La séptima para Urriza

Remonte/ El de Pamplona sufrió para superar a Endika en la final del torneo Kutxabank

26.09.2020 | 23:23
Urriza lanza la pelota durante la final de ayer. Fotos: Maialen Andrés

Urriza30

Endika27

Marcador 0-5, 2-5, 2-6, 3-6, 3-7, 4-7, 4-9, 6-9, 6-11, 11-11, 11-12, 12-12, 13-12, 13-13, 14-13, 14-14, 14-15, 15-15, 16-15, 16-16, 16-18, 19-18, 19-19, 20-19, 20-20, 21-20, 21-21, 26-21, 26-23, 27-23, 27-27 y 30-27.

Frontón Galarreta (Hernani).

pamplona – Javier Urriza se caló su séptima txapela de campeón del Individual de remonte –sólo le supera Koteto Ezkurra, con 11– tras ganar 30-27 a Endika en la final del Torneo Kutxabank. El de Pamplona, que en noviembre cumplirá 39 años– sufrió muchísimo para ganar a un Endika Urrutia muy valiente y que ofreció mucha resistencia. El de Saldias arriesgó, hizo los tantos más espectaculares e incluso fue gran parte de la final por delante, pero Urriza supo sufrir, defendió, sudó, remontó malos momentos y supo cerrar una final espectacular a pesar de que también contó con errores. Fue una final emocionantísima y que tuvo de todo y los aficionados lo agradecieron.

El campeón comenzó frío y con un par de tantos de jugada, un buen saque y dos tacos llevaron el 0-5 al marcador. El partido iba rápido, sin apenas peloteo y así transcurrió hasta el 4-9. Ahí se calentó el colorado con un buen peloteo y del 4-9 se pasó al primer empate en el once iguales. Comenzaba un nuevo partido, aunque Endika seguía serio y arriesgando.

Urriza no lograba despegarse y no cogía más de un tanto de ventaja. Hubo empates a 11, 12, 13, 14, 15, 16, 18, 19, 20 y 21. No cabía más emoción a pesar de que Urriza cometía más faltas de saque de lo habitual, hasta cinco a lo largo de todo el partido.

El 16-18 cayó del lado de Endika tras ser el tanto más duro hasta ese momento. Con buenas carreras, defensas y un pelotazo final a la chapa de arriba de Urriza.

En el 20 iguales se repitió de nuevo un tanto largo y peloteado. Esta vez el que tuvo que defender pelotas imposibles fue Urriza. Llevó un rebote imposible y en la recuperación fue capaz de terminar el tanto. Se puso por delante (21-20) y a pesar de que el siguiente cayó del lado de Endika (21-21) el cansancio fue haciendo mella en el zaguero de Saldias.

Los siguientes cinco tantos cayeron del lado colorado, cuando mejor sacó, para marcharse 26-21. Eso sí, Endika no había llegado a su primera final para regalar nada y estaba dispuesto a ponerle las cosas imposibles a Urriza y casi lo consiguió. Volvió a coger el mando en el peloteo, tres saques excepcionales y un fallo de Urriza devolvieron el empate al marcador, 27 iguales, el undécimo de la final. Comenzaba una nueva final, esta vez a tres tantos.

Y los tres tantos cayeron del lado de Urriza, ahí la experiencia y saber estar le ayudaron. No se puso nervioso y restó bien un mal saque de Endika para ponerse por delante (28-27). El 29-27 subió con una gran defensa y el 30-27 tras un resto de Endika que se quedó corto y llegó el de Pamplona para terminar el partido. Estar fino en los momentos clave y no acertar al 100% en el caso de Endika dieron la txapela a un Urriza que sufrió más de lo esperado.

El saque no fue decisivo en la victoria. Urriza hizo más tantos, ocho por cinco, pero también cometió más faltas cinco por uno.

"He sufrido mucho, he estado incómodo. Ahora sabe a gloria esta txapela"

javier urrutia

Remontista