Aitzol Atutxa, portavoz de los aizkolaris de primera división

"Queríamos adaptarnos a los nuevos tiempos"

Los mejores aizkolaris de Euskal Herria se enfrentarán mañana en un campeonato organizado por los propios deportistas

12.12.2020 | 13:18
Aitzol Atutxa, cinco veces campeón, explica que su objetivo es "cambiar la imagen" de la aizkolaritza y modernizar la competición

¿Por qué decidieron impulsar este campeonato al margen de la Federación Vasca de Herri Kirolak?

–Somos un grupo de jóvenes aizkolaris, una nueva generación en la que todos tenemos ideas parecidas para el futuro. Tras unas conversaciones con la Federación, no muy exitosas, decidimos tomar nuestro camino. Sobre todo, porque la Federación había dicho que este año no iba a organizar ningún campeonato, y empezamos a organizar el nuestro. Tampoco queremos ir en contra de nadie ni de nada. Queremos hacer nuestro camino y que sea en favor de la aizkolaritza y de los herri kirolak en general, e intentar tener una nueva vida.

¿Cuándo tomaron la decisión de cortar los vínculos con la Federación?

–Las ideas y las ganas y las reuniones venían desde hace años, pero siempre falta el último paso, que es el más difícil. Este año, cuando la Federación dijo que no iba a organizar el Campeonato de Euskadi, que fue en junio, nos reunimos en julio, pensamos que teníamos que dar una solución a esto y que teníamos que organizar el campeonato. Hablamos con la Federación, nos dio una negativa, pero decidimos que teníamos que seguir el camino que teníamos pensado y que teníamos que organizar un campeonato. Es verdad que luego la Federación dio marcha atrás y decidió organizar el campeonato, y entonces nosotros tuvimos que decidir y decidimos seguir el camino no habitual. Veíamos que el camino de los últimos 30 años estaba un poco estancado y decidimos arriesgarnos por un nuevo camino.

¿Qué quieren mejorar?

–Primero, queremos cambiar la imagen. Queremos diferenciarnos, porque hasta ahora era igual ver un campeonato de los años 90 que de los años 2000. Podía ser cualquier campeonato. Queríamos adaptarnos a los nuevos tiempos. Por ejemplo, hemos creado una página web con la información del campeonato –aizkolaritxapelketanagusia.eus–, y un perfil de Instagram. Decidimos empezar por esa red social porque queríamos captar a nuevas generaciones que se acercaran al mundo de la aizkolaritza, y que fuera también una red social educativa, explicando qué es la aizkolaritza, de dónde vienen los troncos, las hachas, la madera, quiénes somos nosotros. También hemos hablado con la televisión para buscar nuevos ángulos. Hemos cuidado más el envoltorio, por decirlo así. Ya se verá en la final. Es una pena que este año sea sin público, pero seguro que muchas cosas se verán por televisión.

¿Han conseguido organizar el campeonato que tenían en mente?

–La verdad es que no. Todavía tenemos cosas en la recámara. Pero sí que es un camino hacia ello. Este va a ser un campeonato un poco más clásico deportivamente, porque al final va a sustituir al Campeonato de Euskadi, y es el que se va a tener en cuenta en las hemerotecas y en el palmarés de los aizkolaris en el futuro, y en ese sentido la labor va a ser la misma, con cuatro kanaerdikos, cuatro troncos de 60 pulgadas y cuatro de 72. Sin público y con todos los problemas sanitarios que estamos pasando, están siendo tiempos difíciles para hacer las cosas como es debido, pero estamos contentos con lo que vamos a hacer.

La Federación no les permitió usar el nombre de Campeonato de Euskal Herria.

–Por eso no se llama así y se va a llamar Aizkolari Txapelketa Nagusia, pero es donde se encuentran los mejores deportistas. Es como cuando en el fútbol la principal competición se llamó primero Copa de Europa y luego Champions League, cambiando de formato y de nombre. Al final, donde compiten los mejores deportistas es el campeonato más relevante.

La final tendrá que disputarse sin público.

