Pro convierte a Martín Ximénez, alférez del estandarte real, en protagonista de su nueva novela

El personaje corre numerosas aventuras en la Navarra de finales del siglo XIII

19.10.2020 | 00:54
La escritora Begoña Pro Uriarte, en una imagen de archivo.

Aventuras, intrigas, amores y sentimientos, que la autora engarza perfectamente con el conocimiento de la historia medieval que la caracteriza. De esto trata la nueva novela histórica de Begoña Pro Uriarte, El alférez del estandarte real.

"Esta novela nace porque mirando los documentos de la época hay dos nombres que se repiten, Martín Ximénez y Fortún Almoravid. Son nieto y abuelo y los dos ocuparon el cargo de alférez del estandarte real de Navarra, lo que despertó mi curiosidad", afirmó la autora.

Con apenas 7 años, Martín Ximénez, de Aibar, es apartado de su madre y conducido con su abuelo Fortún Almoravid, alférez del estandarte real de Navarra. "Vamos a ver a un Martín asustado, pero poco a poco va evolucionando", comentó la autora. El será responsable de defender la frontera con Castilla, reino sumido en un continuo conflicto por la sucesión desde la muerte de Alfonso X el Sabio. El objetivo es hacer de Martín un hombre de armas. Pero no es más que un niño y nadie confía en él. Y esto incluye al propio Fortún, que a punto está de devolverlo a Aibar, como hubiese devuelto una partida de vino picado o una espada de forja defectuosa. Como última oportunidad, decide llevarlo consigo en sus incursiones militares por Castilla. Primero, al cerco de Mayorga y, más tarde, a la toma de Nájera. Sin embargo, Martín demostrará definitivamente su valía en la propia Navarra, en las cenizas de la Guerra de la Navarrería, la que enfrentó a los burgos de Pamplona, siguen recientes.