Cinco casos en el cribado de Lumbier hacen ya medio centenar

Se realizaron 338 test antígenos y solo dieron positivo el 1,4% de los casos

15.01.2021 | 21:35
Personas esperan ayer en el centro cívico de Lumbier a hacerse un test.

Lumbier ya dispone de su radar del coronavirus en que se dibuja que la enfermedad afecta ya a medio centenar de casos activos de covid-19. El cribado efectuado ayer en el centro cívico de la localidad arrojó un total de cinco positivos en personas asintomáticas de las 338 pruebas efectuadas a partir de test antígenos (un total del 1,4% de las pruebas). Además, durante la jornada también se efectuaron pruebas a aquellos contactos estrechos y convivientes de las personas que habían dado resultado positivo.
El Departamento de Salud, en colaboración con el Ayuntamiento de Lumbier, convocó a dicho cribado debido a "la alta incidencia detectada en los últimos días en el contexto de reuniones sociales producidas en torno a la celebración de la noche de Reyes", la llamada noche de calderos en la localidad que causó un gran foco contagioso entre jóvenes. El grupo poblacional que comprendió el cribado estaba integrado por, aproximadamente, 550 personas de los grupos de edad comprendidos entre los 15 y los 29 años y entre los 50 y los 69 años. Se excluyó de la realización de estas pruebas a quienes se hubieran realizado una PCR en los diez días previos, así como a las personas que tuvieran un resultado positivo por PCR o test de antígenos en los últimos tres meses.
Las pruebas consistieron en test de antígenos realizados por un equipo integrado por profesionales del Equipo de Atención Primaria de Sangüesa y del Servicio de Urgencias Extrahospitalarias del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea.

La alcaldesa: "Ahora hay que apechugar"

La alcaldesa de Lumbier, Rocío Monclús, manifestó ayer que la respuesta de la población al cribado había sido "muy positiva" en cuanto a la participado, pero mostró su indudable "preocupación" por la gran cantidad de positivos que acumula a día de hoy el municipio. Monclús, que publicó un bando esta misma semana en el que llamaba a extremar las medidas de prevención, se felicitó de que al menos el virus no haya entrado en la residencia de mayores, "que está limpia y lo importante es mantenerles a salvo. Los jóvenes lo superarán más fácil". Sobre el origen del gran brote en un entorno ocioso, Monclús miró hacia adelante. "Ahora no valen las lamentaciones, lo que hay que hacer es apechugar y creo que la gente a partir de ahora está muy concienciada con el aislamiento que hay que cumplir y las medidas. Hoy hemos detectado cinco asintomáticos y reducimos el riesgo de contagio", destacó. l