Premio gazte saria

Desmontando posados

Aizpea de Atxa, estudiante de Bellas Artes, ha sido galardonada con el Premio Eusko Ikaskuntza-Laboral Kutxa Gazte Saria, con el que desarrollará un proyecto que documentará el momento en el que una persona que está posando deja de hacerlo.

09.02.2020 | 08:11
Aizpea de Atxa.

Cuando nos ponemos ante una cámara, por muy concienciados que estemos, siempre tendemos a posar. Es algo inevitable. Pero es cuando pasamos un rato frente a ella cuando nuestros músculos comienzan a relajarse y nuestra postura cambia, se transforma. Es en ese proceso, esa evolución, en el que tiene la mirada puesta Aizpea de Atxa. Gracias al Premio Eusko Ikaskuntza-Laboral Kutxa Gazte Saria, que le ha sido concedido recientemente, la estudiante de tercer grado en Arte en la Facultad de Bellas Artes de Bilbao ahondará en esta idea de desmontar los posados con su proyecto INpostuRA, que espera poder realizar entre los próximos meses de junio y julio.

El proyecto que Aizpea de Atxa llevará a cabo gracias a este galardón, dotado con 6.000 euros, será el resultado de una acción performativa en la que la artista interactuará con unas cinco u ocho modelos, a las que grabará y con las que pretende mostrar ese momento en el que una persona que, inconscientemente, está posando deja de hacerlo. Para ello se ayudará de diferentes técnicas, como grabar a una misma persona durante un largo periodo de tiempo hasta que su cuerpo se relaje y deje de actuar o utilizará grandes focos con los que, inevitablemente, las modelos dejarán de posar ante la cámara. "No me interesa tanto sacar esa imagen natural y poco artificial sino precisamente el proceso que hay entre una cosa y otra", explica.

Esta inquietud por la transformación del comportamiento humano ante una cámara comenzó el año pasado cuando De Atxa participaba en una beca del Ayuntamiento de Pamplona. "Tenía que elaborar un proyecto que plasmase cómo había sido representada la mujer en el arte y la cultura", dice. Para ello, le pidió a una amiga que colaborase con ella en la realización de diversas fotografías. "El primer día me preguntó qué cara tenía que poner; claro, yo había pensado en todo menos en eso. Ahí fue cuando me di cuenta de que todo el mundo posamos ante una cámara", dice. En este sentido, cuenta la artista que siempre le ha gustado fijarse en "nuestra forma de actuar en según qué situaciones. No somos los mismos cuando estamos con los amigos que cuando nos encontramos con una persona que nos atrae, así como no somos los mismos cuando nos ponemos frente a una cámara", añade.

sujetos del mismo proyecto Por otro lado, De Atxa pretende llevar toda esta transformación al extremo y, por eso, durante el proceso de creación dará unas instrucciones a las modelos para que ellas tengan la capacidad de tomar decisiones in situ. "Sus decisiones me obligarán a mí a actuar de una forma u otra; con esto conseguimos que durante este proceso todos seamos sujetos del mismo, que nadie sea objeto", sostiene, para añadir: "Además, esa incertidumbre de no saber realmente qué es lo que va a pasar hasta el momento es muy interesante y, al mismo tiempo, positivo".

Esta manera de creación basada en la improvisación la aprendió durante una residencia en Tabakalera hace dos años. "Me pareció muy enriquecedor que la producción se convierta en una performance entre todos los agentes que participan en ella", afirma, y destaca que esto es algo que siempre ha estado buscando y que ahora va a poder llevar a cabo con las modelos que participen en INpostuRA, proyecto que le servirá, además, para poner de manifiesto algunas cuestiones como lo es el trato que recibe la mujer, que es "la mayor víctima de la imagen que tiene que generar", o la abusiva globalización que se lleva a extremos tales como que "hoy en día todos vestimos iguales", aunque estas "críticas" espera que queden en un segundo plano y el proyecto se centre en la transformación del comportamiento.

La artista no entiende su proyecto como una performance ni una acción en sí misma ya que, según explica, "va a pasar una acción pero esa acción es preparada para ser grabada, y no va a llegar a nada sin una cámara". Por ello, sostiene que podría asemejarse a la videodanza, que es "danza preparada para ser grabada, es decir, es la acción de la danza pero que, si no fuera grabada, se quedaría en nada".

"Nuestra forma de actuar cambia según con quién estemos igual que cambia cuando estamos ante una cámara"

"Considero que la mujer siempre ha sido la mayor víctima de la imagen que tiene que generar"

aizpea de atxa

Artista