha quedado cubierto con una estructura de madera que lo protege y aísla.

Además, el Ayuntamiento de Ablitas, en 2020, ha realizado tareas de consolidación de varias estancias de la villa, localizadas en el ala oriental de la zona urbana de esta gran residencia rural, fechadas en el s. IV d.c.

Se caracterizan por la presencia de suelos de argamasa, varios de ellos con sistema de hipocausto (con suelo y paredes dotadas de cámaras para circulación de aire caliente), en un magnífico estado de conservación. Estos sistemas de calefactado de estancias constituyen un ejemplo singular en Navarra, por lo que se plantea continuar con su estudio en próximas campañas de excavación.

También se ha procedido a limpiar todo el conjunto y a reparar la consolidación de morteros y el rejuntado de la fábrica de los muros. Este trabajo conjunto ha sido coordinada por Oscar Sola con una inversión de 19.022 euros.

EL YACIMIENTO DE EL VILLAR

El Villar de Ablitas es un yacimiento arqueológico que se localiza al Sur de Navarra, a 3,7 Km al este de la población de Ablitas y a la izquierda de la carretera que une esta localidad con Ribaforada. Se enmarca dentro de las grandes 'villae rustica', que organizan el territorio rural en época romana de la zona del Valle del Ebro y de sus afluentes, en este caso, del río Queiles, aunque no se sitúa en su vega propiamente dicha.

La presencia romana en la zona supuso el desarrollo de un nuevo patrón de asentamiento en el mundo rural, donde las 'villae' jugaron un papel fundamental en la estructuración y ocupación del territorio. Eran unidades de explotación agrícola de carácter unifamiliar, integradas por un territorio más o menos extenso, destinado a esa explotación. Contaban con un edificio o conjunto de edificios vinculados tanto a las funciones residenciales como de transformación, elaboración y almacenamiento de los productos agropecuarios.

El Villar se ajustaría a este modelo, con una dedicación a la explotación de los recursos del territorio (cereal, producción de vino y aceite y otros cultivos menores) y cuya misión sería abastecer a las ciudades cercanas, (Cascantum, Belsinone) dada su cercana ubicación al trazado de la vía romana denominada 'Vía de ITALIA IN HISPANIAS'.

Unía Tarraco (Tarragona) y Astúrica Augusta (Astorga). En concreto, en el tramo entre Cascantum (Cascante) y Belsinone (Mallén), Ablitas cuenta con otro magnífico ejemplo en el yacimiento de Los Corrales. La vía romana discurre a una distancia de 500 m al sur de la villa, por lo que se descarta que sea un yacimiento asociado directamente a ella.