Starlite Marbella muestra su apoyo al sector musical

El espectáculo 'El último aplauso' pretende reanudar la actividad artística

01.08.2021 | 01:42
La cantante Marta Sánchez actuó en el concierto.

Las mejores canciones de las décadas de los 80, 90 y 2000 volvieron a La Cantera de Nagüeles de Marbella (Málaga) de la mano del espectáculo El último aplauso, un concierto solidario cuyo objetivo es ayudar al colectivo artístico a reanudar su actividad.

Así, artistas como la cantante exOleOle Marta Sánchez, Geno Machado y Javián, Ramoncín y Amistades Peligrosas, entre muchos otros, entonaron sus canciones más emblemáticas en el Auditorio de Starlite Catalana Occidente para rememorar el pop rock español.

El concierto estuvo presentado por Poty Castillo, quien tomó la palabra tras un emotivo homenaje al cantante Álex Casademunt, fallecido el pasado mes de marzo, por parte de sus amigos y compañeros, Geno Machado y Javián, que cantaron Te quiero más, la canción creada conjuntamente durante su etapa en el grupo musical Fórmula abierta.

Tras ello, abrió la terna Dr. Livingstone Supongo con un mix de Vas bien así y Que te quiero, quien dio paso a Kike Ruiz para que regalase al público sus temas Mírame y Resucito. Tras él, Isma Romero interpretó Cicatriz y Carlota, han detallado desde el Festival visiblemente satisfechos por la acogida de la iniciativa tanto por los participantes como por el público asistente que está haciendo que el glamour retorne a la localidad malagueña de Marbella.

público entregado Raúl fue el siguiente en hacer aparición es escena acompañado por un grupo de baile. Como no podía ser de otra manera, el cantante escogió Prohibida y Sueño su boca, los temas que le llevaron a alcanzar los primeros puestos de todas las listas del momento, para ofrecerlas a su público.

"Gracias al público que sois parte de la fiesta, que conseguís que este evento sea un exitazo, gracias por el aplauso, por el apoyo, gracias por la cultura segura que estamos defendiendo", decía al finalizar su intervención y justo antes de dar paso al veterano y cañero Ramoncín, quien entonó Putney Bridge y Litros de alcohol, dos de sus canciones que más hacen bailar y cantantar a sus numerosos fans.

La noche continuó con el turno de Amistades Peligrosas, que hicieron recordar hits como Me quedaré solo o Estoy por ti', todo un himno. Tras este dúo musical, Javier Ojeda trajo su mítico Sabor de amor o A este lado de la carretera, quien dio paso a la última artista de la noche, la esperada Marta Sánchez con sus temas Brillar y Soy yo.

Para finalizar, los artistas de El último aplauso volvieron al escenario para cantar, junto a todos los asistentes de La Cantera, el himno que Kike Ruiz ha compuesto especialmente para poner el broche de oro a una propuesta musical sin igual. Así, Starlite Catalana Occidente unió a artistas y público bajo un mismo lema: el apoyo a la música.

Por su parte, el programa de Starlite Catalana Occidente sigue adelante con los conciertops de artistas como 84 & Álvaro de Luna & Marlon, Morat, David Otero & Despistaos & Jaula de grillos, Rosario, Raphael o Estrella Morente & José Mercé.

imagen de marbella El Festival Starlite apoyado por el famoso cantante malagueño, Antonio Banderas, tiene entre sus objetivos volver a posicionar a Málaga, en general, y a Marbella en particular en el lugar que le corresponde por su clima y por sus buenas instalaciones. Un Marbella que en sus mejores tiempos en los años 80 consiguió concitar no lo a lo más granado del famoseo estatal, como la incombustible Isabel Preysler y su entonces marido el ministro socialista Miguel Boyer, a su actual pareja el nobel peruano, Vargas Llosa, sino a un sinfín de personalidades de la jet-set del mundo del espectáculo.

Actores, como Sean Connery tenían sus mansiones en Marbella, periodistas de renombre, los jaques árabes amigos del Borbón campechano, exilado ahora de España, celebraran unas fiestas escandalosas por la millonada de dinero que invertían en ellas y que en su día eran consentidas por la sociedad española como si fuera algo normal, "porque atraían un séquito impresionante y daban múltiples puestos de trabajo; no importaba la corrupción que traían con ellos, ni tampoco que venían de un país dictatorial", subrayaba a Diario de Noticias, la autora de Infierno en el Paraíso, Clara Sánchez.

Tras el paso como alcalde del fallecido Jesús Gil-Gil, procesado por corrupción y escándalos múltiples, el brillo de Marbella se derrumbó y los protagonistas de las revistas del cuore se metieron en sus casas o dejaron de acudir a sus citas con los lugares más cool de la ciudad.

Sin embargo, en los últimos años gracias a campañas de prestigio y al apoyo de actores como Banderas, gran impulsor del Starlite, Marbella vuelve a situarse en los focos mediáticos por Festivales musicales, por conciertos solidarios. Esto está haciendo que artistas y actores del panorama musical retornen a la ciudad malagueña y empece a lucir con luz propia y no por escándalos.

noticias de noticiasdenavarra