Clamor por el regreso del público al deporte navarro

Los equipos navarros exigen las mismas condiciones de los eventos culturales, para tener los ingresos que aseguren su viabilidad económica, e inician protestas.

27.11.2020 | 19:59
Aficionados, viendo en el Mutilnova, desde fuera del estadio y sin medidas de seguridad, el derbi del pasado sábado entre la Mutilvera y Osasuna Promesas.

Ninguno de los equipos navarros que están compitiendo en sus respectivas ligas de la temporada 2020/2021 tiene público en sus gradas. Una ausencia que no solo perjudica a los propios aficionados, que no pueden ver en acción a sus equipos, sino también a las economías de los clubes, que en mayor o menor medida dependen de los ingresos de entradas o abonos, sorteos –como el típico del jamón en los campos navarros del fútbol regional– y, a veces no menos importante, el consumo en los bares de los estadios.

Paradójicamente, cuanto más grandes son los clubes menos dependencia tienen de esos ingresos, porque la mayor parte de sus presupuestos llega a través de los derechos de televisión –caso de Osasuna– o de los patrocinadores principales. Pero, por ejemplo, para algunos equipos de Segunda B o Tercera no tener público es no tener apenas ingresos para pagar todos los gastos.

ÚLTIMA ORDEN FORAL

Un 'minuto solidario' porque continúa el veto

Muchos de estos equipos navarros han acogido con gran malestar la última Orden Foral de la consejería de Sanidad, en la que se mantiene el veto al público en los eventos deportivos. Consideran una discriminación sin base científica que sea ya posible ir a cines, teatros o auditorios a asistir a eventos culturales y que no se permita –por supuesto, con límites de aforo y con distancias de seguridad– el regreso del público a las competiciones deportivas.

El enfado por esta nueva demora ha llegado hasta el punto de que varios clubes de Segunda B han lanzado una iniciativa –a la que se han sumado muchos equipos de Tercera– para protestar este fin de semana por la falta de público.

Éste es el texto íntegro de la iniciativa:

"Esta semana se ha publicado la Orden Foral 61/2020, de 25 de noviembre, de la Consejera de Salud, por la que se modifica parcialmente la Orden Foral 57/2020, de 21 de octubre que modifica parcialmente tal y como está publicado en el Punto 18:

–Actividades en cines, teatros, auditorios, circos de carpa y similares, así como recintos al aire libre, y otros locales similares y establecimientos destinados a espectáculos públicos, actividades recreativas o de ocio.

18.1. Las actividades en cines, teatros, auditorios, circos de carpa y similares, podrán desarrollar su actividad contando con butacas preasignadas siempre que no superen el 40% del aforo máximo permitido. En todo caso, el aforo máximo no podrá superar las 150 personas. Se prohíbe el consumo de alimentos y bebidas durante la celebración de los espectáculos o actividades a los que se refiere este punto. El horario máximo de apertura se establecerá hasta las 22.00 horas.

18.2. Las actividades en recintos al aire libre, y otros locales similares y establecimientos destinados a espectáculos públicos, actividades recreativas o de ocio al aire libre, no podrán superar el 40% del aforo máximo permitido, con un máximo, en todo caso, de 300 personas.

18.3. Las actividades que superen las 150 personas en interiores y 300 personas en exteriores deberán someterse previamente a informe vinculante del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra.

Ante esta penalización a los clubes de fútbol navarros, porque tenemos un perjuicio económico directo –no hay entradas, no hay patrocinios, no hay venta en el bar, no hay sorteos, por no tener público en los campos de fútbol–, queremos expresar nuestro agravio comparativo, que no llegamos a entender, porque se puede ir a lugares cerrados hasta 150 personas y 300 personas en recintos al aire libre y similares, tema que compartimos, y sin embargo, en los campos de fútbol no puede entrar nadie.

Consideramos una vulneración del artículo 9 de la constitución, que dice: Los poderes públicos han de garantizar el cumplimiento de los derechos fundamentales de los ciudadanos, entre los que se encuentran la libertad y la igualdad, cosa que no ocurre con esta Orden Foral, ya que a unas personas se les permite, y a otras personas se les penaliza, esto es discriminación social.

