Humor costumbrista a través del choque de culturas: 'Por H o por B'

La serie, surgida del corto 'Pipas', es la primera comedia española de HBO

22.07.2020 | 00:02
Siete años después de 'Pipas', llega 'Por H o por B'

La necesidad de pertenencia sienta las bases de Por H o por B, una "comedia costumbrista", en palabras de su creadora Manuela Burló, que retratará el choque de culturas al que se enfrentan dos amigas de Parla tras mudarse a Malasaña. El deseo de Hache y Belén de encajar en un lugar al que no pertenecen es el punto de partida de Por H o por B, una serie producida por Globomedia (The Mediapro Studio) y Lacoproductora que ve la luz este miércoles en HBO. Es una comedia que trata del reencuentro de dos amigas de Parla, municipio al sur de la provincia de Madrid, cuando ambas se mudan al barrio más cool del centro, Malasaña. El inevitable choque cultural entre los dos mundos dará lugar a una sucesión de catástrofes divertidas, a la vez que pone la mirada en lo que es una amistad sin fisuras, la búsqueda de la identidad o el postureo más descarado.

La historia de Hache y Belén, primera comedia española de HBO, tiene un largo recorrido. La semilla procede del aclamado corto de Burló, Pipas, nominado al Goya en 2013, y de cuyo proceso de conversión en una serie de diez capítulos hablan su creadora y sus protagonistas, Saida Benzal y Marta Martín. "Ha sido un viaje muy largo. Arrancó en 2013 con Pipas y fue en 2015 cuando uno de los productores, Jorge Pezzi, me vino a buscar para ofrecerme una serie con una mirada más femenina, que fuera de chicas", explica Burló, quien valora el aprendizaje que se lleva tras trabajar con HBO y con "gente que sabe muy bien hacer televisión".

diez capítulos

Siete años después de Pipas, Saida Benzal y Marta Martín retoman unos personajes cuya hilarante conversación de tres minutos y medio en un corto presentado al Notodofilmfest se convirtió en "viral", como recuerda su creadora, quien explica que fue en 2017, "que entra HBO, cuando empieza el proceso creativo de dar forma a esos diez capítulos". Las actrices coinciden al reconocer que el rodaje, que duró cinco meses, fue la parte más deliciosa y "disfrutona" del proceso. "Ha sido mucho trabajo previo. Muy duro porque sabíamos que luego no íbamos a tener tiempo en el rodaje. No tiene pausas dramáticas, ellas están hablando todo el tiempo", apunta Benzal, a quien su compañera complementa: "Nos pasamos dos meses antes de empezar a rodar encerradas en una habitación repasando texto".

Hablando de retos, es Burló, que define la serie como una "comedia costumbrista que simplemente retrata el viaje de unos personajes", quien reconoce que para ella el rodaje fue la parte más dura: "Yo empecé a disfrutar en el montaje, en el rodaje íbamos a toda velocidad". "No es una sitcom, es una serie en movimiento y hay capítulos con 17 localizaciones diferentes. Era como una yincana", señala.

La serie cuenta con Brays Efe, Itziar Castro, Javier Bódalo o Fernando Albizu, de quienes los espectadores podrán disfrutar en pequeñas dosis puesto que son los personajes de Benzal y Martín los que ocupan la mayor parte del metraje. Si Pipas le dio a Manuela Burló su primera nominación al Goya como mejor cortometraje de ficción, Por H o por B incide en "ese envoltorio que todos nos ponemos para intentar pertenecer a algo, aunque luego nos demos cuenta de que lo verdaderamente importante es ser uno mismo", apunta la directora. "La serie habla de la búsqueda de un lugar, de la necesidad de pertenencia. De dónde cabes si no encajas en ningún sitio y del hilo tan fino que separa lo cool, de lo no cool.

Según Miguel Salvat, responsable de contenidos originales de HBO España, con esta serie "nos tiramos de cabeza al mundo del postureo, de las modas inexplicables y efímeras y de lo que nos sonroja todos los días y no nos atrevemos a criticar". Por H o por B, afirma, "es una historia de peces fuera del agua, de choques culturales, del sentido del ridículo, de la necesidad de pertenencia a un colectivo y de nuestra identidad. Hay muchos Malasañas en el mundo. Es algo universal pero, a la vez, no puede ser más local".