La cepa británica en Navarra duplica la probabilidad de acabar en el hospital

Se transmite con mayor facilidad en menores de 15 años y afecta también más a las personas de 65 a 80

31.03.2021 | 11:41
Un paciente de Covid-19 ingresado en el Hospital San Juan de Dios de Pamplona

Salud Pública ha observado en las últimas fechas diferencias en el patrón epidemiológico de la variante británica de Covid-19 en comparación con la variante clásica: se transmite con mayor facilidad en menores de 15 años, afecta también más a las personas de 65 a 80 años, y los casos de esta variante requieren ingreso hospitalario con el doble de probabilidad que los de la variante clásica del mismo grupo de edad. Hasta el momento, no se observan diferencias significativas en el efecto de la vacuna, ni en la letalidad entre las variantes del SARS-CoV-2 circulantes en Navarra.

En el Complejo Hospitalario de Navarra se analizan los virus SARS-CoV-2 detectados semanalmente en Navarra para determinar la proporción de casos que presentan ausencia del Gen S, lo cual es altamente sugestivo de la variante inglesa (VOC 202012/01). El porcentaje de virus que presentan esta característica ha aumentado progresivamente en lo que va de 2021, y en la semana 12 se situó en el 95%. Esta variante ha desplazado a las otras y se consolidada como la predominante en Navarra.

Entre sus conclusiones en el informe epidemiológico recién conocido, Salud Pública explica que ante el posible aumento de casos graves de enfermedad y su desplazamiento a edades más jóvenes, urge reforzar la prevención hasta que un porcentaje mayor de la población pueda estar vacunada.

Ingresos y defunciones por COVID-19


Entre el 22 y 28 de marzo aumentaron los ingresos hospitalarios por COVID-19 hasta 57, frente a los 42 de la semana anterior. También aumentaron los ingresos en UCI atribuibles a COVID-19, que pasaron de 11 a 13 casos, y se mantuvieron estables las defunciones por COVID-19 con 5 fallecidos frente a las 6 de la semana anterior.

En las últimas semanas, la extensión de la vacunación en algunos de los grupos de población más vulnerables y la creciente circulación de la variante británica del virus están cambiando el riesgo de hospitalización, ingreso en UCI y fallecimiento de los casos confirmados en función de la edad. En los casos confirmados entre las semanas 7 y 10 de 2021, el 6,9% requirió ingreso hospitalario, 14 por mil ingresó en UCI y 4 por mil falleció a causa del COVID-19.

El riesgo de hospitalización entre los casos confirmados de COVID-19 ha disminuido en mayores de 85 años (grupo que ha sido vacunado en las últimas semanas), pero se ha duplicado en el resto de los grupos de edad adulta, alcanzando el 6% entre los casos de 35 a 44 años, el 18% entre los de 55 a 64 años y el 34% entre los de 75 a 84 años. El riesgo de ingreso en UCI también se ha duplicado dentro de cada grupo de edad, y alcanza el 4,5% de los casos de 55 a 64 años y el 8,8% de los casos de 65 a 74 años.

Esperan el control en pocas semanas


Salud Pública alerta en su informe del rápido aumento de la transmisión del SARS-CoV-2 y dice que puede explicarse por el aumento en la interacción social durante las últimas semanas, sumado al efecto de la extensión de la variante británica. Los niveles de incidencia no son todavía muy altos, lo que podría facilitar el control de la transmisión en pocas semanas. No obstante, si con motivo de las próximas festividades aumenta la interacción social entre personas que no son convivientes habituales, podría retrasarse este objetivo, alegan los especialistas.