Por todo ello, solicitamos que se nos respete y nos aplique en igualdad la misma ley, en las mismas condiciones, se nos permita con los controles establecidos por sanidad, la entrada de público con la misma limitación de personas, en los campos de fútbol.

Es muy lamentable que cada día se permita que se repitan más escenas de personas detrás de una valla desde la que se puede ver el partido o gente subida a un montículo para visualizar lo que ocurre en el terreno de juego sin ningún tipo de control.

#Somosfútbolmodesto

#Queremospúblicoenloscampos

También recordar al Gobierno que los clubes gestionamos miles y miles de chicos y chicas, que contribuimos con una gran labor social que realizamos con la ciudadanía.

Como gesto de reivindicación para que el jugador número 12 que son las personas asociadas a los clubes y la afición al fútbol puedan entrar a los campos y disfrutar de sus equipos.

El primer minuto de cada partido será solidario con el número 12, pasando el balón entre los jugadores en el centro del campo, terminando con un aplauso reivindicativo. Gobierno, rectificación e igualdad de condiciones".

burladés (3ª división)

Pepe Muñoz (Presidente)

"Sin público no hay taquilla ni sorteo del jamón, y el bar está vacío"

El Burladés puede servir de ejemplo de lo que sucede en los clubes de Tercera con la ausencia de público: tiene un campo con un aforo de 1.500 espectadores, pero rara vez supera el centenar de espectadores. Su presidente, Pepe Muñoz, comenta: "Los aficionados deberían estar en las gradas, organizados, en vez de ver los partidos desde las vallas, donde no hay control alguno".

Muñoz explica que "al no haber público, no hay recaudación por taquilla, por lo tanto no hay recaudación del sorteo del jamón que se hace quincenalmente, y el bar está vacío". Sin embargo, la entidad sigue pagando las mutualidades de los jugadores "como si no pasara nada", y los viajes y los arbitrajes.

En el club se confía en que la Federación Navarra ayude a estos equipos, y lo haga cuanto antes. "La Federación sí que financia las pruebas de antígenos, pero son los propios equipos los que tienen que pagar al enfermero para que realice la prueba a los dos equipos que tenemos, que forman un total de 50 personas".

Otra preocupación del Burladés es que, al no haber público en los campos, los patrocinadores del equipo ya están comenzando a irse.

mutilvera (2ª división b)

Julen Romero (Presidente)

"Para algo cultural puede entrar gente en el campo; si es fútbol, no"

 

Julen Romero comenta: "Si hacemos hago cultural en el campo lo consideran como evento cultural y por tanto podría entrar gente a ver el espectáculo, pero si meto dos equipos de fútbol no lo consideran igual y no puede entrar nadie. No tiene lógica que en una misma instalación puedas desarrollar una actividad y no la otra"

En el caso de la Mutilvera, no tener público supone dejar de ingresar, a la baja, 45.000 euros al año, de los que 30.000 corresponderían a las entradas y 15.000 a los socios. Cifras que en esta temporada podrían haber sido superiores, porque hay tres derbis y varios partidos con rivales cercanos (de La Rioja). A ello se le une perder ingresos por la publicidad de empresas.

La Mutilvera tiene que hacer frente a numerosos gastos entre salarios de la plantilla, desplazamientos, arbitrajes y dietas de la primera plantilla, así como los desplazamientos del equipo de División de Honor. "Nos estamos apretando el cinturón para no gastar más de lo debido y sobrevivimos gracias al ahorro de años anteriores".

En concreto, el dinero que ingresa por el primer equipo, la Mutilvera lo invierte en el fútbol base, en el que cuenta con más de 650 jugadores. Por tanto, la ausencia de público no solo perjudica al primer equipo.

osasuna magna (1ª f. sala)

Tatono Arregui (Presidente)

"Los aficionados son responsables"

"El pabellón Anaitasuna tiene más espacio que cualquier recinto cultural y tiene grandes fuentes de ventilación. Es inconcebible que no se deje entrar al público a ver deporte, con un protocolo y sí se deje entrar a las salas culturales", argumenta Tatono Arregui, que añade: "La cercanía y la sensibilidad que está mostrando con nosotros el Instituto Navarro de Deporte no tiene nada que ver con el comportamiento de Salud".

