Caza y pesca

Mutuasport cumple 50 años luchando por la defensa de la caza y su futuro

La compañía aseguradora celebra su aniversario con la seguridad e integridad de los cazadores como su principal meta

02.05.2021 | 01:35
Un cazador, en el campo.

Desde 1971, Mutuasport lleva dedicando sus esfuerzos a la creación de productos para que los cazadores se sientan seguros en la práctica cinegética. En este 2021, y como parte de los actos para conmemorar su aniversario, ha grabado un vídeo con el que rinde un homenaje a las generaciones que, en este medio siglo, se han encargado de transmitir la labor que esta empresa lleva a cabo en su propósito de conseguir para la caza un futuro de prosperidad.

"Las imágenes nos trasladan al inicio de una fría mañana de temporada junto a nuestros seres queridos. Huele a campo, a cuero y a chimenea recién prendida; junto a ella, el cazador más longevo de la caza nos contará la historia de la mutua de los cazadores", pronunciaron representantes de la compañía en la presentación de esta iniciativa, que remarca cómo hace décadas no existía ninguna aseguradora que se preocupara por el colectivo. "Mutuasport, además de cuidar y proteger a los cazadores, ha defendido todos estos años la potenciación de la caza y el trabajo para asegurar su futuro", precisan.

El cortometraje, protagonizado por un abuelo, su hijo y sus nietos, remarca la ilusión por compartir una jornada de caza y de qué manera, generación a generación, se transmiten los valores asociados a la actividad cinegética. Las secuencias sirven a su vez para repasar la historia de esta empresa, pionera en el aseguramiento y que hoy en día fomenta la caza entre los más jóvenes y participa en estudios científicos que colaboran en su defensa y protección. Según Mutuasport, una de sus principales particularidades es que, desde su fundación, ha sabido adaptarse a las necesidades del sector.

En cifras, la compañía cerró el pasado año 2020 con un total de 313.881cazadores asegurados en toda España. Colabora con la gran mayoría de federaciones autonómicas e invierte parte de sus fondos en proyectos de responsabilidad social asociados a la actividad cinegética (en la defensa de las zorzales o las codornices, por ejemplo, ha destinado casi medio millón de euros en el último año).

Si se repasa la trayectoria de esta firma durante los 50 años de su vida, se pone de manifiesto que, desde su inicio, las federaciones autonómicas han sido las entidades a través de las cuales se han ido articulando las soluciones planteadas para apoyar la caza. "Ser cazadores nos sitúa en una posición privilegiada, puesto que conocemos mejor que nadie los riesgos que supone la caza y cómo protegernos", afirman desde la empresa.

En un primer momento, las soluciones se centraban casi exclusivamente en comercializar seguros de responsabilidad civil y accidentes personales, pero, a partir de 1998, Mutuasport amplió su gama de servicios para incluir en sus pólizas la garantía de defensa jurídica. Sin embargo, su labor ha ido evolucionando y actualmente desarrolla proyectos para acercar la cultura y el conocimiento de la caza (a través de su Biblioteca Cinegética, que acaba de incorporar el primer cómic de caza, Martina y la aventura de la caza), además de iniciativas para proteger el futuro de las especies cinegéticas.

Este es, precisamente, el aspecto que convierte a Mutuasport en una aseguradora convencida de la necesidad de emprender ejercicios de responsabilidad social que promuevan una actividad cinegética y un colectivo de cazadores preocupados por el entorno que los rodea y la correcta protección de los hábitats naturales.

Entre estos proyectos, destacan especialmente dos. Por un lado, el programa Coturnix, cuyo objetivo es el seguimiento y la gestión sostenible de la codorniz en España, garantizando una caza sostenible de una especie que, pese a su reducido tamaño, genera una enorme afición. Durante cuatro años, se consolidará una red de ciencia ciudadana en todo el país para obtener datos precisos del censo de esta ave y sus capturas.

Por otra parte, sobresale el proyecto Zorzales, con el que se monitoriza a estos animales durante su paso por la Península. Su meta es diseñar una estrategia de aprovechamiento y gestión sostenible de todas las especies de zorzales, que esté basada en la citada monitorización de las poblaciones y capturas, además de en el conocimiento de los factores que determinan sus flujos migratorios.

Para trabajar en esta práctica, Mutuasport ha colaborado en la creación del Observatorio Cinegético, una plataforma cuya finalidad es impulsar un sistema de monitorización a nivel nacional en el que los cazadores y los gestores de cotos sean los protagonistas. Sus resultados habrán de ser válidos y contrastables, ya que han de servir para la toma de decisiones tanto por parte de los propios cazadores como de la Administración.

Entre las iniciativas más positivas para la fauna se encuentran también el Plan Integral de Recuperación de la Tórtola Europea, que trata de revertir la desfavorable situación de esta especie; el proyecto Mixoleplus, para controlar el brote de mixomatosis de la liebre europea surgido en el 2018; una red de cotos unidos por el fomento de la perdiz roja y otras aves esteparias; o su voluntad de declarar la montería y la rehala como Bien de Interés Cultural.

noticias de noticiasdenavarra