El Azkena Rock agota los primeros 3.000 abonos a la venta para su edición de 2020

El certamen cerró su decimoctava edición con más de 36.000 asistentes y un muy buen sabor de boca

09.02.2020 | 16:43
Público asistente al concierto de Wilco el sábado 22.

Vitoria - Mientras concluye el desmontaje en Mendizabala y siguen resonando los ecos de la decimoctava edición, el Azkena Rock Festival mira ya a su cita de 2020 y lo hace demostrando la destacada fidelidad de su público y el acierto de los dos primeros anuncios. Como viene haciendo en los últimos años, el certamen ha aprovechado su celebración para anunciar las fechas del año que viene, 19 y 20 de junio, y no uno sino dos grupos que ya tienen confirmada su presencia, Social Distortion y Fu Manchu. Pero esta ha sido la primera vez en la que el evento se ha quedado sin los 3.000 abonos que tenía disponibles en una primera oferta a 80 euros. De manera literal, los azkeneros los han hecho volar.

Sin duda, no hay mejor noticia para el presente y el futuro del ARF y para la promotora vasca Last Tour, que están demostrando el estado de salud envidiable que tiene un certamen del que, un año más, DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA ha sido medio oficial. Para quienes quieran ir reservando ya su espacio en Mendizabala el próximo año y todavía no tengan su pase en la mano, los nuevos abonos a 90 euros (en el recinto costaban diez euros menos) ya pueden conseguirlos en www.azkenarockfestival.com.

balance Pero antes de seguir mirando a lo que vendrá, es bueno hacer balance de lo vivido. En lo cuantitativo, esta edición se cierra con más de 36.000 asistentes (17.000 el viernes y 19.000 el sábado), incrementando en 5.000 los datos de hace un año. Además, del total de azkeneros presentes en el recinto, el 12% ha llegado de fuera del Estado, lo que también es un número más que interesante y significativo.

De todas formas, y aunque en los planes de Last Tour está seguir trabajando en la implementación y mejora de los servicios extra del festival -tanto dentro como fuera del recinto- y a pesar de que sería bueno que alguien en las instituciones se plantease, como mínimo, un reasfaltado en condiciones de Mendizabala, este no deja de ser un festival de música y lo fundamental se encuentra en los sonidos. Ahí, en ese balance cualitativo, el ARF se cierra con un muy buen sabor de boca en líneas generales, destacando las actuaciones de Tesla, Tropical Storm Fuck, Wilco, Stray Cats y The Cult, aunque no sería bueno perder de vista los conciertos de Blackberry Smoke y Morgan, entre otros grupos.

La consolidación definitiva de las carpas del espacio Trashville es otra nota a destacar en esta mirada general al certamen, así como el acierto con las dos citas de mediodía en la Virgen Blanca. De todas formas, si por algo se ha caracterizado siempre el ARF es por no conformarse ni caer en la autocomplacencia. Así que no queda otra que seguir mejorando.