Un nuevo edificio para la Clínica Psiquiátrica Padre Menni de Pamplona

La iniciativa ya cuenta con las pertinentes autorizaciones del Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno

19.08.2021 | 12:33
Recreación del futuro edificio de Padre Menni de Pamplona.

Hermanas Hospitalarias Navarra ha puesto en marcha un proyecto que conlleva sustituir el edificio más antiguo de la Clínica Psiquiátrica Padre Menni por uno nuevo. La iniciativa, que ya cuenta con las pertinentes autorizaciones del Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra, "incluye importantes mejoras para las personas usuarias y sus familias", informa la institución en una nota.

"Las personas con trastornos y patologías mentales se merecen todo el apoyo, la hospitalidad, la atención especializada y el cariño que la sociedad pueda brindarles, sobre todo teniendo en cuenta la estigmatización que han padecido históricamente. Y más aún en estos tiempos de pandemia, en que inicialmente sufrieron restricciones más severas que el resto de la ciudadanía, especialmente en cuanto a la libertad de circulación y reunión, y en que se ha puesto de manifiesto cómo los trastornos mentales se han visto agudizados desde la irrupción del Covid-19", destacan.

Las Hermanas Hospitalarias reformarán y mejorarán las instalaciones de la Clínica Psiquiátrica Padre Menni con un edificio nuevo que sustituirá al edificio Granada, la zona más antigua del centro pamplonés. Se trata de un inmueble flexible y muy funcional, estructurado en unidades de convivencia, visualmente atractivo y que conforma un único complejo en forma de L junto al edificio Dinán, inaugurado en 2006. Su diseño, por tanto, guarda coherencia con este.

El proyecto, que ya cuenta con la correspondiente licencia de obras municipal, contempla un edificio de B+3 alturas, igual que el Dinán (2006). Así, el área de ocupación de la parcela se reduce en 427,19 m2 (-13,25 %), al pasar de 3.650,19 m2 a 3.223. Y eso permite incrementar en gran medida la zona de esparcimiento al aire libre, que pasa de 2.906 m2 a 3.333 m2, es decir, tendrá 427 m2 más (+14,6 %). Además, el nuevo edificio contará con la misma superficie edificable que la que ahora suman los distintos inmuebles del edificio Granada, de modo que cumplirá con la superficie edificable asignada a la parcela por el plan municipal.

"La salud mental debe tener un espacio importante en la agenda de la crisis sanitaria y económica. De hecho, hemos visto cómo la Organización Mundial de la Salud ha acuñado el término 'fatiga pandémica' y cómo algunas instituciones como la Sociedad Española de Psiquiatría han augurado una ola de trastornos mentales debido a los efectos de la pandemia en la ciudadanía. Por eso, normalizar las patologías y trastornos mentales y fortalecer los servicios que se ofrecen en este ámbito es más necesario que nunca. De ahí que desde Hermanas Hospitalarias queramos apoyar la salud mental en Navarra con este proyecto", detalla Miryam Zabalza, directora gerente del centro.


CARACTERÍSTICAS DEL NUEVO EDIFICIO

a. La superficie total destinada a habitaciones crece de forma notable, concretamente un 43,4 %, al pasar de los 1.617 m2 actuales del edificio Granada a 2.319.

b. La capacidad máxima del inmueble también mejorará en casi un 35 % (de 103 camas a 139).

c. En concreto, el número de habitaciones individuales aumentará un 80 % (de las 45 que ahora posee el edificio Granada a las 81 del nuevo inmueble). Y la superficie media de estas también crecerá en gran medida, en torno a un 43 %, al pasar de 11 m2 a unos 15,8. Los baños serán de 4,2 m2, frente a los 4 m2 del actual edificio (solo siete tendrán baño compartido).

d.Por su parte, el número de habitaciones dobles se mantiene en 29, pero su superficie se incrementa en torno a un 21 %. En el edificio actual, tienen unos 16,5 m2 de media, pero las 4 nuevas contemplan una media de 20,1 m2. Los baños serán igualmente de 4,2 m2, frente a los 4 m2 del actual edificio.

e. Las habitaciones, además, ganarán en confort, gracias a la utilización de materiales y mobiliario totalmente renovados y a soluciones arquitectónicas que mejoran la ventilación, la iluminación y la privacidad.

f. La zona de esparcimiento al aire libre pasa de 2.906 m2 a 3.333 m2, es decir, tendrá 427 m2 más (+14,6 %), además de espacios mejor ordenados, vistas al parque fluvial del río Arga y mobiliario nuevo.

