Primera condena en Navarra por desobedecer y saltarse el confinamiento

El vecino de Zizur, que se encontraba ebrio en la calle, aceptó 960 € de multa y se negaba a regresar a casa

24.03.2020 | 20:57
Exterior del Palacio de Justicia de Navarra

PAMPLONA. La jueza de guardia de Pamplona, Mari Paz Benito, dictó el pasado sábado la primera condena en Navarra a un ciudadano de Zizur Mayor que se saltó el confinamiento en el domicilio con motivo del decreto de alarma y que cometió un delito de desobediencia al no hacer caso a las autoridades policiales que le instaban a regresar a su morada. La sentencia se dictó de conformidad y, por lo tanto, es firme. El denunciado, cuyas iniciales son F.L.F.M., fue condenado por un delito de desobediencia grave a una multa de cuatro meses con una cuota diaria de 8 euros, es decir, a un total de 960 euros. En la resolución se le aplica la atenuante de embriaguez, lo que le rebaja la pena, al estar el procesado infuenciado por el consumo de bebidas alcohólicas.

La sentencia, resuelta a través de un juicio rápido en el Juzgado de Instrucción 2 de Pamplona, declara probado que el investigado se saltó el estado de confinamiento que rige en el Estado español. Expone el fallo que el 14 de marzo se dictó por el Gobierno de España el Real Decreto que declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19. Este Real Decreto limita la libertad de circulación de las personas en su artículo 7, y supone que salvo motivos de fuerza mayor, la población debe permanecer en sus domicilios sin poder salir.

REINCIDENTE Y EBRIO A pesar de ser conocida esta norma, el acusado, con antecedentes penales no cumputables a efectos de reincidencia, fue localizado en la calle Santa Cruz de Zizur Mayor sin motivo para ello. Por este motivo, agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local le conminaron en varias ocasiones a que regresara a su domicilio haciendo caso omiso a pesar de los continuos requerimientos policiales. El acusado ya había sido sancionado administrativamente como consecuencia de esta misma conducta el 17 de marzo de 2020. En el momento de los hechos se encontraba el procesado influenciado por la ingesta de bebidas alcohólicas.