Budimir, una opción inviable para Osasuna "salvo milagro"

Objetivo / El club preguntó por él, pero el precio de 8 millones es "prohibitivo"

15.08.2020 | 23:21
Ante Budimir, en el centro, aguanta el balón. Foto: R. García (Efe)

pamplona – Tras la negativa por el Cucho Hernández, que finalmente ha firmado como cedido por el Getafe, Osasuna ha preguntado por otra de las opciones con las que ya contaba si se daba esta situación, de cara a reforzar la delantera para el año que viene, según ha podido saber este periódico.

Ese nombre es el del croata Ante Budimir, del Mallorca, que pese a descender acabó la pasada Liga como uno de los máximos goleadores de la competición, al anotar 13 goles en su primera temporada en la Liga española.

Sin embargo, es una operación prácticamente descartada por el club rojillo, según las fuentes consultadas. El balcánico, de 29 años, contaba con una cláusula de 40 millones de euros rebajada hasta los 15 que el Mallorca, obviamente, no va a requerir a los clubes que se asomen a negociar, porque sabe que nadie está dispuesto a abonar dicha cantidad.

Por ello, el cuadro bermellón ha impuesto un precio de salida de 8 millones de euros, algo que sigue estando fuera de toda opción para Osasuna. Cabe recordar que el fichaje más caro de la entidad sigue siendo el del caboverdiano Dady Pereira, que costó 3,5 millones en 2007 que tal vez se supere este año, pero no será por esos 8 millones.

Debido a estas pretensiones con las que cuenta el Mallorca, Osasuna y el resto de clubes que quieren negociar por el delantero están a la espera, pero sin muchas opciones de que esa cantidad se rebaje. Pese a que los baleares están en situación de desventaja, debido a su descenso a Segunda, la cantidad de clubes implicados hará difícil que esos 8 millones se vean rebajados, salvo sorpresa.

El mercado cierra el 5 de agosto, y el mensaje en Osasuna es claro: se esperará y no se cometerán locuras. Aun así, no parece que esta operación pueda llegar por buen puerto.

EL VALLADOLID, EN LA PELEA Otro club que ha insistido por Budimir es el Valladolid. El cuadro blanquivioleta ya puso una oferta formal sobre la mesa del Mallorca, que consistía en el pago de 6 millones de euros y la cesión de un jugador cuya identidad no ha trascendido.

Una proposición que el Mallorca se ha planteado, pero quiere esperar para ver si salen más agentes que puedan encarecer al ariete. Junto a Valladolid y Osasuna, el Celta de Vigo también se ha interesado por la situación, aunque sin ofrecer cifras concretas. Una opción difícil, que salvo giro del mercado no se dará para Osasuna.