Haciendo carrera

formación | compaginar deporte y estudios no es fácil, pero sí es posible. nerea gil, ane cinto e irantzu porto son tres ejemplos de ello. superada la selectividad, miran hacia el futuro y a un nuevo escenario: la universidad

09.02.2020 | 17:10
Nerea Gil, Ane Cinto y Irantzu Porto.

Compaginar deporte y estudios no es fácil, pero sí es posible. Nerea Gil, Ane Cinto e Irantzu Porto son tres ejemplos de ello. Superada la selectividad, miran hacia el futuro y a un nuevo escenario: la universidad.

pamplona - Nerea Gil juega al balonmano y su futuro está en la Psicología. Ane Cinto es taekwondista y se debate entre estudiar Medicina o Derecho. E Irantzu Porto es una apasionada del baloncesto y ha optado por la carrera de Enfermería. Las tres comenzaron su trayectoria en el deporte a una edad muy temprana. Su intención es seguir en las pistas y sobre el tatami, pero miran más allá. Al futuro. A sus 18 años acaban de aprobar selectividad y se embarcarán en una carrera universitaria.

Las tres son conscientes de que es muy difícil vivir del deporte. Que no imposible. No se cierran ninguna puerta y aspiran a crecer dentro de sus disciplinas, pero sabiendo que llegará el día en que deban decir adiós. O en que tengan que compatibilizar sus pasiones con un trabajo que les dé el sustento económico, como ya ocurre con otros deportistas de elite.

Ejemplos así ya existen en el balonmano nacional y Nerea Gil, jugadora del Malkaitz de Burlada, es consciente de ello. "En España cobrarán las de División de Honor, pero ni siquiera como los chicos", constata. "El problema que tenemos las mujeres es que sólo del balonmano o del deporte no puedes vivir. Necesitamos tener unos estudios, una carrera o un grado superior para conseguir un trabajo y salir adelante", añade.

En julio, disputará con las Guerreras junior el Europeo de Hungría. Una cita importante para la que se ha tenido que preparar a conciencia y que ha debido compatibilizar con su preparación para la selectividad. "Reconozco que para mí ha sido bastante difícil. La selectividad la he aprobado bien, pero me ha costado estudiar. Los exámenes empezaban el 4 de julio y el día 2 estaba volviendo de Granada, después de una semana entrenando con la selección española", explica.

Nerea Gil, campeona de España infantil y cadete con el Malkaitz, sacaba tiempo de debajo de las piedras para poder hincar los codos durante la concentración. "Una compañera de Asturias y yo nos quedábamos despiertas después de cenar, nos tomábamos un café y a estudiar. Tampoco podíamos trasnochar mucho, porque al día siguiente había que madrugar", recuerda.

El objetivo de la balonmanista es estudiar Psicología, todo el tema de "las enfermedades mentales" y cómo poder "ayudar a las personas que las padecen" le gusta. Sabe que el aprendizaje de una profesión es fundamental para el futuro. "Para mí el balonmano lo es todo y he llegado a anteponerlo a los estudios. Mis padres me decían que no, que lo más importante era prepararse. No suspendía ni nada, pero prefería el deporte a los libros. Al final, con organización y sacrificio, he podido sacar todo adelante".

Sacrificio es una palabra que también utiliza Ane Cinto. El 7 de julio disputará en Valladolid el Campeonato de España sub-21, una cita cuya preparación ha compaginado con la selectividad. "La verdad es que me he centrado mucho en los estudios este año, porque al final es lo que me va a dar de comer", explica.

La joven, vecina de Orkoien, lleva desde los 6 años practicando taekwondo en el club Mendialdea. Un deporte que ama, que le ha reportado muchas alegrías, pero del que es muy difícil vivir. "Mi objetivo es ser campeona de España y quiero llegar lo más alto posible. Pero sé que el taekwondo es un deporte minoritario y, por muy lejos que llegue, no me va a dar de comer. Tengo que tener unos estudios, un plan para el futuro", asegura.

Ese plan, para ella, pasa por la universidad. Aprobada la selectividad con un 11,116, se debate ahora entre Medicina o Derecho. Dos carreras contrapuestas. "Yo soy de ciencias y durante el curso me he decantado más por Medicina. Pero me he dado cuenta hacia el final que me gusta mucho el sistema jurídico, las leyes. Mi madre, además, es abogada. He echado a las dos y, una vez que tenga las cartas sobre la mesa, decidiré".

Uno de los inconvenientes, respecto a Medicina, son las más de 900 solicitudes para 60 plazas en la UPNA. Sin embargo, Ane Cinto confía en poder acceder a través de las dos plazas para deportistas de alto rendimiento que existen. "Está muy bien que las administraciones públicas tengan en cuenta todo el tiempo que requiere entrenar y competir. Sé que el taekwondo es mi decisión, entreno y compito porque quiero, pero se agradece que pongan facilidades".

