Parte de Ikusmira Berriak se celebrará durante el Zinemaldia

Los cinco residentes podrán presentar sus trabajos ante la industria

08.02.2020 | 22:56
Los cuatro realizadores seleccionados, al fondo junto a Maialen Beloki, Carlos Muguiro y Ane Rodríguez.

donostia - El Festival de Cine de San Sebastián ha hecho en los últimos años una apuesta especial por los nuevos talentos, que se traduce en el respaldo a proyectos como Ikusmira Berriak, programa de residencias cuya 5ª edición ya ha dado comienzo y llega con novedades.

La estadounidense Raven Jackson, la argentina Martina Juncadella, el madrileño Alberto Martín Menacho, la bilbaína Aitziber Olaskoaga y el uruguayo Michael Wahrmann son los cinco cineastas que han sido seleccionados para la edición 2019. Las estancias en San Sebastián tienen lugar en el Centro Tabakalera, la institución que junto al Zinemaldia, la Escuela de Cine Elías Querejeta (EQZE) y la Filmoteca Vasca impulsa este Ikusmira Berriak. Por primera vez, sus residencias se dividen en dos tramos de cuatro semanas cada uno, el primero de los cuales culminará este domingo 10 de marzo, mientras que el segundo se desarrollará durante la 67ª edición del Festival de Cine, donde defenderán sus proyectos ante representantes de la industria cinematográfica en sesiones de pitching. De esta forma, los cineastas dispondrán de tiempo suficiente para preparar la presentación de sus proyectos en el festival, ha explicado la directora cultural de Tabakalera, Ane Rodríguez, quien ha comparecido junto al director de EQZE, Carlos Muguiro, y Maialen Beloki, una de las dos subdirectoras del Festival.

La joven Raven Jackson, una de las elegidas entre las 174 propuestas recibidas, solicitó la residencia por su "riesgo e innovación". En Ikusmira Berriak trabaja con All Diurt Roads Taste of Salt, que analiza los recuerdos de una mujer negra desde su niñez a la edad adulta a través de una conversación "lírica". Antier noche es el título del filme de Alberto Martín Menacho, que aborda la fractura entre un mundo antiguo que desaparece y uno moderno que está ahí. Michael Wahrmann ha titulado su proyecto Sin dolor, un thriller de "horror social" sobre una pareja de jubilados franceses que compra una isla en el noreste de Brasil, donde encuentra a unos misteriosos descendientes de una antigua colonia alemana. Un personaje volador es el título de la película de Martina Juncadella, sobre un escritor que, mientras vive el duelo por la muerte de su madre, adopta una serie de personalidades "paralelas" a la suya. Y la vasca Aitziber Olaskoaga propone Jo ta ke, un "vídeo ensayo" que parte del VHS que Negu Gorriak puso a la venta tras su primer concierto, en 1990, frente a la cárcel de Herrera de la Mancha, para hablar del despertar de su conciencia política en un entorno politizado y polarizado como el vasco. - Efe