Pruebas en un partidillo con un elevado ritmo

Jagoba Arrasate ensaya alternativas para el encuentro del domingo frente al Celta

02.10.2020 | 01:21
Jon Moncayola y Juan Cruz, ayer en el partidillo. Foto: Mikel Saiz

pamplona – La plantilla de Osasuna prosiguió con sus sesiones de cara al encuentro del domingo y ayer los jugadores protagonizaron una sesión intensa, que duró más de hora y media.

La parte más interesante de la sesión fue la disputa de un partidillo final, en el que Arrasate alineó dos equipos de once jugadores en los que, a la hora de sacar conclusiones, se pueden vislumbrar intenciones para el encuentro ante el Celta. Por un lado jugaron Juan Pérez –luego entró Sergio Herrera en su lugar en la segunda parte–, Nacho Vidal, Unai García, David García y Juan Cruz en la defensa; Oier y Lucas Torró en el doble pivote; Asier Córdoba y Jony en las bandas, con Adrián y Marc Cardona en la delantera. El otro equipo fue el formado por Rubén Martínez; Roncaglia, Raúl Navas, Jorge Herrando, Íñigo Pérez en la defenda; Jon Moncayola y Javi MArtínez como medios centros; Rubén García y Kike Barja en las bandas, con una delantera compuesta por dos 9 clásicos como Enric Gallego y Jonathan Calleri.

El encuentro se disputó a un gran ritmo y los jugadores se esforzaron bajo la atenta mirada e instrucciones de Jagoba Arrasate y de Bittor Alkiza. Los técnicos tienen múltiples alternativas para configurar la alineación para medirse en El Sadar al Celta.

Además de Aridane, Roberto Torres siguió con su trabajo individual para restablecerse de su lesión muscular, mientras que Chimy Ávila y Darko también prosiguieron con su procesos de rehabilitación. Aimar, Saverio y Zabarte, que el miércoles disputaron 75 minutos ante el Valencia Mestalla en Paterna, entrenaron por su cuenta. Hoy se entrena de nuevo desde las 10.00 en Tajonar en una sesión que será de recuperación antes de la definitiva de mañana en El Sadar.