Un camión lleno de suministros “e ilusión” parte hacia el Sáhara

El vehículo porta hasta 313.000 dosis de Enalapril, un esencial medicamento para personas que sufren hipertensión

30.03.2021 | 00:21
Acto de despedida del camión de ANARAS cargado de suministros y medicamentos. Foto: Unai Beroiz

PAMPLONA – Un camión, organizado por el Asociación Navarra de Amigos de la República Árabe Saharaui (ANARAS), partió ayer lunes desde el aparcamiento del polideportivo de la UPNA cargado de suministros esenciales, así como "ilusión y esperanza".

Rosario Pardo, de la asociación ANARAS, señaló que este camión que se espera que parta del puerto de Alicante "en los próximos días", sea el número 20 de los enviados por la organización a los campamentos saharauis. Por otra parte, lamentó que "este envío de material se lleve a cabo con un año de retraso", ya que debió partir en marzo de 2020, pero la pandemia "paró el mundo".

Ahora, este envío se unirá en el puerto alicantino a otros camiones de otras comunidades y partirá al puerto de Orán. Una vez allí, recorrerá 1.800 kilómetros que separan la ciudad argelina de los campamentos y llegará a un pueblo "en un momento especialmente delicado, con el alto el fuego de Marruecos y con un aumento de casos de la covid.

Este envío lleva, entre otros elementos, 313.000 dosis de Enalapril, un medicamento "vital" para personas que sufren hipertensión, siendo "un producto esencial en los campamentos debido a la alta incidencia de hipertensión en este lugar", señaló Pardo.

En el camión, cuyo contenedor portaba varios dibujos y el mensaje 'Sáhara libre - Sahara aske', también se envía material sanitario, batas, sábanas, nuevas cocinas para el hospital de Tifariti, así como materiales para la elaboración de libros de texto, nuevas máquinas, papel y portadas.

La consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, apuntó su deseo "de que el contenido del camión llegue cuanto antes" a los campamentos saharauis, ya que "es un apoyo material, emocional y político para las personas refugiadas", apostilló. "Los refugiados llevan muchos años allí, necesitan apoyo y necesitan que nos acordemos de ellos, porque esto les envalentona y les anima a seguir adelante", concluyó.