Tres supuestos miembros de las bandas latinas desarticuladas ya se encontraban en prisión

Los grupos asentados en Pamplona y la Comarca están vinculados a más de 500 actuaciones policiales

13.09.2021 | 12:17
El delegado del Gobierno y el alcalde de Pamplona, junto a los responsables policiales

Tres supuestos miembros de las dos bandas latinas desarticuladas la semana pasada por la Policía Nacional y la Policía Municipal de Pamplona, los Blood (Sangre) y LP (Lealtad Poderosa), se encontraban en prisión en el momento de explotar la operación policial, que hasta ahora se ha saldado con la detención de 50 jóvenes, los dos últimos este mismo lunes.

Las bandas desmanteladas están relacionadas con más de 500 intervenciones policiales, entre hechos delictivos, denuncias administrativas o identificaciones tras peleas o escarmientos. Más de la mitad de los asuntos ya están siendo tramitados en juzgados de la capital navarra.

Así lo han desvelado este lunes en conferencia de prensa los responsables de la macrooperación Yuca, en la que ya se han detenido a 50 jóvenes tras los dos arrestos llevados a cabo este mismo lunes. Otros tres supuestos miembros de las bandas desarticuladas estaban en prisión en el momento de producirse las detenciones por delitos vinculados a su actividad.

Dieciocho de las personas detenidas son menores de edad, según han revelado el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti; el alcalde de Pamplona, Enrique Maya; el jefe superior de la Policía Nacional, José María Borja; y el jefe de la Policía Municipal de Pamplona, Javier Goya.


Según han destacado los comisarios de la Policía Nacional y de la Policía Municipal, Carlos Moreno y Ángel Beortegui, respectivamente, un elemento estructural novedoso, es la "multiculturalidad" de sus integrantes. Estas organizaciones, asentadas en Navarra, cuentan entre sus presuntos integrantes, miembros de diferentes orígenes (Europa, África, América).

INCREMENTO DE LA CRIMINALIDAD

En el año 2019, el análisis de la tipología delictiva realizado por el grupo de inteligencia de la Brigada Provincial de Información de Policía Nacional, evidenció que se estaba produciendo un importante aumento de los delitos relacionados con la actividad de estas bandas, que en un principio parecían corresponderse con delitos individuales, sin relación entre sí.

Sin embargo, del análisis de su tipología se pudo apreciar un nexo común en los presuntos autores, pudiéndose determinar una relación preexistente entre ellos, no solamente en la ejecución de los delitos concretos, sino también en multitud de intervenciones e identificaciones en los últimos dos años, de los diferentes cuerpos policiales que operan en la Comunidad Foral.

CONCENTRADOS EN PAMPLONA Y COMARCA

Los resultados de la inteligencia permitieron diseñar las líneas de investigación a los especialistas operativos, que, en el primer tercio del año 2020, iniciaron un seguimiento más exhaustivo, que permitió determinar la existencia de varios grupos concentrados en diferentes zonas de Pamplona y comarca, de los que destacaban por su actividad, dos organizaciones principalmente, denominados Blood y Lealtad Poderosa, amparadas en sus respectivas organizaciones con matrices Latin King y Blood.

Esta actividad delincuencial ha provocado más de 500 intervenciones policiales, solo entre Policía Nacional y Policía Municipal de Pamplona, que se han materializado en diligencias y partes de intervención, con los ahora detenidos, como presuntos integrantes de estas organizaciones.

ALARMA SOCIAL

A pesar de que el tipo de delitos cometidos por este tipo de organizaciones tienen en ocasiones escasa entidad penal generan una considerable alarma social en la ciudadanía por su continuidad en el tiempo y su repetición en las mismas zonas geográficas.

La estrecha colaboración y la plena coordinación entre la Policía Nacional y la Policía Municipal permitió la confluencia de las diferentes investigaciones en una sola, conformando para ello equipos conjuntos que impulsaran la misma.

A principios de este año 2021 se presentaron las conclusiones policiales al Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona, que desde el primer momento se hizo cargo de la operación. El lunes y martes de la semana pasada fueron detenidos un total de 48 jóvenes, que han quedado en libertad provisional tras comparecer en sede policial o judicial.

ARMAS DE BALINES Y CUCHILLOS 

En el transcurso de la operación se han realizado ocho registros en los que se han intervenido un Kalashnikov AK-47 de calibre 4,5mm (balines), una pistola de calibre 4,5mm (balines), una réplica de pistola de calibre 45, un machete (tipo selva o cortador de caña), cuatro cuchillos de diferentes dimensiones (uno de ellos escondido en una bolsa de guantes de boxeo), un bate de béisbol, material informático, sustancia estupefaciente (242 gramos de MDMA), dos básculas de precisión, medicamentos ansiolíticos, varias prendas identificativas de simbología de bandas y dinero en efectivo.

noticias de noticiasdenavarra