EMPLEO
El paro baja en Navarra en 1.593 personas en julio y la cifra total de desempleados queda en 34.673

El 87% de los casos del servicio público de Mediación Familiar en Navarra acabaron en acuerdo en 2020

Se registraron 235 expedientes nuevos y se han finalizado 280. El 89,6% de los casos atendidos corresponden a rupturas de parejas

18.01.2021 | 20:21
Una pareja se somete a un proceso de mediación.

El 87% de los casos tratados en el servicio de Mediación Familiar del Gobierno de Navarra llegaron a un acuerdo en 2020. En concreto, en este mismo periodo entraron 235 expedientes nuevos, además de otros 45 que no se habían resuelto en 2019, pero al final se han trabajado un total de 280 casos. En concreto, el año pasado el servicio atendió de forma directa y personal a 531 personas.

En cuanto a la tipología de los procesos tratados, la mayoría, 148 en concreto, continúan siendo de rupturas de pareja pero en muchos casos durante el proceso se tratan más asuntos.

De hecho, el 89,6% de los casos atendidos el año pasado corresponden a divorcios, separaciones o cuestiones relacionadas con los hijos. En concreto, de los 148 expedientes atendidos en este ámbito, 58 atañan a divorcios, 7 a separaciones, 79 a medidas de hijo no matrimonial y 3 a contratos privados.

En estos momentos, María Ángeles Aniz Sánchez, María Pilar Peña Herreros, María de Araoz Ezpeleta, Marian Garjón Parra y María José Caminos López son las mediadoras que realizan este servicio desde la empresa Dirime, que asume la gestión de dicho servicio público.

Cambios en la derivación


En cuanto a las entidades derivantes, las encargadas del servicio han apreciado una variación durante el pasado año mayormente generada por la pandemia de la covid-19. "Siempre ha sido la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las Personas (ANADP) la entidad que más ha derivado", han expresado pero, el porcentaje de casos derivado por esta institución ha pasado del 53% registrados en 2019 a los 42% registrados durante 2020.

Sobre este cambio, han destacado que los que han experimentado un mayor aumento de derivación son los servicios sociales de base y las unidades de barrio. Por otro lado, han matizado que este año hay otras entidades que no habían aparecido otros años y "se comprende que ya van sabiendo de la existencia de esta prestación y van derivando".

En estos momentos, el servicio se ofrece tanto en Pamplona y Tudela. En el caso de Tudela, en 2020 se registró un único caso que se pudo resolver en el mismo año. De hecho, desde que se hace la solicitud de uso del servicio hasta que las partes implicadas son llamadas para una sesión, transcurre menos de un mes.

De los 280 expedientes atendidos este año, 185 contaban con cuestiones relacionadas con hijas e hijos. De ellos, en 158 se ha acordado el tipo de custodia. En 73 casos se han decantado por la custodia compartida, en 80 por la custodia monoparental, en 5 casos por la custodia gradual (comienza como monoparental y se va ampliando tiempo hasta llegar a la compartida).

Veinte años de servicio

El Servicio de Mediación Familiar del Gobierno de Navarra cumple este año su vigésimo aniversario. Además, desde 2019 es una prestación garantizada, es decir, es un derecho subjetivo para la ciudadanía navarra y no depende de la disponibilidad presupuestaría de Gobierno de Navarra. En la actualidad el titular de este Servicio es la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las Personas (ANADP), organismo autónomo dependiente del Departamento de Derechos Sociales.

Desde su origen el Servicio de Mediación Familiar se ha llevado a cabo a través de una gestión mixta entre la Administración y entidades privadas. El modelo seguido en la adjudicación es a través de concurso público cada cuatro años. Aunque durante el periodo comprendido entre 2013 y mayo del 2017 la licitación fue anual. El último concurso público ha vuelto a ser para cuatro años.

Aunque Navarra fue pionera a la hora de utilizar este método de resolución de conflictos, es una de las cuatro comunidades que en la actualidad carece de una regulación propia en esta materia (Extremadura, La Rioja, Región de Murcia y Navarra).

Un proceso confidencial

La mediación es un proceso totalmente confidencial que solo La Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles dispone dos excepciones, la primera cuando las partes de manera expresa y por escrito les dispensen del deber de confidencialidad y la segunda cuando, mediante resolución judicial motivada, sea solicitada por los jueces del orden jurisdiccional penal.

En cuanto a la demanda, las mediadoras han destacado que ésta ha ido en aumento en los últimos años de una forma "muy llamativa", a pesar del pequeño descenso sufrido debido a que durante los primeros meses de la pandemia no entraban nuevos expedientes. En cuanto a la forma de difusión del servicio, han expresado que es el boca a boca la forma más habitual en que la ciudadanía de la Comunidad Foral se entera de la existencia del servicio.

noticias de noticiasdenavarra