¿Sabes cuál es alimento más hidratante? Una pista: no es la sandía

Aquí tienes los cinco alimentos con más agua en su composición y cuatro consejos básicos para alimentarte en plena ola de calor

13.08.2021 | 16:51
Lavado de verduras para preparar una crema fría veraniega

Navarra está siendo castigada por la ola de calor, una situación que obliga a vigilar de forma especial la hidratación no solo para no evitar los golpes de calor sino también para sobrellevar de mejor humor esta situación tan irritante, algo a lo que te pueden ayudar algunos alimentos.

Si has estado por la calle en las horas de más calor y, de forma especial, sufres hipertensión, rojez, insomnio, agitación, etc, además de beber agua o zumo de frutas (natural), puedes recurrir a alimentos con gran cantidad de agua en su composición. Estos son los que más porcentaje de H2O presentan.

1-  Pepino: 97%
2-  Lechuga: 95%
3-  Tomate: 93%
4-  Sandía: 92%
5 - Melón: 90%

En verano apetecen comidas frescas y que puedan ayudarnos a estar hidratados, lejos de los platos calientes y densos del invierno. Los dietistas aconsejan alimentos con muchas vitaminas y minerales, pocas calorías y abundante fibra, como frutas y verduras, pero también huir de los fritos, los precocinados y los alimentos muy calóricos, aunque sean un recurso frecuente en vacaciones.

También recomiendan cocinar a la plancha, guisar u hornear. A su juicio es fundamental huir de las grasas en las comidas y los alimentos cocinados con exceso de aceite o mantequilla e insisten en no olvidar tomar alimentos fundamentales como el arroz, la pasta o las legumbres como el resto del año, pero en forma de ensaladas o cremas frías, más apetecibles con altas temperaturas.


Estos son cuatro consejos básicos para la alimentación en verano

1. Frutas de temporada
La sandía, el melón o las cerezas son frutas de temporada que, que se pueden comer en trozos, con yogur, con zumo de naranja o con leche fresca. Tienen una gran cantidad de vitaminas y minerales y resultan ideales como postre, en la merienda o en el desayuno.

2. Verduras en crema
Cremas frías como puede ser la de calabaza, verduras o los clásicos gazpachos son las estrellas de la temporada, como el salmorejo o los pistos templados.

3. Zumos variados
Igual que la fruta en trozos, los zumos naturales pueden resultar refrescantes para una merienda. Tienen un alto contenido en vitaminas y nutrientes. Se pueden hacer con un exprimidor o una licuadora, son bajos en calorías y previenen el estreñimiento, un mal que sufren muchos al cambiar la dieta o desplazarse en vacaciones.


4. Helados y sorbetes
Para los postres y las meriendas se puede recurrir a helados o sorbetes de frutas, más aconsejables si son caseros y los puedes preparar con ingredientes naturales, una batidora, un molde y un congelador te bastan para prepararlos. También puedes combinarlos con leche y hacer originales y nutritivos batidos.

 

noticias de noticiasdenavarra