Día de los Museos: paseos por el arte

Con motivo del Día de los Museos, cinco artistas navarros reflexionan sobre la experiencia del arte en vivo

16.05.2021 | 02:14
Día de los Museos: paseos por el arte

Ver arte: enriquecerse por dentro. Imaginar e imaginarse. Mirarse a una misma y a los otros. Activar sentidos. Pasear el alma.

Con motivo de la celebración, el próximo martes 18 de mayo, del Día de los Museos, este año bajo el lema El futuro de los museos: recuperar y reimaginar, cinco creadores navarros comparten reflexiones sobre el valor del arte en vivo y sobre espacios artísticos anhelados en esta pandemia y/o próximamente, quizá, visitados.

Miren Doiz (Pamplona, 1980) piensa más en exposiciones que en museos. "Me mueve más una exposición concreta que quiera ver", dice. Y en esta pandemia con restricciones de movilidad, desde Madrid, donde vive, a la pintora navarra le habría gustado "visitar por ejemplo la de Artemisia Gentileschi en la National Gallery en Londres; y en el supuesto de que hubiese podido ir, que normalmente no es mi realidad, habría ido a la Tate, donde destacaría la Rothko Room, que si puede verse sin mucha gente es impresionante", cuenta. Ahora que puede salir de Madrid, "afortunadamente" tiene proyectos que le motivan a quedarse allí, donde reside, trabajando. Aunque, apunta, "habitualmente veo arte aquí, hace poco en el CA2M, me gustó mucho la exposición de la artista chilena Cecilia Vicuña", apunta. Y cree que esperará "a estar vacunada para hacer viajes de placer". Sobre el valor de la experiencia de ver –y sentir– el arte en vivo, en comparación con hacerlo en el medio on line, tan presente a raíz de esta crisis, Miren Doiz reflexiona que "no tiene nada que ver". "Yo no creo en el arte a través de la pantalla, excepto en el que la pantalla es el medio. Cuando no se ha podido hacer otra cosa lo hemos utilizado, pero al igual que hay estudios que incluso dicen que lo leído en un libro en papel se retiene más que lo leído digitalmente, cómo vamos a asimilar la experiencia de la actitud pasiva ante una pantalla con el hecho de no sólo mirar con nuestros propios ojos, sino rodear, transitar, alejarnos, acercarnos...es decir, utilizar todo nuestro cuerpo y nuestros sentidos para vivir esa experiencia artística", plantea.

Alfonso Ascunce (Pamplona, 1966) no ha echado en falta "ningún museo en concreto" en este año largo de pandemia, pero sí se acuerda de cuando va a Madrid "y siempre está el Prado". "Siempre me resulta agradable poder dar un paseo por alguna de sus salas al margen de lo actual. Es un bonito viaje por el tiempo", dice.

Para el artista pamplonés, cuando ha viajado, "visitar un museo no era tan importante". "Callejear, conocer la ciudad... salir por ahí, quizás fuese más importante. Visitar un museo para mí, en general, no supone una experiencia demasiado especial, aunque hay cosas que se escapan de esto como la capilla de Giotto en Padua, que no es un museo. Los museos después de todo están llenos de cosas muertas que nos hablan desde el pasado y en el que la gran mayoría pasa corriendo de una obra a otra", opina.

En cuanto a exposiciones que le habría gustado visitar, "es posible que hubiese ido a dos en las que yo participaba, y no pude por la pandemia", apunta aludiendo a una colectiva en la Galería Altxerri de Donostia y a la Feria Estampa de Madrid. Para Ascunce, "la experiencia de la obra en vivo es insustituible, la relación con el cuerpo, los sentidos, el espacio... on line solo se pueden consumir imagenes, es un gran ejercicio de consumo donde no hay lugar para la experiencia y sí para la negación de ésta".

 

escapadas anheladasTeresa Sabaté (Pamplona, 1955) ha echado de menos en la pandemia sus "escapadas a Madrid, donde siempre encuentra "algo interseante". "El Prado siempre es un valor seguro; están el Reina Sofía, CaixaForum, Matadero... Y callejeando suelo encontrar además pequeños sitios y algunas galerías que ofrecen cosas estupendas. También, de vuelta a la estación, una visita a La Casa Encendida está muy bien".

