nuevo proyecto de colaboración

Jugadores mexicanos sub-23 del Chivas llegarán gratis al Tudelano

acuerdo | el convenio entre el chivas de guadalajara y el club ribero consiste en la cesión de jóvenes talentos a coste cero pero, de momento, no incluye trasvases de dinero

09.02.2020 | 14:24
Jesús Miranda (izquierda) e Íñigo Valencia (derecha), en la rueda de prensa de despedida del entrenador.

El convenio consiste en la cesión de jóvenes talentos a coste cero y, de momento, no incluye trasvase de dinero.

pamplona - Jugadores mexicanos, internacionales sub-23, talentosos y a coste cero. Ese es el acuerdo que, hasta el momento, el Tudelano tiene cerrado con el Chivas de Guadalajara. Todo ello fruto de la amistad personal de Jesús Miranda, presidente del club ribero, con 'El feo' Andrés Maldonado, empresario mexicano próximo al club guadalajareño.

"El año pasado vino un jugador mexicano del Chivas a jugar con nosotros, Tepa. La experiencia fue muy positiva y a raíz de este primer contacto, nos han ofrecido jugadores internacionales sub-23 con México, de calidad y que vendrían a coste cero", confesó Miranda a DIARIO DE NOTICIAS. "Eso sí, económicamente no vamos a recibir dinero. Puede que en un futuro haya un proyecto, pero de momento no hay nada", matizó el máximo dirigente del equipo blanquinegro.

Este nuevo proyecto de colaboración entre el club mexicano y el club tudelano se concretaría en tres o cuatro jugadores que llegarían cedidos este verano para crecer en el club ribero a base de minutos. Alguno de ellos, ya han debutado con el primer equipo en la Primera División de México. "El Chivas es en su país el equivalente al Barcelona o Madrid aquí, estoy convencido de que nos van a ayudar a tener un gran proyecto", reconoció el presidente del Tudelano, que pone fin a la especulación existente respecto a qué tipo de acuerdo había cerrado con empresarios mexicanos.

Antes de cerrarse este acuerdo, Miranda estuvo meses negociando con unos inversores zaragozanos que tienen una empresa en Marbella. Estos empresarios visitaban Tudela con frecuencia mientras que Íñigo Valencia ostentaba el cargo de director deportivo. Al ver que, finalmente, no iba a existir acuerdo entre los zaragozanos y el presidente, Valencia decidió renunciar a su cargo y continuar el proyecto con los empresarios, con cuyo proyecto se veía "más identificado". De este modo, Jesús Miranda negó que la marcha del exentrenador del Tudelano se debiera a una disputa personal: "Es cierto que Íñigo empezó a hablar con jugadores sin mi conocimiento y yo le llamé la atención, pero no hubo mal rollo en ningún momento. Es verdad que tuvimos alguna desavenencia, pero siempre desde el cariño y desde una amistad que nos une desde hace quince años", aclaró Miranda.

El Tudelano debía seguir pagando el sueldo a Íñigo Valencia hasta el 31 de mayo una vez éste ya había sido destituido. Por tanto, la directiva del club decidió ofrecerle un cargo como director deportivo. Durante meses, Valencia se dedicó a realizar scouting y llegó a entregar un informe en Excel a Miranda con más de 300 nombres de jugadores ojeados indicando valoraciones y comentarios de cada uno. "Íñigo Valencia ha hecho una labor extraordinaria en el Tudelano. Nadie aquí puede hablar mal de él. Ha hecho una labor impresionante y me ha dejado un trabajo exquisito", dijo el presidente del club tudelano.

duras negociaciones El teléfono de Jesús Miranda fue un hervidero de mensajes y llamadas a lo largo del día de ayer. El motivo, la noticia que en exclusiva publicó DIARIO DE NOTICIAS adelantando un acuerdo entre el Tudelano y empresarios mexicanos. Un acuerdo que, en principio, se materializa exclusivamente en un trasvase de jugadores mexicanos a Tudela. "De un día a otro nos piden más dinero. Se han revalorizado todos los jugadores de golpe", analizó Miranda. Sin ir más lejos, un delantero vasco que tenía un acuerdo casi cerrado con el club de la Ribera, pidió ayer más de lo inicialmente acordado.

No obstante, estas dificultades no impedirán confeccionar un proyecto ganador y ambicioso. El objetivo que se ha marcado el Tudelano de cara a la temporada que viene pasa por cuatro fases. En primer lugar, se procurará la permanencia. Una vez conseguida, se intentarán asaltar los puestos de play off de ascenso a Segunda Divisón, que permitirán al equipo blanquinegro participar en la próxima edición de la Copa del Rey. Por último, si se ha conseguido todo esto previamente citado, se soñará con el ascenso a Segunda. "Lo primero es cerrar la salvación, luego el play off, la Copa del Rey y el ascenso. Por ese orden", sintetizó Miranda.

mudanza inevitable El Tudelano sigue a la espera de que se forme gobierno en Tudela (Alejandro Toquero, de Navarra Suma, será alcalde en cuestión de días) y de que se complete el informe de daños de la tribuna principal del Ciudad de Tudela para tomar una decisión definitiva, aunque la intención del club es mudarse de estadio en un plazo máximo de dos años. Es un traslado que tendrá que producirse antes o después, ya que el coste que supondría remodelar completamente el actual estadio del conjunto blanquinegro podría incluso superar al coste de construcción del nuevo estadio.

En primer lugar, se debe apuntalar la tribuna del Ciudad de Tudela para que el equipo pueda usar los vestuarios y las oficinas, que no pueden utilizarse desde mayo por peligro de derrumbe. Esta reforma se considera un parche puntual antes de que el equipo se mude de estadio al nuevo complejo polideportivo que se está construyendo en la ciudad ribera y que compartirían Tudelano y Lourdes. Este proyecto aprobado por el alcalde en funciones contempla la construcción de dos campos de hierba artificial, uno de ellos con una grada con aforo para 1.000 espectadores que podría replantearse para acoger a 3.000. De cara a un hipotético ascenso a Segunda, el club pediría que se considerara la opción de cambiar el césped artificial por uno natural.

"A mi me gustaría que pudiéramos jugar en hierba natural pero tengo que acatar lo que me diga el ayuntamiento. Hoy en día, hay campos de hierba artificial de última generación muy buenos. Además, podríamos conseguir el compromiso de que se cambiara a césped natural si ascendemos a Segunda", concluyó el presidente del Tudelano.