Imanol Barace: El gol de la Mutilvera

Segunda B | Con seis tantos hasta la fecha, el centrocampista se erige como el líder de la revelación

08.02.2021 | 21:32
Imanol Barace lanza al aire varios balones antes del entrenamiento de este lunes.

La Mutilvera se ha ganado a pulso la etiqueta de equipo revelación de Segunda División B. El cuadro del Valle de Aranguren, que disputa su segunda temporada en la categoría en toda su historia, está superando las expectativas y, a cinco partidos de terminar la primera fase de la competición, mantiene un pulso con el Calahorra y el Logroñés por la primera plaza, una pelea en la que puede entrar el Tudelano, dos puntos por detrás del cuadro que dirige Andoni Alonso, que este miércoles disputa su partido aplazado ante el Ejea.

Con el paso de las jornadas se terminan los calificativos para describir la temporada que está firmando la Mutilvera, tercer equipo clasificado de su subgrupo a un punto del Calahorra, que carece en su plantilla de jugadores de renombre en la categoría. Uno de sus pilares, Imanol Barace, ha ayudado al equipo a auparse a la tercera posición con seis goles.

"Es una liga que se va a decantar con el otro subgrupo. No deja de ser una campaña corta, no puedes dudar en ningún momento, ni tener una mala racha porque, aunque suene como tópico, cada partido es una final", señala Barace.

El jugador de la Mutilvera reconoce que en pretemporada no se imaginaba ningún miembro de la entidad estar a estas alturas de la temporada a tiro de piedra del liderato, pero "desde el entrenador y cuerpo técnico se estudia más al rival, trabajamos desde el primer día conociendo las virtudes y defectos del equipo", valora un Barace que reconoce que "está muy bonita la liga, porque ganas dos partidos y te pones arriba, pero pierdes dos y te pones para abajo".

El mensaje en el vestuario de Mutilnova caló desde el primer día de pretemporada. "Tenemos que disfrutar, cuando ganamos no somos los mejores, ni cuando perdemos somos los peores. En todo momento somos nosotros mismos y tenemos que ir partido a partido", relata un Imanol Barace que describe un grupo de compañeros "muy unido. Unos cuantos llevamos varios años y hemos formado una base que ha hecho que los jugadores que hemos fichado se han ido quedando. Hay mucho trabajo dentro del vestuario que no se ve, como la alimentación o el hecho de venir a entrenar una hora antes para hacer trabajo de gimnasio".


Imanol Barace, durante un lance del último partido. Foto: Iñaki Porto

Un vestuario, el de la Mutilvera, que se ha visto mermado tras la marcha de Pablo Ibáñez, un jugador que "lo ha ido haciendo muy bien. Nos daba mucho, pero al final el fútbol es así, te da muchas cosas y te quita otras, pero no hay que mirar mas allá y hay que seguir", aboga un Imanol Barace que se sincera al admitir que entiende la decisión tomada por su ya excompañero. "En un principio le entiendes y te parece normal porque estás en un equipo que puede aspirar a cierta cosas pero cuando te llama un filial y es el equipo de tu tierra, le das las gracias y le deseas que le vaya bien. En el vestuario era una pieza clave y te lo llevas como un amigo, que es una de las cosas que te da el fútbol".

Adrián Aranguren llega a Mutilva para hacer olvidar a Pablo Ibáñez. "Es del pueblo, de Mutilva, que ya conocía a varios del equipo y como nos hemos ido enfrentando a él ya nos hemos ido conociendo. El otro día jugó de inicio y lo hizo muy bien nos va a aportar mucho", expone un Imanol Barace que agradece la vuelta del público al campo en los partidos, porque "parecía un entrenamiento", reconoce que "gusta ver las estadísticas y verte ahí, pero quedan cinco finales y hay que seguir" y no se olvida del principal objetivo.

"Nuestro objetivo es mantener la categoría, pero cuando te ves ahí dices 'si lo tenemos ahí al lado', pero tenemos que sacar el mayor número de puntos para alejarte lo máximo posible de abajo y seguir ahí", recalca Imanol Barace, que apunta que lograr cotas más altas "no es algo que no nos deje dormir. Vamos a jugar, a disfrutar y dejamos todo lo demás fuera. El sábado cuando ganamos estábamos eufóricos, porque íbamos primeros, pero no hay que pensar que somos los mejores ni mucho menos".