La batuta de Altuna

El de Amezketa conquista la txapela del cuatro y medio de San Fermín frente a Iñaki Artola tras trazar un ejercicio de superioridad en el Labrit

09.02.2020 | 18:53
Jokin Altuna, con la txapela de campeón del Cuatro y Medio de San Fermín, junto a Artola.

El de Amezketa conquista la txapela del cuatro y medio de San Fermín frente a Iñaki Artola tras trazar un ejercicio de superioridad en el Labrit.

Duración: 53:15 minutos de juego; 13 de tiempo real.

Saques: 2 de Altuna III (tantos 19 y 22) y 4 de Artola (tanto 2, 3, 9 y 10).

Faltas de saque: 1 de Artola.

Pasas del Cuatro y Medio: Ninguna.

Pelotazos: 263 pelotazos a buena.

Tantos en juego: 10 de Altuna III y 6 de Artola.

Errores: 3 de Altuna III y 9 de Artola.

Marcador: 1-0, 1-1, 1-3, 3-3, 10-3, 10-5, 12-5, 12-6, 13-6, 13-7, 16-7, 16-10, 20-10, 20-13 y 22-13.

Incidencias: Final del Cuatro y Medio de San Fermín disputado en el frontón Labrit de Iruñea. Lleno. En el primer partido, Peio Etxeberria-Tolosa ganaron a Arteaga II-Larunbe (16-22).

Bilbao - Jokin Altuna conquistó ayer su primera txapela del Cuatro y Medio de San Fermín. Fue a la tercera. En 2017 y 2018, el amezketarra no pudo llegar al cartón 22. La historia cambió en la matinal sanferminera, en la que el pizpireto puntillero de Amezketa ejerció un dominio tiránico sobre Iñaki Artola, al que le costó armar el remate, demasiado afanado en buscar la violencia del pelotazo. Altuna III, por su parte, tiró de genética y mando. Y es que, en el dominio del centro de la cancha estuvo el quid de la cuestión. El de Aspe, pelotari hasta el tuétano, se atornilló al centro de un volcánico Labrit de Iruñea para cobrar los peajes del esfuerzo de su contrincante, que tuvo que navegar a contracorriente, fuera de foco. Entonado desde el inicio, Altuna III fue un dictador en la apertura de la feria de San Fermín. Una fiera. Intratable. Buscó los pies de un contrincante más largo y Artola acabó pagando los platos rotos de una estrategia tan efectiva como efectista. El de Aspe fue superior en todas las parcelas y Artola, muy potente físicamente, notó los rigores del 7 de julio, que siempre se caracteriza por un calor intenso, un ambiente embriagador y un ritmo industrial.

Y eso que el delantero de Baiko inició el tajo por delante. Amasó una distancia de 1-3 (el primer tanto fue estupendo), sumando dos saques en la tacada. Aun así, la confianza de un Jokin en el cénit del curso derrumbó las fallas con una tacada de nueve tantos. No perdonó el guipuzcoano. Armado con el remate y una visión técnica privilegiada, sacó perfil de arquitecto en la búsqueda de las esquinas y el cuentakilómetros de Iñaki se disparó. Jokin cruzó bien y no erró en la defensa de aire. Bien plantado. Un tótem. Artola, abrumado, no fue capaz de frenar la sangría (10-3). Además, intentando recortar distancias, el de Baiko incurrió en demasiados errores que acabaron por deshilachar aún más la final del acotado iruindarra. Con tanta diferencia en el luminoso, Altuna III supo contemporizar y continuó en una dinámica alcista que le sirvió para hacerse con un cetro que se le escapó dos años. Artola, desmadejado, sufrió, incómodo, incidiendo demasiado en un pelotazo largo que no pudo sacar de su sitio a su rival, espléndido en la defensa de aire. Galones. Ritmo. Batuta.

La feria de parejas Por otro lado, la feria de San Fermín se abrió ayer en la sesión vespertina con victoria de Oinatz Bengoetxea y Ander Imaz sobre Iker Irribarria y Julen Martija (18-22). El delantero de Leitza y el guardaespaldas de Oiartzun superaron al campeón del Manomanista y el zaguero de Sakana en 485 pelotazos (65 minutos). El puntillero navarro estuvo acertado en el remate y consiguió doce cartones.

Además, Mikel Urrutikoetxea entra en juego en el Labrit de Iruñea hoy, a partir de las 22.15 horas. El puntillero mezcla con el joven zaguero Jon Mariezkurrena, que está a punto de cumplir un año en el campo profesional, frente a los potentes Joseba Ezkurdia y José Javier Zabaleta. Los campeones del Parejas de 2018 son firmes candidatos al cetro de San Fermín.