g.Lo mismo sucede con la superficie destinada a zonas comunes (salas de estar-comedor y salas de actividad para residentes), que aumenta un 27,7 % (de 768 m2 a 981).

h.Unidades monográficas de convivencia por patologías, lo que redundará en beneficio de las personas residentes y en la calidad de la asistencia.

i. Habilitación del acceso principal en la avenida de Marcelo Celayeta, que garantizará la intimidad de las personas residentes. Por tanto, el acceso por la calle de Joaquín Beunza servirá para acceder a las áreas de consultas y administración, al tiempo que podrá funcionar también como salida de evacuación.

j. Nuevo salón de actos / capilla, más amplio y versátil que el actual. Por un lado, podrá utilizarse por módulos y se concibe como un espacio independiente del complejo (ahora está dentro de él), ubicado junto al acceso principal de Marcelo Celayeta. El actual tiene unos 100 m2, mientras que el nuevo se proyecta con una superficie de 161 m2 para el salón y 55 m2 para la capilla. En total, un 116 % más amplio.

k.Edificio más eficiente y reducción del consumo energético. La nueva disposición del edificio permitirá una óptima y racional distribución de las instalaciones, lo que unido a la mejora de la envolvente térmica (fachada ventilada, aislamiento térmico y carpintería exterior) contribuirá a una mayor eficiencia energética. Estas soluciones se traducirán, a su vez, en un mayor confort para el usuario. Como medidas dirigidas a fomentar el ahorro energético y la sostenibilidad, se proyectan una instalación fotovoltaica en la cubierta, que cubrirá parte del consumo eléctrico del centro; calefacción y enfriamiento mediante instalación de suelo radiante; ventilación mecánica controlada, con recuperación de calor; luminarias led con control de presencia; domótica; y control de accesos.


BENEFICIOS PARA EL EQUIPO:

a. El nuevo edificio facilitará su trabajo, ya que las unidades de convivencia serán más pequeñas en número de integrantes, se definirán por patologías y, por tanto, podrán coordinarse de forma más ágil y eficaz. En este sentido, las áreas de Control y Servicios Generales para las unidades de convivencia de cada planta se centralizarán.

b.Nuevos vestuarios unificados para el edificio, aparte de los disponibles en el edificio Dinán. Tendrán una superficie de 130 m2.

c. Conexión directa con el edificio Dinán, lo que permitirá circulaciones más claras y menores recorridos.

d. Ascensor de uso exclusivo para servicios generales y profesionales.

e. Entorno de trabajo mucho más amable, cómodo y modernizado.

f. Parking con 35 plazas.

g.Los equipos de instalaciones del complejo se centralizarán en un único recinto cerrado, que se ubicará en la cubierta del nuevo edificio. Una solución que reducirá al mínimo la afección visual y acústica. En principio, está previsto que las obras tengan una duración total de entre dos años y medio y tres, pero eso no significa que hasta finalizar los trabajos no se vaya a poder usar el nuevo edificio. De hecho, el cronograma planteado permitirá operar mucho antes.

a. Primera fase (unos 16 meses). A falta de cerrar la fecha de inicio de las obras, se derribarían el edificio que se sitúa más próximo al jardín, la cocina y un ala de la residencia de psicogeriatría. Además, se construiría el brazo largo del edificio, consiguiendo unidades completas formadas por habitaciones, sala de estar-comedor y sala de actividades, zona de control y comunicaciones, así como la conexión con el edificio Dinán.

b.Interfases (unos tres meses). Tras la primera fase y la debida adecuación de las instalaciones, esa parte del edificio ya construida, la más importante del inmueble y que contará con vistas al paseo del Arga, podría estar operativa para su uso por la Clínica.

c. Segunda fase (unos 14 meses). Comprendería la realización del brazo corto del nuevo edificio, así como el nuevo pabellón de acceso por la avenida de Marcelo Celayeta, la cafetería y el salón de actos / capilla.

SIN TRASLADOS La entidad no desea traslados temporales de personas usuarias ni de profesionales a otros centros mientras duren las obras. En este sentido, el proyecto ha reubicado a las personas usuarias afectadas en diferentes instalaciones existentes en la propia Clínica Psiquiátrica Padre Menni. La propuesta técnica presentada para implementar esta medida de forma temporal ya cuenta con la 6 aprobación del Departamento de Derechos Sociales del Gobierno foral, mediante la Orden Foral 173E/2021 dictada por la consejera de dicha cartera. Y ha conllevado la adaptación previa de las instalaciones afectadas conforme a los parámetros marcados por las autoridades y la reubicación temporal de las hermanas.

noticias de noticiasdenavarra