Guionista y director de 'La ba鎑ra'

Miguel 聲gel Calvo Buttini: "Es muy necesario que aprendamos a re甏nos de nosotros mismos para tomarnos mejor las cosas"

Este s墎ado llega al teatro Gaztambide de Tudela la obra del polifac彋ico Miguel 聲gel Calvo Buttini, que trae a su casa, una "comedia negra" sobre la pareja.

14.01.2022 | 00:12
Miguel 聲gel Calvo Buttini

tudela Estrenó La Bañera en Burlada en octubre, ¿Cómo han ido estos primeros meses?

-Ha sido algo extraño por la covid. Teníamos previstos dos sitios más antes de enero, que es cuando empieza todo el tema de la gira, y se tuvo que suspender alguna como la de Zizur que teníamos llena pero tuvo covid la actriz. También estuvimos en Villava que estuvo muy bien. El estreno de Burlada fue fenomenal. Ahora el teatro está raro por el tema de la covid. Los actores tienen que viajar, no es como en el cine que hacen la película y ya está; pero estamos muy contentos de cómo va. Ahora en enero tenemos cuatro actuaciones que empiezan con la de Tudela.

¿Qué es 'La Bañera'?

-Es una comedia de lo absurdo, que refleja dónde pueden llegar las relaciones de pareja cuando se obsesionan por algo. Es un símbolo. Una excusa para hablar, en un tono divertido pero con mucha reflexión, de las relaciones de pareja. Ya lo hice con mi primer texto, Una pareja cualquiera, que era una comedia romántica. Ésta es una comedia negra, comedia de lo absurdo que se aproxima más a lo que a mi me gusta.

¿Actúa la bañera como espejo para que nos podamos ver reflejados?

-Si. Siempre digo que en Burlada, que la gente se lo pasó en grande, me fui a cenar con unas parejas amigas y todos decían que estaban sumidos en las mismas discusiones que la pareja protagonista. Se sentían identificados. Es un espejo donde verte tú y tu pareja con los problemas que has tenido a lo largo de tu vida.

Con la pandemia hemos estado varios meses encerrados y en ese período las relaciones de pareja han sufrido tensiones. ¿Es una mala época para las parejas?

-Puede fortalecer la pareja o fastidiarla del todo. Es como cuando te vas de vacaciones y a la vuelta es cuando suele haber más divorcios. En el día a día, el trabajo y la rutina te quitan tiempo de estar con ella o con él, pero en vacaciones convives todo el tiempo. Eso pasa con el confinamiento y has de saber lidiar con ello. En mi caso creo que este período de confinamiento hasta la ha fortalecido, pero son situaciones difíciles y o bien la refuerza o se la carga.

Es su segunda obra sobre la pareja, ¿qué le atrae de este aspecto?

-La pareja es una fuente inagotable de historias. Siempre hay muchos aspectos que giran a su alrededor. Es uno de los temas de los que más se habla en cine, teatro o literatura. Yo no puedo ser menos. A mi me gusta, porque me gusta observar, también mi hábitat, y escribir sobre ello. La idea surgió hace un par de años y se reforzó durante la pandemia, mientras montaba el documental de Galdós. Una vez hechas estas dos primeras, me gustaría hacer una trilogía con la pareja de fondo, esta última ya cuando estuviese en la tercera edad.

Uno de los detonantes de las discusiones es el cambio a ducha o mantener la bañera. ¿Es de ducha o de bañera? ¿Marca eso la personalidad?

-La acción transcurre en una bañera, pero no en un baño, eso se descubre en la obra. Yo soy más de bañera. Las bañeras me encantan y cuando voy a los hoteles me doy unos baños espectaculares. Estuve en Pamplona en Navidad en unas jornadas y estuve en un hotel que no tenían bañera, solo había ducha. Hay que invitar a todos los directores de hoteles para que no nos quiten las bañeras; hay que reivindicarlas y mantenerlas.

¿Su retirada va con la modernidad?

-Me imagino que sí. La sociedad se vuelve muy práctica y la bañera te quita espacio, es menos ecológica, gasta más agua... Es un símbolo hacia donde nos dirigimos. Yo soy más de bañera.

La obra se estrenó en octubre, ¿son malos tiempos para el teatro?

-Si. Cuando estrenamos el 1 de octubre justo esa semana abrieron al aforo completo. Hay una cosa que hay que repetir: la cultura es segura. No pasa nada por ir al cine o al teatro. Es mala época pero no solo por los espectadores, también el elenco de actores y actrices tiene que ir a interpretar y en el tema de la covid hay gente que se ve afectada. En Zizur tuvimos que suspender por enfermedad de la actriz y en el cine no pasa eso.

¿Hay miedo en los ayuntamientos a mover la cultura?

-En general puede que sí, porque hay miedo también a las cancelaciones.

Ha trabajado mucho con Asín, ¿está contento con el reparto?

-Jose Mari es ya más un amigo que un actor, llevo con él desde 2006. Me ha ayudado también con el texto y ha sido un cómplice. Montse Zabalza ha sido un descubrimiento. No la conocía aunque aquí es muy conocida en Navarra, pero para mí ha sido un descubrimiento. Es cantante, bailarina y actriz y como la obra tiene también canciones ha venido muy bien y ha ayudado mucho con las coreografías. No sé si ellos estarán contentos conmigo.

¿También hay baile en la obra?

-Si, es una obra muy amena. Son 7 escenas y me gusta que las transiciones sean muy rápidas y el tema de baile en las coreografías ayuda con ello. En esta es el Cheek to cheek de Ella Fitzgerald y Louis Amastrong y en base a ella construimos las transiciones.

La comedia le ha ayudado siempre a reflexionar sobre el comportamiento y los problemas de la gente...

-Llevo ya tres películas que no hago comedia, pero en teatro si la uso siempre. Me siento más a gusto en el teatro con la comedia porque ayuda a pasar un buen rato y a reírte de ti mismo y eso es muy interesante. Es muy necesario que aprendamos a reirnos de nosotros mismos. Estamos en una época en la que no hay sentido del humor, solo ves insultos, broncas, grescas... Cuánto más nos riamos de nosotros mismos, más nos ayudará a tomarnos mejor las cosas.

¿Está preparando para marzo otra película?

-Si, es un largo sobre la escritora Emilia Pardo Bazán, que tiene mezcla de ficción y documental. Ya contamos con la colaboración del Ayuntamiento de Madrid y la región de Murcia y nos vamos a lanzar a hacerla. Tiene muy buena pinta. Además igual me sale otra de ficción para final de este año. De momento estoy encantado con las perspectivas del 2022.

"Empiezo una película en marzo y otra a final de año, de momento estoy encantado con las perspectivas de 2022"

"La Bañera' es una comedia del absurdo que refleja dónde pueden llegar las relaciones de pareja cuando se obsesionan por algo"

noticias de noticiasdenavarra