Amaia Romero reina en Baluarte

La cantante estrena su gira en su ciudad natal con un auditorioa rebosar, entregado y emocionado. Hoy, a las 20 h, la navarra vuelve a subirse al mismo escenario para presentar su primer disco, ‘Pero no pasa nada’

10.02.2020 | 05:54
Amaia y los cuatro músicos que la acompañan estuvieron rodeadosde un gran jardín de flores

La cantante estrena su gira en su ciudad natal con un auditorioa rebosar, entregado y emocionado. Hoy, a las 20.00 horas, lanavarra vuelve a subirse al mismo escenario para presentar suprimer disco, ‘Pero no pasa nada’

PAMPLONA. Con la aparente tranquilidad de estar en casa arropada por lossuyos, pero también frente a la inevitable expectación que generael arranque de una gira, Amaia Romero presentó ayer Pero no pasanada, su primer disco, ante una abarrotada Sala Principal deBaluarte ?las entradas se agotaron en sólo 24 horas?. Y pasómucho en una cita en la que Amaia desnudó sus composiciones apiano, guitarra y voz, para también actuar acompañada junto asu banda, defendiendo un repertorio en el que hubo hueco paraalguna que otra versión. Y hoy, en el mismo escenario y a lamisma hora ?20.00 horas?, será el turno del segundo asalto deesta recién iniciada gira. Y sí, también está todo vendido.

Un año exacto había pasado desde que Amaia Romero actuó en elTeatro Gayarre junto a The Free Fall Band. "Esto no deja de serun concierto de versiones?", dijo por entonces la joven navarra.Anoche, en cambio, defendió en directo su primer trabajo de largaduración, Pero no pasa nada. Precisamente Un día perdido fueel tema elegido para abrir la noche, con Amaia al piano en elcentro del escenario.

"No os imagináis la ilusión que me hace estar aquí, antes desalir estaba a punto de llorar porque estoy súper emocionada",fue el saludo de Amaia, para después lanzarse con Quedará ennuestra mente.

La de Mendillorri se mostró especialmente ilusionada con inaugurarsu gira en Baluarte. Naturalidad y sinceridad a partes iguales,Amaia apuntó que "aquí yo venía de excursiones con el colegio,no sé ni a qué veníamos pero me acuerdo de que veníamos".

Un público cómplice se deshizo en halagos hacia Amaia, que nodudo en responder "muchas gracias" ante gritos de "¡artista!"o "¡guapa!". Público que enmudeció cuando Amaia dejó a un ladosu voz e hizo bailar sus dedos sobre el piano interpretando unapieza de Isaac Albéniz. "Esta canción la he tocado este año paraexaminarme de piano, que ya por fin me lo he sacado después detantos años, y es la primera vez que la interpreto delante detanta gente, así que estaba muy nerviosa porque me siento másinsegura", detalló.

La navarra se metió al público en el bolsillo en Cuando estéstriste, tema que terminó con una particular versión de OsasunaAlé: "Ya que estamos en Pamplona...". Fan declarada del equipo,interpretó al piano el popular himno pocos minutos antes de quelos rojillos diesen comienzo a su partido.

Entre los asistentes, que no cesaron en sus aplausos y piroposhacia la cantante durante la casi hora y media de concierto,hubo incluso quien no se conformaba con ver a Amaia sólo un día."No puedo ser más fan, me encanta su voz, su manera de transmitir,su estilo, su nuevo disco y todo lo que haga en un futuro", subrayósonriente Marta García, de 25 años, que ayer acudió acompañadade una amiga y hoy va a volver "aunque aún no sé con quién".

Amaia interpretó también, por primera vez en un escenario, lacanción que inició oficialmente su carrera musical, Un nuevolugar: "Aunque la voy a hacer con el pedal de loop y me equivocobastante", advirtió.

Lejos de mostrarse incómoda en el formato de teatro ?ese en elque "todo el mundo está expectante, a la espera", como ella mismadefinió en la rueda de prensa del jueves?, Amaia y sus cancionesse hicieron gigantes sobre las tablas del auditorio pamplonés.La melancolía que late en Pero no pasa nada planeó ayer, conespecial intensidad con temas como Nadie podría hacerlo, el quefuera su segundo adelanto del disco.

Cuando la ausencia de guitarra y de piano se lo permitía, Amaiadisfrutó bailando de un extremo a otro del escenario. Lo hizoacompañada de Paula Vegas al teclado, Nuria Graham a la guitarra,Miquel Sospedra en el bajo y Aleix Boupuig como batería. La navarrajugó e interactuó con sus músicos, que entraban y salían de lastablas en función del tema, ayudados por un juego lumínico quelos relegaba a un segundo plano o los destacaba.

Cuidado repertorio Los temas que recoge su primer compacto fueronevidentes protagonistas del repertorio, que Amaia completó conuna cuidada selección de versiones. Aunque lo fácil hubiese sidoapostar por Miedo, Amaia quiso arriesgar con temas como Qué nosva a pasar, de los donostiarras La Buena Vida, o Vas a VolvermeLoca, de Natalia, exconcursante de la primera edición de OperaciónTriunfo.

Amaia quiso despedirse del primer concierto de su gira con ElRelámpago, pero ante los aplausos del público navarro, regresóal escenario con Desde que tú te has ido, de Mocedades, temacon el que el público alcanzó el éxtasis, entre vítores y aplausos,hasta llegar al broche final, Nuevo Verano. "Gracias por levantaros,a mí en el teatro me da pereza", confesó Amaia, "ojalá todoslos conciertos de la gira fuesen aquí".