Tres opciones para los 21.000 navarros pendientes de la segunda dosis de AstraZeneca

Combinar con vacunas de otras farmacéuticas, dejar una sola dosis o inocular de nuevo Astrazeneca son las fórmulas que estudia Sanidad

17.04.2021 | 17:14
Administración de una vacuna de AstraZeneca

La decisión de retirar de la vacunación con AstraZeneca/Oxford a los menores de 60 años al detectar trombosis muy infrecuentes tras su aplicación ha dejado en vilo a unos 21.000 navarros que ya habían recibido la primera dosis. Esta inmunización necesita, para ser efectiva, de dos pinchazos, a no ser que se haya pasado la covid-19 en algún momento de los seis meses anteriores.

Ante esta encrucijada se presentan tres posibilidades que el Ministerio de Sanidad está estudiando: dejarlos con una sola dosis a la espera de otra solución y con una inmunización incompleta, completar la pauta con la vacuna de otro fabricante, o hacer caso la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y vacunar con AstraZeneca, tal y como ha aconsejado y está haciendo Reino Unido

El tiempo recomendado entre una pauta y otra de AstraZeneca es de 12 semanas, y las primeras se comenzaron a poner en febrero, por lo que hay margen para realizar un análisis sereno de todas las vías. Mientras tanto, el colectivo de navarros ya vacunados con  tiene una inmunidad, según los estudios, de entre el 70% y el 80%. 

Mezclar vacunas

Una opción sería la de combinar fabricantes, la apuesta de Alemania y Francia, en concreto Pfizer o Moderna. La otra vacuna autorizada por ahora en Europa, Janssen, es de una sola dosis. Esta es la opción que ha elegido Francia para vacunar a las 500 mil personas menores de 55 que ya tenían una dosis de AstraZeneca, pero no está recomendada por la Organización Mundial de la Salud, que ha dicho que no existen datos suficientes que respalden esta decisión. 

Alemania decidió seguir los pasos de Francia y poner a los vacunados con AstraZeneca una segunda dosis de Pfizer o Moderna. "La solución que se ha encontrado ofrece una buena protección", dijo a DPA el presidente de la Conferencia de Ministros de Salud, Klaus Holetschek. Los ministros siguieron la recomendación formulada la semana pasada por el Comité Permanente de Inmunización (Stiko). La Stiko había recomendado que esta segunda inyección tuviera lugar doce semanas después de la dosis inicial de AstraZeneca.

A finales de enero, investigadores de la Universidad de Oxford, financiados por el sistema público de salud británico, publicaron un trabajo de investigación pendiente de revisión sobre la inmunidad conseguida por combinación de una dosis de una vacuna de ARN mensajero (como son Pfizer y Moderna) con una basada en un adenovirus (como AstraZeneca, Sputnik V y Janssen). Se realizó un estudio con ratones que demostró que las respuestas de anticuerpos son más altas en la vacunación con dos dosis diferentes que en la de una sola dosis, por lo que estos investigadores piden que se realicen ensayos clínicos para investigar más en este sentido.

En esa línea, Reino Unido ha iniciado un estudio con 820 voluntarios, combinando AstraZeneca y Pfizer, cuyas conclusiones no se conocerán hasta el verano. Por otro lado, Azerbayán también ha iniciado un estudio clínico de seis meses y cien voluntarios pero para probar la eficacia de combinar la vacuna rusa Sputnik V con la desarrollada por la farmacéutica AstraZeneca.

Otra posible combinación sucedería con dos dosis de dos vacunas basadas en adenovirus: la primera de AstraZeneca y la segunda de Sputnik V, la vacuna rusa que ya se está utilizando en 59 países. Por ahora, esto no es posible en España, porque esa vacuna no está autorizada por la EMA.

El objetivo de estos estudios es ver si alguna combinación ofrece una inmunidad más amplia y duradera o si, por el contrario, alguna resulta menos eficaz. Si se confirmara que se consigue con alguna combinación una mayor eficacia, los investigadores esperan que esto sirva para flexibilizar las campañas de vacunación. Los primeros resultados, sin embargo, no se esperan hasta junio y julio y los estudios podrían prolongarse hasta 13 meses.

Seguir con una sola dosis


La opción de seguir con una dosis no está descartada. Con la primera dosis de AstraZeneca, la inmunidad colectiva probada es de hasta un 76%. De hecho, es un indicador superior al de la vacuna de la gripe, que no supera el 60%. Por otro lado, la limitación de AstraZeneca va a ayudar, sin haberlo previsto así, a que los mayores de 60 años y los inmunodeprimidos se vacunen con más celeridad. 

Investigadores británicos analizaron las muestras de sangre de 165 personas que tenían entre 80 y 99 años de edad. 76 recibieron una dosis de la vacuna de Pfizer y 89 recibieron la de AstraZeneca. Las muestras se tomaron entre cinco y seis semanas después de la primera dosis.

La mayoría de las personas de ambos grupos presentaba los anticuerpos específicos con niveles similares cinco semanas después de la vacunación: un 93% después de la vacuna de Pfizer y 87% después de la vacuna de AstraZeneca. Sin embargo, las diferencias aparecieron en la llamada inmunidad celular (en este caso, la de los linfocitos T). En ambos casos fue menor, pero en este punto AstraZeneca mejoró los resultados de Pfizer.

Un 31% de los vacunados con AstraZeneca tenía células T frente a sólo el 12% de los vacunados con Pfizer. Además, la potencia de la respuesta celular de AstraZeneca triplicaba a la de Pfizer. Con los linfocitos T, el sistema inmunitario llega al patógeno allá donde no pueden alcanzarlo los anticuerpos, en el interior de la célula.


Segunda dosis también de AstraZeneca

Previa labor de pedagogía para persuadir a las personas que se han puesto la primera dosis de que tienen que ponerse la segunda, la EMA considera que los beneficios de la vacuna de Oxford y AztraZeneca continúan siendo muy superiores a los riesgos y no ha recomendado suspender la vacunación a ningún grupo específico, como ha hecho España, Grecia, Portugal o Países Bajos, o países fuera de Europa como Filipinas. 

De hecho, mientras en la UE los criterios son dispares y sigue sobre la mesa qué hacer con las segundas dosis, el país que más ha vacunado con AstraZeneca, Reino Unido, ha optado por una estrategia defendida por la EMA. La institución reguladora británica, el MHRA, ha decidido continuar la vacunación con AstraZeneca a excepción de los menores de 30 años, a los que se suministrará una vacuna de otra farmacéutica si es posible (Reino Unido vacuna también con Pfizer y desde esta semana, con Moderna).

En cuanto a las segundas dosis, el país aconseja completar la pauta en todos los que recibieron la primera dosis incluidos los menores de 30 años. Además, permite que los menores de 30 años que quieran vacunarse con AstraZeneca también puedan hacerlo si lo desean.

En España las personas a las que sigue vacunando con AstraZeneca son los ciudadanos de entre 60 y 69 años: el Consejo Interterritorial de este miércoles no introdujo cambios y la ministgra de Sanidad, Carolina Darias, afirmó estar a la espera de nuevos informes de la EMA sobre grupos de edad.

noticias de noticiasdenavarra