–Hemos hecho lo posible y lo no posible para que hubiera público. Hemos cambiado la final de lugar, porque iba a ser en Navarra, y debido a la situación sanitaria, la pasamos a Bilbao. La final iba a ser en noviembre, y tuvimos que pasarla a diciembre. Todo ha sido en balde y lo único que hemos hecho ha sido perjudicar nuestra preparación. Todo ha sido para que nos apoyase el calor del público, pero lo hemos tenido que dejar a un lado. No entendíamos este campeonato sin público, pero no ha habido otra.

¿La falta de espectadores les supondrá un revés económico?

–Indudablemente, y tenemos que agradecer su esfuerzo a Sherpa.ai, la empresa patrocinadora del campeonato, y a Xabier Uribe-Etxebarria, porque gracias a ellos este campeonato sigue adelante. Nosotros también hemos aportado todo lo que hemos podido. Indudablemente, será un traspié económico, pero esto demuestra las contradicciones de la Federación, que decía que nosotros por lo único que queríamos organizar el torneo era por interés económico, y estamos viendo que eso no es así.

La Federación les acusó de primar la economía a la solidaridad.

–Eso es. Ya se está viendo que no es así. Este campeonato nos ha costado a todos de nuestro bolsillo. Estamos haciendo una apuesta de futuro, y somos solidarios al 100%. En esta caso, además, vamos a hacer la final de promoción a la vez, sin dejar a nadie de lado.

¿Les dolió esa afirmación?

–Por eso ni la contestamos. Decidimos que la siguiente contestación sería una rueda de prensa para presentar el campeonato y seguir nuestro camino. Ya he dicho que no queremos ir en contra de nadie. Queremos intentar abrir nuevos caminos. En otros deportes, la mayoría de las profesionalizaciones han venido desligadas de la Federación. Podremos estar equivocados, pero sin intentarlo no lo sabremos.

¿Se han retomado los contactos con la Federación?

–No. La única relación que hemos tenido ha sido al solicitar jueces, como se solicitan para otros campeonatos como el pentatlón, para un intento de récord o una apuesta. En este caso, a nosotros nos los negaron, diciendo que no tenían la obligación de mandarlos cuando nunca se habían negado a estar en ninguna prueba. Nosotros organizamos nuestro propio comité de jueces y seguimos adelante.

También pretendían crear una asociación de aizkolaris.

–Todo está en marcha y es una de las cosas que se va a hacer en breve. Ya estamos con todos los temas burocrático para crear la asociación y los estatutos, para defender los intereses de los aizkolaris desde la propia asociación. En principio, formamos la asociación los aizkolaris que estamos en este campeonato, pero luego habrá cabida para el que quiera.

En lo estrictamente deportivo, ¿cómo ve la final?

–Veo una final atractiva e ilusionante para todos, y con un buen nivel de todos los participantes. A gente que igual hace unos meses no teníamos mucha ilusión, cuando la Federación dijo que no habría campeonatos, esta nueva competición nos ha devuelto esa ilusión.

Iker Vicente fue el ganador del último Campeonato de Euskal Herria y parte de nuevo como el gran favorito...

–Claramente, Iker Vicente es el gran favorito, como bien dice la cátedra. Todos los que participamos tenemos opciones, pero tenemos que ser conscientes de nuestros tantos por cientos. Más del 50% de las posibilidades se las lleva Iker, y después un gran cacho se lo llevarían Larrañaga y Txikia, y el resto del pastel sería para Otaño, para Irazu, que ya sabe lo que es ser subcampeón, y para mí, que tengo cinco txapelas. Iker está por encima de todos, pero no podemos olvidar que esto es un día y que hay que cortar encima del tronco, y puede ocurrir cualquier cosa. Después veo a Larrañaga, que el año pasado fue segundo y fue primero en la eliminatoria, y a Txikia IV, que este año ganó la Urrezko Aizkora.

En el plano personal, regresa a una final. ¿Cómo se encuentra?

– Ha sido un año muy complicado. El domingo es el día grande y la verdad es que hay muchas dudas porque salgo de una lesión, es el primer campeonato después de un año y a un deportista siempre le hace falta rodaje.

"El camino de los últimos 30 años estaba estancado y decidimos arriesgarnos por un nuevo camino"

"Este es el campeonato que se va a tener en cuenta en las hemerotecas y en el palmarés de los aizkolaris"

"La mayoría de las profesionalizaciones han venido desligadas de la Federación"