RTVE aprueba un plan de desescalada

Todo trabajador que acceda a las instalaciones recibirá dos mascarillas quirúrgicas y se le tomará la temperatura a partir del 25 de mayo

20.05.2020 | 19:34
Vista exterior de los estudios de RTVE.

MADRID. RTVE ha hecho público este miércoles su plan de desescalada mediante el que pone en marcha el proceso de normalización de la producción habitual, tras las medidas excepcionales adoptadas como consecuencia de la pandemia del COVID-19.

Así lo ha dado a conocer la Corporación pública, que ha asegurado que "la ruta hacia la recuperación completa de la programación sigue estrictamente las dos consignas básicas que han regido la gestión de la crisis".

En concreto, RTVE ha destacado que estas dos premisas han sido "ofrecer la máxima protección posible" a sus profesionales "bajo el prisma del principio de minimización del riesgo" de contagio de la COVID-19 en sus sedes y "garantizar la continuidad" de su función como servicio público esencial.

Como ha recordado la Corporación, el pasado mes de marzo todos sus canales y servicios modificaron su oferta habitual para "centrarse en informar ampliamente sobre la realidad de la pandemia y la respuesta de la sociedad española ante ella".

Además, se pusieron en marcha nuevos espacios de servicio público en radio, televisión e internet que han completado la oferta informativa, educativa y de entretenimiento.

RTVE ha señalado que este despliegue se ha realizado manteniendo en sus sedes "el mínimo personal imprescindible (25% aproximadamente), mientras el grueso de la plantilla realizaba su trabajo a distancia".

REGRESO PROGRESIVO.

En relación con el plan de desescalada, ha indicado que implica el regreso progresivo de la mayor parte de los contenidos que fueron suspendidos durante la crisis "si bien, para seguir garantizando la seguridad y la protección de la salud de los trabajadores, los procedimientos de producción y las rutinas" en las sedes de RTVE "necesariamente deberán cambiar".

"Las medidas de prevención contempladas en este plan de desescalada han sido objeto de diálogo con los representantes sindicales y todas las partes han podido hacer sus aportaciones", ha asegurado, para después añadir que la representación "mayoritaria" de los trabajadores ha apoyado el documento de prevención aprobado.

No obstante, RTVE ha subrayado que, "ante el hecho constatado de que la realidad de la pandemia evoluciona con gran rapidez", el plan está abierto a ser modificado, "atendiendo a cualquier novedad sanitaria o legislativa que pueda afectar a su aplicación".

Entre las principales medidas adoptadas, se establece un conjunto de fases de reincorporación a las sedes de la plantilla de RTVE con el objetivo de que la producción habitual vuelva a la programación.

De esta forma, la primera de las fases a aplicar, desde el mes de junio, implica la presencia máxima de 2.000 personas de manera simultánea en las sedes (30%); la segunda mantiene el número máximo en el marco la programación de verano; y en la tercera, prevista para el arranque de la nueva temporada en septiembre, se alcanzarían los 3.000 trabajadores de manera simultánea (50%).

Asimismo, ha explicado que los espacios de RTVE están siendo redistribuidos y acondicionados de modo que se amplíe la distancia entre puestos de trabajo siempre que sea posible.

Por otro lado, a partir del 25 de mayo, se aplica el procedimiento general de actuación preventiva, que incorpora nuevas medidas de seguridad a las ya vigentes desde el inicio de la crisis, de modo que todo trabajador que acceda a las instalaciones recibirá dos mascarillas quirúrgicas y se le tomará la temperatura. También se distribuirán otros equipos de protección y, como opción voluntaria, guantes.

El uso de la mascarilla será obligatorio en todas las instalaciones con algunas excepciones: Cuando, por permanecer en un puesto de trabajo estático, se pueda garantizar la distancia de seguridad de 2 metros, o más, con otras personas; cuando se realice una locución ante un micrófono; o mientras se ingieran alimentos o bebidas.

RTVE también ha anunciado que se mantendrán los dispensadores de gel hidroalcoholico dispuestos por todos los edificios y se mantendrá el refuerzo de las medidas activas de limpieza en todos los espacios.

Respecto a la posibilidad de que alguna persona se encuentre indispuesta en las instalaciones con síntomas compatibles con la COVID-19, ha explicado que se seguirán las pautas y protocolos establecidos por la Unidad de Salud Laboral de RTVE, tanto para la persona afectada como para sus posibles contactos estrechos.

Tras su alta médica, tanto la persona diagnosticada con positivo por COVID-19 como sus contactos estrechos en el ámbito laboral, deberán pasar por una prueba diagnóstica antes de reincorporarse a las sedes de la empresa.

Se continuará favoreciendo el teletrabajo en todas las unidades y asignaciones en que sea posible; se limitará el aforo de comedores y se estructurarán los horarios para que se reduzca la necesidad de utilizarlos; todas las reuniones serán vía telemática y, cuando no sea posible hacerlo, se mantendrán las medidas de prevención de ámbito general.