Liga Europa

La Real Sociedad vence y convence

GRUPOS / LOS DONOSTIARRAS SE IMPONEN AL AZ ALKMAAR EN EL REALE ARENA CON UN GOL DE PORTU

06.11.2020 | 02:36
David Silva trata de superar a un jugador del AZ Alkmaar. Foto: Efe

Real Sociedad1

AZ Alkmaar0

REAL SOCIEDAD oyá; Aritz, Le Normand, Sagnan, Monreal; Guevara, Merino (Zubimendi, min.75), Silva; Portu (Januaj, min.75), Oyarzabal (Barrenetxea, min.88) e Isak (Willian José, min.61).

AZ ALKMAAR Bizot, Winjdal, Koopmeiners, Hatzidiakos (Letschert, min.70), Svensson; De Wit, Gudmundsson (Aboukhlal, min.61), Midtsjo; Karlsson (Druiff, min.62), Boadu (Evjen, min.61) y Stengs (Velthuis, min.70).

Gol 1-0, min.58: Portu.

Árbitro John Beaton (Escocia). Amonestó a Silva, Gudmundsson, Druiff, Svensson.

Estadio Reale Arena.

san sebastián – La Real Sociedad hizo su trabajo ante el AZ Alkmaar, al que pese a su dominio solo pudo derrotar por la mínima en un partido en el que mereció mucho más y que le sirve para igualar en el liderato del grupo a los holandeses y al Nápoles, en un triple empate que deja todo por resolver en las próximas jornadas.

Los resultados de las dos jornadas previas abocaban el partido a un monólogo donostiarra y a un conjunto de los Países Bajos defendiendo el empate a la espera de sorprender, estrategia que le salió bien porque se alió con la fortuna de la que los locales carecieron en las múltiples ocasiones generadas en el primer tiempo para haber cambiado el signo.

Los saques de esquina y las ocasiones siguieron sucediéndose en la segunda mitad, la Real llegaba y llegaba pero se estrellaba una y otra vez con Marco Bizot, el héroe de su equipo en este encuentro.

La portería holandesa se le hizo pequeña a una Real hasta que después de una docena de oportunidades Portu logró el gol en una combinación Monreal-Oyarzabal que el murciano convirtió.

Pudo rematar la Real pero no lo hizo, el AZ se estiró en busca de un empate que no merecía y que estuvo cerca de lograr en su acercamiento más peligrosos en el segundo tiempo por medio de Druiff, lo que habría sido una recompensa mayúscula a un rácano trabajo. Con la victoria del Nápoles, la Real queda empatada con los italianos y los holandeses con seis puntos en su haber.