La muerte del 'Hombre de Loizu' con un proyectil abre una línea de investigación sobre el uso de arcos hace 11.700 años

El cuerpo hallado en la cueva de Errotalde fue amortajado con los brazos cruzados sobre el pecho

06.11.2021 | 14:09
Presentación de los hallazgos que ha revelado la investigación realizada sobre los restos del denominado "Hombre de Loizu"

Pónganse en situación: corre el año 9.700 antes de Cristo, un varón entre 21 y 23 años, de 1,60 metros y 57 kilos, aproximadamente, llega a la cueva de Errotalde (Valle de Erro), tras lo que parece una huida. Al otro lado, alguien con un arco le dispara a gran velocidad una flecha con punta de madera y dientes de piedra. Este proyectil va a tanta velocidad que le provoca un traumatismo que le perfora el cráneo y termina con su vida. Esto que podría ser la escena de cualquier película de acción ambientada en la prehistoria, tuvo lugar hace 11.700 años, y el protagonista no fue otro que El hombre de Loizu, considerado el cuerpo humano completo más antiguo hallado en Navarra.

Todos estos detalles fueron desvelados ayer, coincidiendo con la Semana de la Ciencia, en rueda de prensa en la que participó el catedrático de la Universidad de Cantabria e investigador principal de este proyecto, Pablo Arias Cabal, y el arqueólogo de la Dirección General de Cultura-Institución Príncipe de Viana, Jesús García Gazólaz. También estuvo presente la consejera de Cultura, que señaló el trabajo multidisciplinar que ha requerido la investigación, y que todavía no ha terminado. Están involucradas al menos 30 personas en elq equipo investigador.

Arias Cabal comentaba que el uso del arco involucrado en la muerte del individuo de Loizu supone uno de los primeros testimonios de esta herramienta como arma en Europa. Sobre el porqué le impactó la flecha, los investigadores coincidían en que en esta época ya había indicios de violencia de cazadores y recolectores. Probablemente, enfrentamientos entre grupos.

El hombre de Loizu era una persona joven, con una gran e intensa actividad física a sus espaldas. Conclusiones obtenidas gracias al estudio de algunos de sus huesos, como el fémur, que señalaba la posición en forma de cuclillas en la que pasaba gran parte del día.

La dieta que seguía nuestro hombre estaba basada en carne, que no limpiaba tras cazarla por el desgaste dental que esta y los restos de arena o tierra provocaba en su dentadura. La agricultura todavía no se había desarrollado, por lo que la caza era una de sus actividades principales. Los dientes se utilizaban, además, como una tercera mano, para cortar textil o cordeles.

Jesús García comentaba que realizar todas estas averiguaciones ha sido gracias al buen estado de conservación en el que se han encontrado los restos de El hombre de Loizu, practicamente inalterados por las condiciones de la cueva, cuando lo normal es que los restos prehistóricos se encuentren muy fragmentados.

Actualmente, los restos se encuentran en Suecia para realizar el estudio paleogenético y poder obtener el DNI genético de El Hombre de Loizu, además el estudio paleopatológico permitirá conconocer si sufrió alguna enfermedad y cuáles.

 

los ritos funerarios Gracias a un análisis TAC realizado en el Hospital Marqués de Valdecilla de Santander, se descubrió que los brazos del individuo se encontraban cruzados, por encima del pecho. Después de que el metatarsiano estuviese oculto tras una capa calcárea.

"El estado del cráneo nos trajo de cabeza", decía entre bromas el investigador. Pues lo encontraron con un agujero, por el impacto de la flecha, y tintado con una intensa pintura roja, mediante un preparado a base de hematite, arcilla y materia orgánica."Está por determinar si era algo que portaba el cadáver a modo de adorno personal, formó parte del ritual funerario o incluso pudo tener carácter antiséptico", explicó Pablo Arias.

Otros interrogantes relacionados con la investigación tienen que ver con los análisis biomoleculares y de ADN, que acaban de comenzar, por lo que aún no se dispone de resultados. Las pruebas terminarán en tres meses y principios de año se publicará el estudio completo.

semana de la ciencia8 de noviembre. Exposición. 'Las maravillas de la luz'. Sario de la UPNA 9 de noviembre. -Conferencia 'Careering through astronomy' con la astrofísica Jocelyn Bell. El Sario UPNA. 11.00 horas -'Descubre la relación entre astronomía, mitología y diversidad'. Planetario. 11.00 -Visita guiada 'Radiotelescopio Jocelyn Bell de la Universidad Pública de Navarra'. Hall de El Sario. 12.30 horas. -Charla coloquio 'Enseñar ciencias de una manera distinta para hacerlas más inclusivas'.en la sala Biblioteca UPNA. 18.30 -'Ecología, Cambio Climático y Sexta Extinción'. En el salón de actos de la biblioteca de Ciencias UNAV. 19.00 horas. -'Escuela de sostenibilidad'. My Octopus Teacher. Ciclo de cine. Civivox. 19.00 horas.

noticias de noticiasdenavarra