caza y pesca

Alegaciones de ADECANA a la orden de vedas de navarra 2020-2021

Se propone otra vez limitar la caza de la perdiz a un maximo de dos días

10.05.2020 | 01:23
Perdiz con 12 pollos. Foto: J.M. Agramonte

Pamplona – Como todos los años en estas fechas Medio Ambiente ha remitido a los representantes de las 9 zonas, a ADECANA y la FNC el proyecto de Orden de Vedas para la temporada 2020-2021, dando un plazo de alegaciones que termina este mismo domingo 10 de mayo, el cual en líneas generales sigue la dinámica de años anteriores, pero que en lo referente a la caza de la perdiz al volver a proponer un máximo de dos días de caza ha creado un gran malestar en el colectivo, ya que en el campo se están viendo una mayor cantidad de perdices que el año pasado, las cuales ahora están criando sus pollos, por lo que se espera una mejora de sus efectivos.

Como todos los años, desde ADECANA, con el apoyo de los miembros de la Comisión que están de acuerdo han presentado hoy en el Registro unas alegaciones respecto a la caza de la perdiz en el que defienden lo siguiente:

Desacuerdo en la limitación de su caza a un máximo de dos días. El hecho de dar a todos los cotos un máximo de 2 días, sin una metodología ni ningún dato que lo avale, vuelve a caer en el mismo error que en las propuestas del año pasado y anteriores al tratar a todos los cotos por igual, perjudicando enormemente a los que han estado trabajando todo el año y tienen ejemplares más que suficientes para cazar bastante más días.

Los firmantes de este escrito opinan que no apoyar a los cotos con buenas densidades y no aprovechar y mandar un mensaje de que "el esfuerzo merece la pena", es lo peor que se puede hacer, ya que con ello lo que están consiguiendo es que la gente que realmente trabaja se desanime y deje de realizar mejoras que benefician a todo el medio ambiente.

Ante ello, los gestores de los cotos se preguntan "¿Para qué sirven los P.O.C si a la hora de la verdad no se tiene en cuenta su pretendido valor? Año tras año, nos obligan a contratar y pagar a un técnico para elaborar unos Planes de Ordenación Cinegética que incluyen unas pautas de trabajo para mejora de la especie, obligándonos a realizar unos conteos y seguimiento que entendemos que son pieza fundamental para un correcto aprovechamiento y mejora de esta especie, pero a la hora de la verdad no se tienen en cuenta los resultados de los mismos, sino los realizados de forma parcial y apresurada por el Guarderío de Medio Ambiente con mucho menos rigor que los que nosotros realizamos en todos nuestros cotos."

Piden que se tenga en cuenta la producción y supervivencia real antes de la caza. Lo que pretenden los firmantes de estas alegaciones es que Medio Ambiente cambie la inercia de tantos años, limitándose a los conteos de primavera de reproductores antes de la cría, al no dar estos una visión real de lo que hay en el campo, sin que tengan en cuenta cual ha sido la producción y supervivencia real antes de la temporada de caza realizando otros conteos a final de verano, y que en base a ellos, cada coto responda de las perdices que realmente alberga y por consiguiente sus días de caza y cupos. Muchas veces ocurre que, si acompaña la climatología y ha habido una buena cría (Por ejemplo 4 perdices por pareja), cotos que no llegaban al 50% de potencial en primavera, a principio de la época de caza lo sobrepasan con creces, y al contrario, que una gran cantidad de parejas tienen una mala producción, y por ello habrá que restringir su caza.

Los cazadores son conscientes de que esperar a los conteos de verano exigen por parte de la Administración una mayor dedicación para validar/contrastar los datos reales de población, pero esto es lo que hay que hacer si se quiere hacer una gestión correcta.

No se tiene en cuenta los pocos cazadores de perdiz que hay en Navarra Para la elaboración de un calendario correcto no solo hay que tener en cuenta el número de parejas en primavera, y producción a finales de verano, sino que hay un dato muy importante que no se tiene en cuenta, y es el número de cazadores de perdiz que cazan en cada coto, el cual es muy pequeño, ya que es una caza de gran exigencia que solo pueden realizar los cazadores más jóvenes aptos para ello, siendo la media de edad en las sociedades cercana a los 60 años.

Se echa en falta proyectos de recuperación de hábitats Si realmente el Departamento de Medio Ambiente quiere recuperar la perdiz y realizar una correcta gestión medioambiental de la misma liderando proyectos de recuperación de hábitats, tiene que dejar la fácil postura de quitar días de caza, cosa que va en contra del interés de los cazadores en recuperarla al eliminar los incentivos de trabajos de mejoras para su recuperación por parte de las Sociedades.

Discrepancia con los resultados de IKA que ha presentado la Administración. Este dato que se les presenta alegan no concuerda con lo que los conteos que los técnicos, guardas y cazadores de los cotos han estado viendo esta temporada, pareciendo que por lo menos las poblaciones estaban incluso mejor que el año pasado, que por cierto fue un año de cría excepcional.

En los cotos que se han hecho muestreos este año en primavera, en general ha salido bastante mejor que el año pasado, conteos que se han efectuado con todos y cada uno de los condicionamientos que hay que cumplir, algo que no ocurre con los muestreos en unos pocos cotos que realizan desde vehículos los guardas.

En base a lo anteriormente efectuado desde ADECANA y los representantes de zonas que lo apoyan se reafirman lo que vienen defendiendo desde hace años.

1º) Que La elaboración del calendario que propongan las Sociedades de Cazadores se llevará a cabo no solo con los conteos de parejas de primavera, sino también con los datos de población de perdiz a final de verano.

2º) Que el máximo de días de caza de perdiz en los acotados que dispongan en primavera del 2019 o en sus conteos de primavera de 2020 de un número de reproductores de perdiz igual o superior al 50% de la potencialidad establecida en el POC y hayan realizado actuaciones en mejora del hábitat de la especie, sea de seis.