El esfuerzo de Ane Cinto se traduce en cinco días semanales dedicados al taekwondo. Ponerse a estudiar a las nueve y media de la noche, cuando regresa de sus entrenamientos. Pero cree que ese sacrificio "merece la pena". "Ha sido un año un poco duro, pero si algo quieres, algo te cuesta. Las excusas no existen. Con voluntad todo se puede".

organizarse, fundamental Además de esfuerzo y voluntad, la organización es primordial a la hora de compaginar deporte y estudio. Así lo entiende Irantzu Porto, jugadora de baloncesto en el Ardoi de Zizur Mayor. A sus 18 años quiere estudiar Enfermería, carrera que ha decidido "este mismo año". "Mi madre es enfermera, pero nunca me lo había planteado. Siempre me había tirado más INEF o Fisioterapia, más relacionadas con el deporte. Pero este año me ha dado la venada", comenta.

Irantzu Porto juega en el segundo equipo del Ardoi, club en el que empezó a dar sus primeros pasos en el baloncesto con sólo 7 años. La pasada temporada, además, entrenó de manera habitual con el conjunto de Liga 2, un nivel "más exigente", y además realiza programas de tecnificación con la selección navarra. En total, cinco días dedicados a entrenamientos, al margen de los partidos. Complicado para compaginarlo con los estudios, con una selectividad que le ha ido "mejor de lo que esperaba" y que afrontó "con calma". Pero no imposible. "Al final es conocerse a uno mismo, saber cuáles son tus límites y organizarte bien. Si antes tenías que empezar a estudiar una semana antes, ahora miras al calendario y ves que tienes que hacerlo con una antelación de dos o tres. Todo se basa en organizarse bien y saber qué capacidades tiene cada uno", explica.

A pesar de que la exigencia aumenta en la universidad, la jugadora del Ardoi cree que será capaz de seguir compatibilizando las dos facetas: la de deportista y la de estudiante. "Tengo amigas que han podido compaginarlo bien. Si otras han podido, por qué no voy a poder hacer yo lo mismo. Nunca me he planteado dejar el baloncesto. Para mí es necesario. Mi vía de escape".

Aunque el baloncesto es esencial en su vida, Porto es consciente de que su futuro pasa por la universidad. "No hay muchas mujeres que puedan vivir del deporte y siempre hay que tener unos estudios, porque nunca sabes qué te pasará. Puedes estar en la elite, tener una lesión y verte obligada a dejar el deporte. Es mejor tener algo detrás para seguir en un futuro con tu vida".

nerea gil

Nacimiento. 3 de abril de 2001.

18 años. De la Txantrea, Pamplona.

Deporte. Balonmano.

Club. Malkaitz Eskubaloia de Burlada.

Estudios. En Infantil estuvo en el colegio Bernat Etxepare. La Primaria la cursó en el García Galdeano de la Txantrea y la ESO en Irubide. El instituto Plaza de la Cruz ha sido su centro en Bachiller.

Carrera. Quiere hacer Psicología.

Trayectoria en el balonmano. Desde que empezó con 10 años en este deporte ha jugado en el Malkaitz. También es integrante de la selección navarra. Con su camiseta juvenil, se alzó en enero con la medalla de plata en el Campeonato Navarro de Selecciones Autonómicas disputado en Valladolid. Con el club burladés se proclamó campeona de España infantil en la temporada 2014/2015 y campeona de España cadete en la 2016/2017. En julio acudirá al Europeo de Hungría júnior con la selección española.

ane cinto

Nacimiento. 17 de mayo de 2001. 18 años. Vive en Orkoien.

Deporte. Taekwondo.

Club. Mendialdea de Berriozar.

Estudios. Desde los 3 años y hasta 2º de Bachiller ha cursado sus estudios en la ikastola San Fermin.

Carrera. Quiere estudiar Medicina o Derecho.

Trayectoria en el taekwondo. Comenzó con 6 años a practicar este deporte en el club Mendialdea de Berriozar y ahí sigue. En 2014 se proclamó campeona de España cadete, lo que le permitió acudir al Mundial de Azerbayán ese mismo año. En 2018 fue medalla de bronce en el Campeonato de España sénior en Valladolid. También el año pasado se colgó otro bronce con Mendialdea en el Europeo de clubes. El próximo 7 de julio, en pleno San Fermín, disputará el Campeonato de España sub 21 en Valladolid, en la categoría de -53 kg.

irantzu porto

Nacimiento. 29 de marzo de 2001. 18 años. Vive en Zizur Mayor.

Deporte. Baloncesto.

Club. Ardoi de Zizur Mayor.

Estudios. Infantil y Primaria cursó en el colegio Camino de Santiago de su localidad. La ESO en el IES de Zizur. Y ha estudiado Bachiller en Larraona de Pamplona.

Carrera. Quiere estudiar Enfermería.

Trayectoria en el baloncesto. Cuando tenía 7 años empezó a encestar en el Ardoi, donde sigue su progresión a día de hoy. Juega en el segundo equipo del club zizurtarra, si bien entrena con regularidad con la plantilla de Liga Femenina 2. Asimismo, es integrante de la selección navarra de baloncesto. Con la camiseta roja ha disputado cinco Campeonatos de España de Selecciones Autonómicas, de 2013 a 2017, y en la actualidad participa en programas de tecnificación.