Debacle ante el colista

el helvetia anaitasuna cae en la pista del bada huesca en una mala segunda parte

10.02.2020 | 07:04
Bazán se estira a por un balón ante la mirada de Fischer (fondo) y dos defensores oscenses.

El Helvetia Anaitasuna cae en la pista del Bada Huesca en una mala segunda parte.

Bada Huesca30

Helvetia26

BADA HUESCA (14+16) Jorge Gómez (portero), Val, Camas (6), Adrian Pérez (3), Ostojic (2), Mota (1), Rodrigo (5), Mira, Sergio Pérez (3), Oier García (4), Asier Nieto, Álex Marcelo (5), Álvaro del Valle (1) y Dani Arguillas (portero).

HELVETIA ANAITASUNA (13+13) Nordlander (portero), Gastón (3), Martín Ganuza (1), Bazán, Etxeberria, Meoki (1), Krsmancic (7), Mollino, Fischer (3), Chocarro (5), Ugarte (3), Vaquer (2), Semedo (1) y Bols (portero).

Marcador cada cinco minutos 3-2, 5-4, 7-7, 11-10, 14-11, 14-13 (descanso); 16-16, 18-16, 21-18, 25-20, 27-22 y 30-26 (final).

Árbitros Colmenero y Rollán. Excluyeron dos minutos a los locales Oier García, Mira y Nieto (2); y a los visitantes Chocarro, Semedo y Meoki.

Pabellón Municipal de Huesca. Unos 1.100 espectadores. Alrededor de una treintena de aficionados navarros acudió al partido.

huesca - El Helvetia perdió ayer en la cancha del colista, el Bada Huesca, en un partido que mantuvo la igualdad en los primeros 30 minutos, pero que acabó por romperse en una mala segunda mitad para los navarros, que esta semana deberán hacer frente a la eliminatoria de la Copa del Rey el miércoles en Alcobendas y a un nuevo encuentro de Liga el sábado, en La Catedral, ante el Valladolid.

El Huesca, por su parte, logró una victoria que le permite coger aire en la clasificación, gracias a un partido muy intenso y a una gran defensa. La primera mitad se caracterizó por el juego a rachas de los dos equipos con más y mejores minutos para los locales, que no supieron aguantar la ventaja. Todo el esfuerzo que hacían lo dilapidaban en pocos minutos, mientras que Anaitasuna se fue y se metió en el duelo en varias ocasiones a lo largo de este período.

Tras el descanso, el partido comenzó con más igualdad e intensidad, sin que ninguno de los dos equipos consiguiera decantarlo a su favor, y con buenas intervenciones de los dos porteros: Arguillas en el Bada Huesca y Bols en el Helvetia.

En otro de los arreones que tuvo el choque, el equipo oscense logró poner una ventaja de cuatro goles en el m.42 (20-16), que obligó a pedir tiempo al técnico navarro Iñaki Aniz para que no se le fuera el partido de las manos. No lo logró y la diferencia creció (25-19). Tuvo que pedir otro tiempo.

La defensa del Bada Huesca fue muy intensa y agobiante durante la segunda parte, y eso se tradujo en los numerosos problemas que tuvieron los atacantes de Anaitasuna para poder meterse en el encuentro, estando cinco goles abajo en el marcador en muchos minutos de la segunda parte. El Helvetia no encontró la fórmula que le llevara a una reacción para dar la vuelta al marcador, aunque en los minutos finales se acercara sin éxito en el electrónico. - Efe