Ahora que puede salir de Navarra, le encantaría ver una exposición que está en Madrid en La Gran, de Ana Teresa Barboza. "Solo conozco su obra on line, nunca la he visto en vivo y me interesa mucho ver de cerca cómo resuelve y consigue esos maravillosos efectos", dice sobre esta creadora. Sabaté ve mucho arte on line y valora esta vía para "acercarnos a obras y artistas que de otra forma sería imposible", pero cree que "ver arte en vivo es incomparable pues las imágenes a veces son engañosas y, en ocasiones, luego al natural, te decepcionan". A ella le gusta acercarse a las piezas "y ver cómo están trabajadas y cómo han solucionado cuestiones técnicas... La emoción ante una pieza en vivo no tiene nada que ver con una imagen en el ordenador", concluye.

A Javier Balda (Pamplona, 1958), la limitación de movilidad le ha hecho pensar en lugares que no conoce u "otros conocidos con una memoria de detalles y detenimiento que quizás no haya sucedido en la visita real". "Recorrer las villas paladianas del Véneto, en ese equilibrio entre naturaleza y construcción, o pasear por la gliptoteca canoviana en Possagno, son una ensoñación de la belleza como conquista cultural a pesar de sus contradicciones, un idealismo que hemos desmontado a conciencia y que en esta circunstancia de enfermedad y de retos sociales nos vuelve a interrogar sobre los grandes relatos, la representación o el talento del arte –de algunos artistas– para trascender", dice. Ahora que viajar vuelve a ser posible, se conforma con "visitar museos y centros cercanos que han mantenido actividad y retoman sus programaciones en un momento que puede ser de eclosión y vitalidad artística".

"En Navarra y el entorno cercano hay arte y lugares de cultura para frecuentar y poco visitados, aunque también espero un viaje al arte paleolítico en suelo francés", comenta.

Por formación, Balda cree "en el encuentro físico con la forma sensible que representa el arte, más allá de su imagen; en esa proximidad se entienden y aprecian las dimensiones, el tamaño, el lugar, la ejecución, las texturas y los materiales, e incluso su desmaterialización". "El arte –dice–, que parece inerte, en la cercanía ofrece sensaciones de vitalidad e intemporalidad, sin desdeñar que la creación digital, virtual y on line también genera obras y acceso al conocimiento artístico y cultural solo posibles con estas herramientas sofisticadas".

 

el vivo, la "experiencia completa" Para "no sentir frustración por no poder viajar", Virginia Santos (Pamplona, 1975) no ha querido mirar demasiado qué se estaba programando por ahí...". "He tratado de disfrutar de lo que sí podía ir a ver. Disfruté mucho con la exposición de Isabel Baquedano sin necesidad de viajar fuera de la comunidad", comenta.

Eso sí, le hubiera gustado visitar la exposición Invitadas. Fragmentos sobre mujeres, ideología y artes plásticas en España en El Prado. "Me gusta visitarlo si voy a Madrid, aunque sea sólo para ver alguna sala o alguna obra concreta. Está lleno de joyas. Y las exposiciones temporales normalmente son muy interesantes", dice. Ahora que ya se puede viajar fuera de Navarra, probablemente se acerque a Bilbao, ciudad que suele visitar a menudo y con la que tiene "un vínculo muy especial", a disfrutar en el Museo de Bellas Artes de la exposición Womanology. "Y supongo que no podré evitar meterme al Guggenheim también a ver la recién inaugurada los locos años 20", apunta.