"El hecho de que no haya socios nos está crujiendo, porque es una gran fuentes de ingresos. Los jugadores, como buenos profesionales, viven en una burbuja que ya quisiera yo que la tuvieran todos los trabajdores, con dos pruebas de antígenos realizadas en menos de diez días. En un partido de balonmano con público en Anaitasuna en el que yo estuve presente, el público salió de manera organizada y no se movieron de los sitios asignados, porque los aficionados son civilizados y responsables. La inmensa mayoría lo somos y no vale hacer demagogia, porque la pandemia ha afectado a todos por igual", explica.

"Los socios suponen para nosotros un 14% de ingresos, a los que hay que añadir el boletín, la publicidad y el bar y no entiendo cómo 500 o 600 personas de un total de más de 3.000 que caben en el pabellón no pueden salir del mismo directos a su coche o a su casa", comenta.

"El informe del Consejo Superior de Deportes recibió la felicitación del ministro Salvador Illa, que ya dijo que solo el 0,3% de positivos procede del deporte", concluye el presidente de Osasuna Magna.

 

Basket navarra (LEB PLATA)

Andoni Moriano (Director de Marketing)

"Para nosotros es algo fundamental"

El aforo en el pabellón de Arrosadía, donde juega el Basket Navarra, tiene un aforo para 2.000 espectadores. Pero, por el momento, no ha podido entrar nadie, una situación que lamenta Andoni Moriano, director de Marketing del club. "Nos da mucha pena que todavía no pueda haber público en Arrosadía, porque para nosotros es algo fundamental. El otro día logramos la primera victoria del curso en casa y echamos mucho de menos a la afición".

El gerente de Basket Navara no quiere adelantarse, pero señala que el club ya ha preparado un protocolo por si pudiera entrar parte de público. "Es difícil hacer previsiones a día de hoy. Además, Arrosadía tiene parte del pabellón donde la afición está de pie, por lo que, sinceramente, no sabemos qué medidas nos exigirán. Hemos diseñado un protocolo para 300 personas, que creemos que es suficiente y luego, de ahí en adelante, lo que nos vayan permitiendo. Pero bueno, creo que hay que tomárse con calma la vuelta del público y hacerlo con garantías", explica.

Sin afición, la entidad ha perdido un "porcentaje reseñable" de sus ingresos, que proceden de los abonos, de las entradas y del merchandising. "Los socios están renovados, pero estamos esperando para hacer el cobro a que pueda venir el público, que esperemos que sea en breve. Luego, los ingresos en taquilla son cero euros y esto también afecta a las ventas de merchandising y demás, que en los días de partido es mucho", remarca.

Aunque los patrocinadores habituales han renovado, el club teme perder algunos apoyos. "Los clubes necesitamos conseguir nuevas fuentes de ingreso y, en esta situación, es muy difícil. Al final, los partidos también generan patrocinios directos. El año pasado, por ejemplo, el Día del Baloncesto Navarro, metimos 2.000 personas en Arrosadía y hubo un patrocinador que puso dinero para ese partido".

Basket Navarra tiene que hacer frente a un gasto menos con menos ingresos que los habituales. Al pago de fichas y viajes se han sumado costes extra como la necesidad de "comprar test de antígenos, tener un médico, mascarillas, geles... Todos esos gastos han crecido", remarca.

El gerente del club espera contar con ayudas para hacer frente a esta difícil situación. "El Gobierno de Navarra va a subvencionar los gastos relativos a la covid, pero de la Federación Española solo hemos recibido los test para las dos primeras jornadas. Hicieron un esfuerzo de solo 120 euros", critica.

"La situación es complicada, como la de todo el mundo. Confiamos en encontrar los apoyos que necesitamos de instituciones, empresas y aficionados para poder plantearnos los años venideros con ciertas garantías", concluye Moriano.

"Es inconcebible que no se deje entrar al público a ver deporte y sí se deje entrar a las salas culturales"

Tatono arregui

Osasuna Magna de Primera División.

"Los ingresos en taquilla son cero euros y que no haya público también afecta a las ventas de merchandising"

andoni moriano

Basket Navarra de LEB Plata

"Los aficionados deben estar en las gradas, organizados, y no viendo partidos desde las vallas, sin control "

PEPE MUÑOZ

Burladés de Tercera División.


noticias de noticiasdenavarra