Los esenciales de la fiesta, otro año en casa

Por segundo año consecutivo, Navarra se queda sin fiestas a causa de la pandemia y su suspensión afecta directamente a los sectores que se encargan de amenizarlas, que ya llevan dos años sin actividad

24.07.2021 | 21:16
Por segundo año consecutivo, Navarra no tendrá fiestas.

El 2 de julio entró en vigor la Orden Foral en la que se permitían, entre otras cosas, comidas populares con hasta 150 personas y encierros de vaquillas. Sin embargo, el aumento de casos de coronavirus relacionado con los brotes de Salou, Lesaka o los no Sanfermines han hecho que el Gobierno de Navarra recule e imponga, de nuevo, medidas como el toque de queda.

Estas nuevas restricciones afectan directamente a estos sectores que organizan los actos festivos, que ven cómo los pocos servicios que iban a ofrecer se han visto cancelados.

Desde que el pasado 26 de abril se cancelasen por segundo año consecutivo los Sanfermines debido a la pandemia, un rosario de localidades han ido suspendiendo sus fiestas patronales hasta quedar vacío el calendario festivo de Navarra. Unas fiestas que todo el mundo espera poder volver a celebrar el año que viene, pero son sobre todo las empresas que viven de este tipo de celebraciones los que más confían en poder trabajar en 2022.

Y es que son muchos los sectores que se encargan de que las fiestas populares sean un éxito año tras año. Desde la música hasta las barracas, pasando por las comidas populares y los espectáculos taurinos. Todos ellos afirman que la suspensión de las fiestas el año pasado les dejó en un estado crítico, pero este segundo año ya les pone a muchos de ellos en una situación insostenible.

Las ganaderías, obligadas a sacrificar reses por no poder alimentarlas


Las orquestas, de 120 actuaciones en verano a menos de 30

Los feriantes se recomponen y hacen frente al verano

Los catering, sumidos en la incertidumbre sin las comidas populares

noticias de noticiasdenavarra