La pandemia impide que Niza sea el final de carrera

La organización busca alternativas para reubicar la conclusión de la prueba

11.03.2021 | 18:16
Sam Bennett festeja la victoria al esprint

A la Carrera del Sol, como se conoce a la París-Niza, el cielo oscuro de la pandemia le impedirá que descorche el final de la prueba en Niza, donde estaba previsto que concluyera la prueba francesa. La crisis sanitaria derivada del coronavirus ha provocado que la prefectura de los Alpes Marítimos haya decidido que la llegada de la París-Niza prevista para el domingo no tendrá lugar en dicha localidad de la Costa Azul debido a las medidas sanitarias que se pondrá en marcha durante este fin de semana en la región. La solicitud para el cambio de escenario partió de Christian Estrosi, el alcalde de la ciudad, que había pedido la reubicación de la llegada de la última etapa de la carrera francesa.

Una vez determinado que Niza no será el final de la prueba, las autoridades y ASO, entidad organizadora de la carrera, están sopesando distintas alternativas para adecuar el recorrido y que la jornada definitiva de la prueba pueda celebrarse. La organización estudia la manera de resituar la salida de la séptima jornada y el punto de partida y de llegada de la octava y última etapa. En 2020 la jornada final de la París-Niza fue cancelada tras el anuncio del día anterior del primer confinamiento de Francia provocado por el coronavirus.

Esta vez la carrera continuará adelante pero necesita una nueva ubicación para la jornada definitiva. La última etapa de la París-Niza tiene como final tradicional el Paseo de los Ingleses, pero las medidas de confinamiento en las que se encuentra la ciudad obligarán a cambiar el recorrido de la Carrera del Sol, sombreado por el coronavirus. Mientras, entre dudas, la carrera continuó adelante y en una llegada al esprint se ha impuesto la velocidad  Sam Bennett frente a Bouhanni y Ackermann.

Primoz Roglic continúa en el liderato de la París-Niza. El esloveno ha sufrido una caída, pero ha podido continuar adelante. No así su compañero Tony Martin, que ha tenido que dejar la prueba. "Por suerte todo está bien. Es lamentable porque Tony Martin ya no está con nosotros, pero esto es el ciclismo. Chocó contra un poste de plástico cuando iba justo delante de mí en un costado de la carretera, y se cayó", ha explicado el líder.
Superado el percance, el esloveno espera con motivación el fin de semana, donde asoma la montaña que decidirá la carrera francesa. "Personalmente me siento bien y debemos continuar en esta línea. Estoy emocionado por la batalla de este fin de semana", ha argumentado Roglic, que comanda la general con más de medio minuto sobre Maximilian Schachmann. Ion Izagirre es cuarto, a 40 segundos del líder. El de Ormaizteg ha escalado un puesto después de hacerse con tres segundos de bonificación.