Para Virginia Santos, ver arte en vivo "es la única manera de tener una experiencia completa". "Situarnos frente a la obra de arte supone un acto consciente, supone una inquietud por lo que estamos viendo. El contexto y la manera en que nos acercamos al arte nos ayuda a la comprensión de las piezas. Proporciona un sentimiento que jamás puede igualarse a una experiencia on line". Y reflexiona en este sentido que "no es lo mismo ver un obra en toda su dimensión que una reproducción de la misma. Antes veíamos reproducciones en papel, ahora vemos reproducciones en pantallas. La facilidad con la que podemos acceder a cualquier contenido hace que acabemos consumiendo esas imágenes de una forma superficial. Una imagen tras otra, un autor tras otro". Ella ve "imprescindible que recuperemos la emoción de la experiencia directa del arte en los museos, las galerías, las salas, los teatros, los cines... Es irreemplazable", asegura.

día de los museos: citas

Museo de Navarra. Con entrada gratuita entre los días 18 y 23 de mayo, a partir del martes 18 contará con dos nuevas salas abiertas al público en su exposición permanente, por lo que ha organizado un ciclo de conferencias –que podrán seguirse en streaming– en torno a las colecciones del centro que tendrán una nueva presentación en esos espacios. Serán en el salón de actos, a las 19 horas (entrada libre).

Museo Oteiza. Ofrece entrada gratuita los días 18, 22 y 23 de mayo. El día 18, se proponen visitas guiadas a las 11 y a las 13 horas por la exposición permanente y la instalación resultante del proyecto escénico-performativo El Crómlech. La conservadora Elena Martín, el sábado 22, a las 12 horas, ofrecerá un recorrido guiado por la colección del centro (reserva previa en recepcion@museooteiza.org). El domingo 23 de mayo, de 11 a 13 horas, tendrá lugar el taller en familia El museo del futuro. El futuro en un museo (reserva en didactica@museooteiza.org).

Museo Gustavo de Maeztu. Ofrece hoy, domingo, de 11.30 a 13.30 horas, una jazz sesión abierta a los asistentes en la cuarta sala de la planta noble del centro, a cargo del saxofonista local Fernando Sánchez y el pianista Diego Belzunegui. También hoy retransmitirá en su canal de YouTube un nuevo vídeo sobre el autorretrato El dandi, con una explicación ofrecida por el artista y arteterapeuta Fermín Alvira. Además, continúan las visitas guiadas personalizadas. Se podrán solicitar, sin cita previa y de manera gratuita, en la recepción.

Museo Muñoz Sola. Propone 3 visitas guiadas a la muestra temporal Primario, un proyecto de Mikel Belascoáin y Laura Veraguas en torno a las verduras de la huerta: el 21 de mayo, a las 12 y 18 horas a cargo del propio Mikel Belascoain; y el 22 y 23 de mayo, a las 12, de la mano de Izaskun Gamen. Necesaria inscripción previa.

MUN. Habrá entrada gratuita los días 15, 16 y 18 de mayo. Esos días habrá sesiones del taller familiar Todas mis caras, after Gordillo, inspirado en la exposición del pintor sevillano Luis Gordillo. Se celebrarán el sábado 15, a las 11 y a las 17.30 horas; el domingo 16, a las 12 horas; y el martes 18 a las 10 horas. Reservas a través de la web.

Otros centros. También se suman con actividades o acciones para celebrar la fecha el Museo del Carlismo, el Museo Etnológico de Navarra Julio Caro Baroja, el Museo de Tudela, el Museo Etnográfico del Reino de Pamplona (Arteta), la Casa Museo Julián Gayarre, el Museo y Yacimiento Arqueológico Las Eretas (Berbinzana), el Centro Henri Lenaerts y el Museo del Castillo de Javier. Además, el Ekomuseo Zubietako Errota-Ecomuseo Molino de Zubieta y el Museo del Monasterio de Tulebras tendrán entrada gratuita el 18 de mayo.

"Ahora visitaré museos y centros cercanos, aunque también espero un viaje al arte paleolítico en suelo francés"

javier balda

Artista plástico y director de Altxerri

"No creo en el arte a través de la pantalla; vivir el arte es mirar con los ojos, rodear, transitar, alejarse y acercarse..."

miren doiz

Artista plástica

"He echado de menos mis escapadas a Madrid, donde siempre encuentro algo interesante"

teresa sabaté

Artista plástica

"Siempre es agradable pasear por salas del Prado al margen de lo actual; es un bonito viaje por el tiempo"

alfonso ascunce

Artista plástico

"Disfruté mucho con la exposición de Isabel Baquedano sin necesidad de viajar fuera de Navarra"

virginia santos

Artista plástica


noticias de noticiasdenavarra