Miguel Aristu Pérez de Larraya ganador de la zubiri-pamplona 2018

“Da igual que el año pasado lograse la victoria, las ganas de volver a hacerme con el triunfo están intactas”

Miguel Aristu parte como favorito para ganar lograr su segunda victoria en la Zubiri-Pamplona, una prueba que afronta “con ganas de disfrutar”

10.02.2020 | 06:30
Miguel Aristu, tras la victoria lograda en la Zubiri-Pamplona en 2018.

PAMPLONA - La Zubiri-Pamplona celebra su cuarta edición este domingo con todos los focos puestos en Miguel Aristu (Pamplona, 15/05/1983). El corredor navarro del Hiru-Herri, vencedor en 2018, será el rival a batir después de su exhibición de la última edición, la cual afrontó en solitario desde el kilómetro diez y finalizó con un tiempo de 1h08:42. La carrera de este domingo, salvo sorpresa, se disputará con la ausencia del ganador de las dos primeras ediciones, Antonio Etxeberia, quien arrastra molestias físicas provocadas por una caída cuando disputaba la Roncesvalles-Zubiri el pasado domingo. Si Aristu logra la victoria, igualará a Etxeberria, con dos victorias, en el palmarés de la prueba.

Después de la victoria del año pasado, ¿Cómo se encuentra de cara a disputar la carrera de este domingo?

-Me encuentro bien, con ganas de volver a hacer una buena participación y de disfrutar de la carrera, una carrera muy bonita, con un gran final en la Plaza del Ayuntamiento. Tengo ganas de correr y volver a hacerlo bien.

Este año, para los rivales, será sin duda el hombre a batir. ¿Se ve como favorito?

-No. Al final en todas las carreras te puede aparecer gente que no te pone las cosas fáciles. Ahora hay mucho nivel en las pruebas de toda Navarra. Siempre hay gente que te lo pone difícil. Yo intentaré hacerlo lo mejor posible, como el año pasado, y a ver como sale.

La semana pasada McLeod ganó la Roncesvalles-Zubiri destronando a Antonio Etxeberria. Si al final se confirma su participación este domingo, ¿le ve como el rival más fuerte?

-Andrew está en un momento muy bueno, ha entrenado muy bien y, si al final participa, va a ser un rival más a batir. Es un corredor que empieza muy fuerte y siempre te pone las cosas complicadas. Si corre, va a ser muy difícil ganarle.

Sobre Antonio Etxeberria, dos veces ganador de la Zubiri-Pamplona. Este año parece que no va a pode participar, ya que tuvo una caída el pasado domingo en la Roncesvalles-Zubiri. ¿Esto le allana el camino?

-Desde luego que si Antonio no corre es más fácil para todos. Siempre sale muy fuerte y es un rival muy duro. Si no corre las opciones aumentan. Ojalá que al final corra ya que es un atleta que da mucho color a las carreras y es un rival contra el que siempre me gusta correr y me gusta verle participando todos los años.

Este año se celebra la cuarta edición de la Zubiri-Pamplona, consolidándose como una de las competiciones más importantes en el calendario del atletismo navarro. ¿Cómo valora la prueba a nivel de exigencia del atleta y a nivel de competitivo?

-La verdad que es una prueba muy bonita. Que te corten toda la carretera en el recorrido y pode correr tranquilamente, el final en la Plaza del Ayuntamiento, la verdad que es un recorrido muy bonito. La organización es inmejorable y lo han demostrado año a año. Ya van cuatro ediciones y ojalá sean muchas más. Es una carrera muy bonita.

Sobre el recorrido, ¿qué parte de la carrera es la más exigente?

-El recorrido la verdad que es bastante favorable. Tiene algún tramo con alguna cuesta de bastante pendiente pero, en general, bastante favorable. Al final, al ser 21 kilómetros, cada metro acaba pasando factura, sobre todo la última subida desde los corralillos hasta la Plaza del Ayuntamiento. Con todos los kilómetros que llevas encima, la Cuesta de Santo Domingo se hace el tramo más duro, pero con toda la gente que te va animando y dando su apoyo en esa parte, se hace mucho más llevadero el final.

El pasado martes se anunció que, a partir de 2020, la prueba se disputará en abril. ¿Qué le parece este cambio?

-Abril es una buena época para correr. Hay muchas carreras aprovechando el buen tiempo, pero va a ser igual de bonita y seguro que va a tener la misma aceptación sea en abril o en octubre.

El año pasado hizo los últimos 11 kilómetros en solitario. ¿Va a seguir alguna estrategia diferente este domingo?

-Lo primero es ver como se sale y cómo están los rivales. No tengo una estrategia definida previamente. Hay que estudiar a los rivales y, según vaya la carrera, optaremos por un ritmo u otro.

Después de la victoria de 2018, ¿se afronta este año con la misma ilusión?

-Sí, por supuesto. Una carrera de estas características siempre ilusiona y siempre apetece ganar. Da igual que el año pasado lograse la victoria, las ganas de volver a lograr el triunfo están igual de intactas. Es algo que nunca cambia.